postojna

HACIA ESLOVENIA, TRES MOTOS, CUATRO CORAZONES.

  • octubre 18, 2013
HACIA ESLOVENIA, TRES MOTOS, CUATRO CORAZONES.

 

¿Qué hace falta para realizar un viaje de 4500 kilómetros en moto?

Cuatro apasionados de las 2 ruedas y la aventura salimos a averiguarlo un 15 de junio de 2013.

3 4 loc@s

Fernando Sánchez sobre una Vulcan llena de música, música de la buena que amenizará nuestro largo recorrido, Mar Jusdado pilotando su elegante Custom, Rafael Enguídanos cierra la formación con la gran Vulcan de piel de serpiente. Rafa es acompañado en el asiento de atrás por Helena Careaga fotógrafa oficial de este grupo de sanos locos quien robará momentos de la ruta para convertirlos en eternos recuerdos mientras echa de menos a su flaca Virago que ha quedado en el garaje (hacer fotos y conducir al mismo tiempo es complicado).

2 Una viraguera fotógrafa oficial

10 Eslovenia, llueve de repente

 

 

 

 

 

 

Comenzamos llenando el depósito con la vista puesta en nuestro primer destino que tras unos pequeños descansos por nuestra tierra habitual alcanzamos con no demasiado esfuerzo.

Llegamos a Francia, nuestro primer reto, una circulación atrevida y unas cuantas vueltas a las rotondas para encontrar la entrada a nuestro primer alojamiento nos daban la bienvenida. La primera parada fue breve, ansiosos por recorrer kilómetros y descubrir nuevo asfalto.

Continuamos atravesando el país, compartiendo sensaciones intercomunicados a través de bluetooth de dos en dos. Pronto empezamos a vivir experiencias. De todos es sabido la suerte que tenemos los moteros para aparcar en la puerta de nuestro destino. Pero nuestra llegada a Mónaco nos iba a demostrar que hay lugares en los que los metros cuadrados de terreno están más que saturados. Así que decidimos cambiar de nacionalidad y hacernos los suecos por un momento mientras fotografiábamos la fachada del Casino sin siquiera bajarnos de las motos.

 

6 casino montecarlo4 en francia

 

Seguimos viaje y alcanzamos el segundo país ajeno a atravesar, Italia. Un lugar de circulación tan caótica como el italiano que hablan en el sur. Tras pasar el cartel que indica el cambio de territorio político iniciamos nuestra siguiente misión, conseguir una instantánea en cada señal de país, lo que se vuelve divertido para unos y desesperante para otros que ven que cegados por el deseo de plasmar en imagen ese recuerdo paramos las motos en cualquier sitio dispuestos a encontrar el cartel indicativo.

Aventurados y deseosos de no perdernos ni uno de los rincones por los que pasamos solíamos llegar a horas poco europeas a iniciar nuestra búsqueda de alojamiento.

 

17 PisaITALIA

Creo en las casualidades y en este viaje he podido confirmar que existen. Al llegar a Trieste, como buenos españoles nos ponemos a leer las “instrucciones” cuando ya estábamos allí. Una breve guía de viaje nos contaba que junio es el peor momento para buscar alojamiento sobre la marcha ya que es uno de los momentos más fuertes para el turismo. Tras abrir los ojos, tragar saliva y pestañear un par de veces echamos las fuerzas que nos quedaban en evitar dormir a la intemperie o sobre las motos aparcadas en algún oscuro lugar. Después de un intento y una indicación que no terminamos de entender muy bien llegamos a un pueblo llamado “Opicina”. Al principio desierto hasta llegar a las calles centrales donde un hombre que compraba pizzas nos mostró uno de los lados más bonitos que tiene el ser humano, su ayuda.

15 Ferrara Castillo sufre terremoto14 Ferrara, limpio tranquilo y cuidado

 

 

 

Nos guió con su vehículo al que seguíamos a duras penas a velocidad italiana por oscuras calles sin conocer dónde íbamos a parar pero realmente ¡deseábamos parar a descansar! Así pues depositamos toda la confianza que pudimos en llegar a buen puerto. La maravillosa casualidad hizo que el comprador de pizzas tuviera unos amigos que alquilaban una pequeña, impoluta y tremendamente acogedora casa en régimen de bread & breadfast.

Había que celebrarlo, una cena todos juntos en el patio y un Juan Daniel fresquito antes de darnos las buenas noches entre nosotros y a las Vulcan que se portaron de matrícula de honor desde el inicio hasta el fin.

Invertimos cuatro días en aterrizar en Eslovenia, el país que nos acogería otros tantos y donde compartiríamos tiempo y espacio con un gran número de moteros de diferentes nacionalidades en la concentración Vulcan Riders Slovenia.

13 Viaje de regreso, vuelve a llover9 Por Eslovenia-rec

8 Vulcan Riders Slovenia

 

 

Mientras estuvimos allí, vivimos envueltos en verdes parajes, curvas de las de verdad, interminables valles y colinas y hasta una lluvia torrencial que compartimos resguardados con un grupo de vacas que pastaban a cubierto.

En Eslovenia pudimos visitar la inmensa cueva de Postojna, húmeda y lúgubre como todas pero altamente interesante por la fauna que habita y que es mostrada en urnas a los visitantes como es el misterioso Proteus.

Postojna EsloveniaIMG_5221

 

 

 

Otra de las rutas que no quisimos perdernos fue Bled, una pequeña isla en medio de un azul lago que derrocha belleza pero a nuestro modo de ver altamente explotada para el turismo. “Si se toca la campana de la iglesia de Santa María de la Asunción mientras se pide un deseo, la Virgen lo hará realidad” cuenta la leyenda. Muchos por devoción y otros por pura curiosidad o tradición acuden al interior de la iglesia para hacer sonar la campana eso sí, con su previo paso por taquilla para adquirir un ticket que da acceso al edificio.

De la misma manera hay que rascarse el bolsillo para llegar a la isla donde se encuentra dicha iglesia ya que el único medio de transporte es la barca. Barcas de diferentes tipos pero todas gestionadas por empresas.

 

Lamentablemente el tiempo pasa y hay que empezar el viaje de vuelta sin apenas haber podido coger fuerzas.

Iniciamos el regreso sumergiéndonos en frondosos y verdes valles interminables pero acogedores que serpentean sorteando las fronteras políticas de Eslovenia e Italia.

Ya en el interior encontramos los recientes efectos de un intenso terremoto ocurrido hacía sólo 3 días de nuestro paso. Un movimiento de 5.2 grados de magnitud había desprendido partes de la montaña sepultando tramos de carreteras y afectado incluso a algunas construcciones en las ciudades.

11 Eslovenia impresionante paisaje

La decisión de realizar parte de nuestro regreso en barco nos hacía ganar algún día más por lo que nos permitimos recorrer algunos rincones de Italia.

Ferrara, el universo de las bicicletas. Una ciudad con gran actividad pero un ritmo calmado gracias al silencio y sensaciones que aporta el hecho de que una gran parte de su población utilice la bicicleta como medio de transporte.

El Castillo Estense de Ferrara nos mostró la fuerza de la naturaleza, muchos frescos se encontraban en restauración debido a los pasados terremotos sufridos en la zona.

Unos kilómetros más nos hicieron falta para alcanzar La Spezia, un puerto con 5 pueblos anexos bañados por el mar de Liguria de no demasiado fácil acceso para el habitante. Eso sí, el turista disfrutará como disfrutamos nosotros aparcando las motos por un día y cambiando el asfalto por el mar y los raíles del tren, los dos medios de transporte que acercan al turista a los curiosos paisajes de las Cinque Terre. Paisajes que muestran la habilidad del hombre para sacar partido al terreno desarrollando una particular técnica agrícola.

7 Opicina, Trieste casa Alexandro9 Por Eslovenia-rec

 

Apurando las últimas horas antes de zarpar desde Livorno, pusimos nuestro granito de arena en la conservación del patrimonio italiano realizando una fotografía sujetando la Torre de Pisa dándole así un año más de vida en pie como reza la tradición.

 

Livorno. Finalmente comprobamos que las motos están bien sujetas en el barco, a prueba de marejadas, visitamos el camarote y nos vemos inmersos en nuestra propia crónica del viaje que aún sin terminar ya echamos de menos. Recordamos la suerte que hemos tenido con todos nuestros alojamientos, la amabilidad de algunas personas con las que nos cruzamos, las curvas eslovenas y la gran aventura que se ha convertido en nuestra mejor anécdota, conseguir hielo para las copas y el café en Eslovenia e Italia es misión casi imposible.

Bled 112 Bled

 

16 La Spezia cinque terre1 GPS Resumen

 

 

Articulo y Fotos:  Helena Careaga

 

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/viewtopic.php?f=37&t=34#p38

 

NOTA  sobre PROTEUS ú OLM en Wikipedia:  http://en.wikipedia.org/wiki/Olm

El olm , o Proteus ( Proteus anguinus ), es la única especie de cordados cavernícolas que se encuentran en Europa. En contraste con la mayoría de los anfibios , es totalmente acuática , y come, duerme, bajo el agua . Vivir en cuevas que se encuentran en los Alpes Dináricos , es endémica de las aguas subterráneas que fluyen a través de una amplia zona caliza de karst de Europa central y sudoriental, en especial el sur de Eslovenia , la cuenca del río Soca , cerca de TriesteItalia, el suroeste de Croacia y Herzegovina, y principalmente en la gran cueva de de Postojna, Eslovenia .

 

 

 


Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisita nuestro Google+