Mundo Clasicas

Haciendo una Café Racer. De BMW K75 a BMW Café Racer.

  • enero 10, 2016

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00082_BN

Haciendo una Café Racer. De BMW k75  a BMW Café Racer.

Hoy nos embarcamos en una aventura en la que muchos han pensado y proyectado alguna vez y que si no se han lanzado a acometerla es, seguramente, por no saber muy bien como llevarla a la práctica debido a los deferentes aspectos que comporta emprender y llevar a cabo un proyecto como éste. Esa aventura no es otra que la de transformar tu moto, esa moto de carretera de los años ochenta o noventa en una auténtica Café Racer. Os llevaremos por el camino hacia esa transformación, si queréis ¿Os animáis…?  Pues manos a la obra.

Todo empieza en el momento en que, David, decide transformar su veterana BMW K75 del año 1989, con algo mas de 89.500 km, en una Café Racer. Decisión que, como comprenderéis, no se toma de la noche a la mañana, sino que se va gestando en la mente de David durante meses. En esos meses va transformando, mentalmente, esa moto de sus sueños. La ve en color verde, amarillo, azul, con esta o aquella configuración, hasta que por fin la ve en ese color en que solo pensar en ella  hace que se le ilumine la cara, viéndola en su imaginación con ese manillar, esas empuñaduras, asiento, etc., etc.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00054JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00090

David habla con personas conocidas, mas o menos cercanas, y con sus amigos de su proyecto. Unos piensan que no está muy bien de la cabeza, otros, por el contrario, se entusiasman con su proyecto al oírle hablar de él con esa vehemencia, con esa pasión,  pasión que transmite de forma tan vívida. Todos ellos tratan de darle consejo, opinión, ideas para su proyecto. Con  buen ánimo, con buena intención y tratando de ayudar para que el proyecto llegue a buen puerto. Pero esto, más que ayudar, lo que hacen en David, tal vez, es generarle dudas, no tanto en el “qué” pero si en el “cómo”. Por eso se pone en contacto con un buen equipo de profesionales que le puedan ayudar a clarificar y visualizar su idea y le asesoren en cual puede ser la mejor manera de lograr realizar su sueño, su proyecto. No olvidemos que una modificación como la que se pretende realizar debe contar con el correspondiente proyecto realizado por un ingeniero, visado y posteriormente pasar la moto, para su completa autorización y legalización,  por la I.T.V.

Nosotros, MyULM, llegamos cuando el proyecto ya está apenas en marcha y lo que pretendemos es dar constancia, reflejo e imágenes de como empieza y finaliza ese proyecto realizado en la práctica por Trak Motos.

Haciendo una Café Racer.

La idea de David es general, sabe que quiere transforma su K75 en una Café Racer, pero no sabe realmente como hacerlo y como puede ser el trabajo a desarrollar en esa transformación. Lo primero que le piden en Trak Motos es que les explique cuál es su idea sobre la transformación en sí. Por lo que se reúnen con David en varias ocasiones y van dando forma a la idea. Claro está que en toda transformación lo importante es tener una moto previamente sobre la que se quiere realizar el proyecto en cuestión, moto que, como ya hemos comentado, David ya posee, aunque no todo aquel que  quiere una moto de éstas característica la tiene previamente. Pero eso no tiene por qué ser un problema, tan solo es cuestión de conseguirla o que te la consigan, para eso están profesionales como Trak Motos o cualquier otro profesional del sector,  y así tener una base sobre la que te gustaría realizar tu proyecto y no tienen por qué ser una BMW, puede ser una Guzzi, una Norton o cualquier otra marca que se os ocurra, eso sí, todo en función de la capacidad económica de cada cual.

En este caso, tal como os hemos anticipado, la transformación se va a realizar sobre una BMW K75  de 1989. Moto que en su época era la “number one” de las carreteras y que hoy en día sigue teniendo una gran robustez, tanto de chasis como mecánica para seguir devorando km durante muchos años. Es innegable que la fiabilidad de esta moto y un buen mantenimiento la hacen prácticamente eterna.

Vayamos a la transformación propiamente dicha. En ella se van a realizar una serie de modificaciones estructurales y sustitución de elementos que vienen de serie por otros realizados expresamente para éste caso concreto o adaptados. En algún caso tan solo se adecuarán y pintarán.

Lo primero es revisar la moto y comprobar que su funcionamiento es correcto ya que de no ser así habrá que realizar las reparaciones o puesta a punto de aquellos elementos que lo necesiten, labor que, como es lógico, estaría fuera del presupuesto de transformación propiamente dicho. Y no  olvidemos que nos encontramos ante una moto que ya ha recorrido más de 89.500 km.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00030JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00038

A continuación se desmontan los diferentes elementos de la moto, se retira el motor, embrague, carburación, tornillería, manillar, etc. y se procede a sustituir los diferentes consumibles, embrague y se realiza una limpieza a fondo de los diferentes elementos y especialmente el motor, ya que se procederá posteriormente a pintar el motor en este caso en color negro mate.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00035JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00032

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00037JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00040

Por otra parte se procede a modificar el chasis,  acortando la longitud total de la moto en 30 cm. e instalando y soldando  los nuevos soportes de forma que se ajuste el asiento con colín que se ha fabricado en fibra de vidrio especialmente para esta transformación. El colín es desmontable y bajo él se encuentra un asiento para un posible acompañante. Ambos asientos se han confeccionado artesanalmente en cuero natural de primera calidad cosido a mano en forma de rombos. Quedando estéticamente integrados en el asiento y dándole esa linea tanto ergonómica como aerodinámica a la moto.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00011JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00050

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00055JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00104

Mientras, una vez limpio y desmontado el motor, se lleva a pintar junto con el depósito de combustible y las partes de fibra del asiento. El motor se va a pintar en negro mate con pintura para motores resistente al calor. Por su parte, la pintura para el depósito y el asiento se va a confeccionar manualmente, realizando las diferentes mezclas hasta alcanzar el tono deseado por el cliente y se procede a su pintura a mano y secada a horno posteriormente. Queremos hacer hincapié en este tipo de cuestiones como el cosido a mano de las partes que van en piel natural de primera calidad, o en las diferentes mezclas de pintura realizadas a mano hasta alcanzar el color y tonalidad deseado por el cliente. Todo eso comporta por una parte una gran calidad de acabado y por otra una exclusividad de la moto finalizada, no solo ello estético, sino en su confección y modificación haciéndola única, esto es…¡¡Que no hay otra igual en la carretera!!

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00047JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00046

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00044JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00048

 

El depósito, una vez pintado se sustituye el tapón de llenado original por uno más acorde al nuevo estilo Café Racer. Junto con la nueva cúpula, pintada del mismo color que el depósito y el asiento, se integra perfectamente en el conjunto ya que, a pesar de ser piezas independientes, da la sensación que nace desde el propio depósito de combustible.  La cúpula y el semicarenado son tipo Guzzi Lemáns y, al igual que el asiento y colín, están realizados en fibra de vidrio. La pintura de estos elementos se ha realizado en diferentes fases con tres capas de pintura y dos capas de barniz-laca con alta y excelente resistencia al rayado y con alto brillo. Con su posterior secado y endurecido en horno.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00060JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00057

 

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00001JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00066

Otro de los aspectos modificados son los pilotos de intermitencia. En este caso se ha optado por instalar unos pilotos tipo led que pasan completamente desapercibidos a simple vista con lo que no rompen la estética general de la moto. Pero eso sí, cuando son necesarios y se activan se ven más y son mucho más luminosos que cualquier otro tipo de piloto intermitente. Con lo que la seguridad y su pase por I.T.V. están garantizadas.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00075JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00068

 

El nuevo manillar pasa a ser un “semimanillar” o también llamado un “dos piezas”, donde los puños se han guarnecido en piel natural cosidos a mano y los retrovisores cromados  van situados al extremos de los puños, configurando un perfecto aspecto retro.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00010JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00086

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00087JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00088

También se ha procedido a sustituir los latiguillos de freno por unos metálicos nuevos. Cambiando así la estética de los mismos y mejorando su calidad de frenado al no esponjarse como los de goma.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00065JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00063

Los estribos o reposapiés también se han sustituido. En este caso se han instalado unos tubulares de aluminio con biselados que facilitan y aumentan el agarre del calzado al pilotar la moto.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00073JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00072

Tras todas las modificaciones, revisiones y pintura llega el momento de montarlo todo sobre el chasis modificado e ir comprobando su correcta instalación. Una vez instalados todos los elementos, motor incluido, hay que ponerlo en marcha y comprobar el correcto funcionamiento. En este caso tuve la posibilidad de probar la moto nada más terminarla.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00081JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00083

La estuve probando tanto en carretera como en ciclo urbano con una sensación de que estaba probando una moto nueva, ya que su motor tanto por potencia, comportamiento respuesta daba la sensación de ser de estreno y como he comentado antes ya tenía más de 89.500 km recorridos. La única pega al inicio de la prueba era que el freno delantero no respondía adecuadamente, pero precisamente para eso están las pruebas, para comprobar todos y cada uno de los elementos. De vuelta al taller lo comenté con el equipo de Trak Motos y procedieron nuevamente a ajustarlo y sangrar el circuito por si hubiera quedado alguna burbuja de aire en el mismo. Una vez ajustado lo volvimos a probar y su comportamiento era el adecuado y con total fiabilidad.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00079JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00109

Uno que ya ha probado muchas motos y desde hace muchos años, más de los que me atrevo a reconocer, puedo decir que la sensación al pilotar esta K75 Café Racer es realmente como transportase al pasado donde este tipo de  motos abundaba y  sentir sus prestaciones resulta algo absolutamente fantástico. Es como si el tiempo se hubiera detenido y solo existiera moto y piloto, donde prima la conducción sobre la tecnología, el pilotaje y la pasión sobre la informática. En fin una auténtica gozada,  como estará sintiéndolo ahora mismo David sobre su flamante K75 Café Racer.

JCCS_BMWK75RT-CafeRacer_00082bitono2

Atravesando la barrera del tiempo con la BMW K75 Café Racer

Queremos dar las gracias a Trak Motos por permitirnos haber compartido la experiencia de esta transformación y poder probar el resultado final de la misma.

Por ultimo indicar a nuestros lectores que una transformación de éste tipo puede estar en un precio que oscile entre los 8.000,-€ y los 15.000,-€, solo a nivel orientativo, todo dependerá de lo que cada cual quiera hacer en la moto, por lo que esos precios pueden subir o bajar. En este caso concreto el precio final ha sido de 12.000,-€.   Asimismo, no debemos olvidar que una transformación de éstas características, con un proyecto que permita no solo que la transformación sea un éxito, tanto estético como mecánico y practico, sino que además conlleve su homologación con la emisión de una nueva ficha técnica por parte de la I.T.V. resulta no solo complicado sino que requiere un gran número de horas de trabajo de un equipo de profesionales sobre la moto, de diseño, pintura, electricidad, etc., etc.

Lo primero a tener en cuenta es si se tiene una moto a transformar o hay que adquirirla. Lo segundo es ver si la parte mecánica solo necesita un poco de limpieza o necesita una reparación, que puede ser importante o no. Y lo tercero que tipo de transformación se quiere realizar, en función de esos tres parámetros tendremos cual es coste de nuestro proyecto de, como en el caso de David, nuestro sueño.

En la galería fotográfica hemos incluido fotografías que, si bien no tienen una calidad adecuada para su publicación, las hemos incluido por su valor como referente del ingente trabajo que conlleva un proyecto de ésta naturaleza. Esperamos que nuestros lectores sean conscientes de ello y sepan valorarlas a pesar de que, repetimos, no tengan el estandar de calidad que pretendemos mantener en MyULM. Gracias a todos por ello.

 

Artículo:  Juan Carlos Cobos

Fotografías:  Gonzalo Iezzi y Juan Carlos Cobos

Diseño, Maquetación y Edición: Juan Carlos Cobos

Proyecto y Realización:  Equipo Trak Motos Villalbilla

A modo de breve información técnica:

Ficha técnica:  BMW K 75 
Periodo de fabricación: 1986 – 1996
Motor: 740 c.c.
Potencia: 75 C.V. / 8500
Peso: 227 kg
Velocidad: 195 km/h
Esta versión touring de la K75, se dotó a la moto de un semi-carenado ancho que protege en parte al conductor del viento y de la lluvia. Permitiendo realizar largos viajes con un nivel de protección y comodidad notables para su época.

Careta Videos-960 pxTrack

GALERIA FOTOGRAFICA


Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisita nuestro Google+