RUTAS EN MOTO

¡¡52.000 veces gracias!!

  • septiembre 13, 2015
¡¡52.000 veces gracias!!

52000-1

Hemos superado la barrera psicológica de los 50.000 amigos que nos siguen, es más, hemos superado la de 52.000 amigos siguiéndonos y compartiendo nuestras mismas pasiones, gustos e intereses.

Amigos de las motos, en cualquiera que sea la modalidad de las mismas. Amigos de los ultraligeros, igualmente en sus diferentes modalidades y categorías. Amigos a los viajes, a los coches, al mundo del motor en definitiva.

Creemos que en éste tiempo nos hemos ido diferenciando del resto de webs que tratan temas similares y  vamos a seguir, con la ayuda de todos vosotros, tratando de seguir siendo distintos, diferentes en os contenidos y en la forma. Para ello esperamos cuantas opiniones, sugerencias, artículos, fotografías y comentarios queráis ir enviándonos.

Una vez más, gracias a todos.

MyULMCareta Videos-180px

León y Cuevas de Valporquero

  • julio 21, 2015
León y Cuevas de Valporquero

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00033

León y Cuevas de valporquero

 

Organizamos una salida de fin de semana  a León, con visita a las cuevas de Valporquero.

Los participantes, 6 parejas, decidimos salir escalonadamente de Madrid, para encontrarnos a lo largo de la tarde del viernes en el Hotel de León.

Hemos elegido como punto de encuentro el Hotel Alfonso V, por su situación, en pleno centro, y a escasos metros de la ciudad monumental.

Tras un trayecto de 330 km, hechos todos por vía rápida, AP 6 y A66, llegamos a León en apenas 3:15. Eso si, paradita en Rueda, en Casa Lola, para estirar las piernas y reponer fuerzas con un “bocatín” de jamón y una coca cola (hay que conducir).

El Hotel Alfonso V se encuentra en la calle Padre Isla 1, esquina plaza de Santo Domingo. Nos han hecho un precio muy especial por noche, así que mejor que mejor.

Tras asearnos un poco, nos reunimos todo el grupo en la recepción del hotel para salir de copas por el barrio húmedo. ¡Ambiente a tope!. Parece la Gran Vía en hora punta. Mucha animación.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00011

Nos dirigimos tranquilamente hacia la Catedral, y, sorpresa, toda la zona está llena de tenderetes del un mercado medieval. Por haber, hay hasta romanos, suponemos de la Legio VII desfilando y controlando a los mercaderes.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00050CCERON_LEON_Valporquero_2015-00051

Se pueden comprar productos de artesanía o comer un asado de cochinillo en la forma tradicional. Al menso curioso.

Bajamos por la calle Mariano Dominguez y paramos en el Bar Lorenzo… Un corto de caña, por favor. El camarero nos pregunta… Sopa de ajo, Ibéricos o tapa de queso. Y  nos pone el corto de caña con una cazuela de sopa de ajo por persona… Precio 1,50 … No se si llegaremos a cenar.. je je

Seguimos el camino y llegamos a la Plaza Mayor, recientemente rehabilitada… Aquí nos encontramos un Hummer blanco con varias niñas vestidas de mejicanas seguidos por un grupo de Mariachis cantándolas… Se nos dice que es una despedida de soltera.. A lo largo del fin de semana veremos muchos grupos de chicos disfrazados. Al parecer este es un destino típico para las despedidas de soltero.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00007???????????????????????????????

Seguimos nuestro camino y llegamos a la plaza de San Martín, nos espera el restaurante el Racimo de Oro para la cena. Previamente tomamos otro corto de caña, esta vez con un plato de queso de la tierra. Cenamos en la bodega. Todos comentamos la belleza del lugar.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00005

Menu:  De primero, picoteo de productos de la tierra, Chorizo, cecina y jamón; Lengua; pastel de puerros con salsa de gambas, etc.. Demasiados entrantes.

De segundo, Chuletón fileteado y secreto ibérico

Para terminar, un  surtido de postres, todo esto bien regado con vino .

Precio por persona .- 35 € (incluido propina)…. No está mal para todo lo que hemos comido.

Salimos del restaurante y paramos a tomar una copa en el Apple Green, también en la Plaza de San Martín. Parece que somos los decanos del bar… . Ya es hora de volver ya que mañana a las 11:00 debemos estar preparados para salir para las cuevas de Valporquero.

Sabado.

A las 10:00 quedamos en el Restaurante del Alfonso V para desayunar y prepararnos para el camino. Buffet libre, así que no perdonamos los revueltos con bacón… A la vuelta habrá que pensar en ponerse a dieta.  11:00 todos listos para salir

Consultamos el GPS para la mejor dirección hacia las cuevas de Valporquero… La dirección es Valporquero de Torio.

Los GPS recomienda la ruta por la N630 hacia La Robla para luego tomar la carretera CL 626 dirección Roble de la Cueva y terminar en la LE 311 hacia Valporquero de Torio.- Distancia 51 Km y tiempo 1:10 (ver mapa adjunto)

Por mi parte prefiero y recomiendo tomar directamente la carretera LE 311 que va directa por una zona de gran belleza… Supongo que los GPS tienen tendencia a coger carreteras nacionales, pero quien quiera disfrutar del paisaje, este camino no defrauda. Es una carretera de doble sentido, pasando por pueblecitos encantadores y acompañados todo el camino por el río Torio.. Pero ¡quien tiene prisa!  Hay que disfrutar del paseo, aunque a veces no se pueda adelantar. Mas o menos se tarda una hora en llegar, pero con paradas fotográficas por el camino.

A medida que nos acercamos a las cuevas, nos vamos adentrando en los Picos de Europa, con sus altas montañas y desfiladeros. La visión es espectacular, y al llegar al pueblo de Vegacervera, entramos en las hoces de Vegacervera… Recomiendo ir despacio observando el paisaje; detrás de cada curva vemos grupos de personas haciendo escalada. Un paraíso.

Buscamos sitio para parar y hacer fotografías… Dificil elegir la mejor ubicación,.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00012CCERON_LEON_Valporquero_2015-00014

Finalmente aparcamos en el mirador de Vegacervera, y subimos a una elevada plataforma donde podemos ver el magnífico paisaje que nos rodea, Montañas, desfiladeros y el rio Torio como acompañante permanente.

El tiempo se nos ha estropeado ligeramente y nos cae una ligera llovizna, pero todo soportable.

El paisaje es una maravilla; El mirador, a unos 50 metros de altura sobre la carretera, consiste en una plataforma instalada en un risco, desde donde se puede observar la belleza del entorno, con sus elevadas montañas, que conforman la Comarca de la Montaña Central, cañones y valles, y con el sonido de los rápidos que el río Torío va generando en su loco avance hasta su desembocadura en el rio Bernesga.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00015CCERON_LEON_Valporquero_2015-00016

Tras un breve descanso, fotos de rigor, proseguimos ruta hacia Valporquero del Portillo, para ello, tras unos breves kilómetros recorriendo desfiladeros, tomamos la salida a la izquierda para subir por una carretera de pendiente excesiva, pasamos de unos 800 m a 1390 en unos escasos 5 km, y de un paisaje impresionante.

Tras pasar el pequeño pueblo de Valporquero de Torio, divisamos el gran aparcamiento que señaliza la entrada a las cuevas.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00021CCERON_LEON_Valporquero_2015-00020

Para visitar las cuevas de Valporquero se puede elegir dos rutas. La corta, más o menos 1,5 km que recorre unas 5 salas, o la ruta larga de unos 2,5 km y que permite ver las 7 salas visitables. El camino largo dura una hora y media, pero seguro que se os hará corta.

Nosotros optamos por la ruta larga. Precio 8,5 €/p.

Mientras esperamos que llegue la hora de salir, las 13:00, nos acercamos al bar y aprovechamos para informarnos de lo que vamos a ver.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00026CCERON_LEON_Valporquero_2015-00027

Las cuevas, abiertas al público desde 1966 presentan un itinerario visitable por el público de 1.300 m de longitud, y recorre siete salas a cada cual más espectacular con diversas formaciones geológicas, desde la sala de las pequeñas maravillas hasta la final de las maravillas.1

La entrada, se encuentra bajo el pueblo que le da nombre

La corriente subterránea ha ido socavando los terrenos creando dos niveles.. El nivel superior, 1.300 metros de longitud, es el que está habilitado para el turismo, mientras que en el nivel inferior, de 3.150 metros, se puede observar y sobre todo oir la corriente subterránea de agua que solamente se autoriza su visita a espeólogos y expertos con autorización previa de la Diputación de León.

La temperatura en la cueva es constante  durante todo el año, 7 grados centígrados, por lo que se aconseja llevar algo de abrigo y unos zapatos resistentes.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00029CCERON_LEON_Valporquero_2015-00030

Como ya he comentado, la ruta larga se compone de 7 salas y que, dada la cantidad de formaciones que vemos, y que mi corta memoria no me permite recordar he optado por transcribir la información oficial; Asi empezamos:

A la entrada nos espera el guía que nos acompaña en la visita. Entramos por un largo túnel excavado en la montaña para tras unos 50 metros salir a un valle en el que al fono, rodeado de árboles y plantas nos espera la entrada a la cueva y por tanto, la 1 Sala.

Al final del artículo os dejamos una amplia galería fotográfica.

1.- Boca de la Cueva

Después de un breve recorrido por el túnel de acceso, excavado en la roca de la montaña, se accede a la Boca de la Cueva, que ya nos avanza las espectaculares dimensiones de la Cavidad. Escondida en un hermoso y diminuto valle ciego, se abre la puerta al mundo subterráneo. Por la espectacular boca de cueva discurren las frías y cristalinas aguas del arroyo de Valporquero, que nos acompañan durante parte de la visita turística. La primera parada, bienvenida y explicación suceden aquí, en el umbral del desconocido y maravilloso mundo subterráneo.”

Aquí el guía nos explica datos de la formación de las cuevas,… Palabra, yo no había nacido… y nos comenta que a pesar de la dimensión de la entrada, esta se descubrió en la década de los 60, aunque se desconoce quien fue su descubridor… Supongo que algún pastor buscando refuio para el ganado.

Seguimos entrando y pasamos a la 2 Sala

2.- Pequeñas maravillas

Se sitúa al norte de la Gran Rotonda, destacando por las características formas que dan nombre y vida a sus espeleotemas, La Torre de Pisa, Las Gemelas o la ya famosa Virgen con el Niño, son aquí las primeras figuras que se van perfilando e iluminando ante nuestros ojos, formaciones que dejándonos llevar por la imaginación, nos permiten evocar figuras y monumentos ya conocidos.

No hay palabras para describir lo que estamos viendo, así que recomiendo la visita y procedo simplemente a enumerar lo que la guía nos va diciendo.

Sala 3

3.- Gran Rotonda

Es la sala de mayores dimensiones, con más de 100.000 m3 de vacío subterráneo.  A medida que descendemos hacia el centro de la sala, los techos blanquecinos se elevan y las paredes se alejan formando una bóveda natural de más de 20 m de altura, atravesada por el arroyo de Valporquero. En primavera, otoño e invierno, las lluvias le aportan cantidades ingentes de agua que saturan nuestros oídos, perdiéndose por la contigua sala de las Hadas. La Gran Cascada blanca como la nieve y el Fantasma, son logotipo y enseña de esta cavidad.

Sala 4.- preciosa

4.- Hadas

En época de lluvias el agua se precipita en una cascada de 15 m de altura, hasta perderse a través del  Curso de Aguas, piso inferior de la Cueva que transcurrirá invisible bajo nuestros pies durante el resto de la visita.

Sala 5

5.- Cementerio estalactítico

Siguiendo el antiguo curso del río, el camino se abre paso a través de un suelo repleto de estalactitas caídas y estalagmitas que afloran de forma caótica formando un verdadero Cementerio Estalactítico, dando un aspecto ciertamente siniestro.

Sala 6.- El nombre muy bien puesto

6.- Gran Vía

Continuando hacia el interior de la cavidad, nos adentramos en esta espectacular galería donde los estratos calizos afloran verticales, formando un estrecho pasillo de más de 200 m de longitud y alturas que llegan a sobrepasar los 30 metros

Desde el final de la Gran Vía, se observa el «Curso de Aguas en el nivel inferior y se nos comenta que esa zona no es visitable por el público pero se permite su visita a profesionales espeólogos donde pueden recorrer galerías y cascadas sin acondicionar aún por el ser humano.

En el centro de la sala y bordeada por el camino, se encuentra la Columna Solitaria, una esbelta columna que se eleva hasta perderse en una multitud de agujas estalactíticas. Después sorteamos oscuras y profundas simas bajo las cuales y tras 50 m de vacío, discurre el río subterráneo de Valporquero.

 

Sala 7

7.- Maravillas

Miles de puntiagudas estalactitas desenfocan nuestra vista apretándose en una catarata de color. Excéntricas, macarrones, abanderadas y todo un sinfín de espeleotemas saturan el ambiente taponando la cavidad y guardando sus secretos más íntimos. Llegados a este punto se inicia el camino de vuelta, que para los visitantes que por primera vez se adentren en una cueva quizás les invite a pensar durante la salida de qué maravillas nos ofrece la naturaleza y cuán importante es respetarla y cuidarla, aunque sólo sea por disfrutar de su belleza en todas sus formas.

 

Después de admirar las maravillas, alguno empiezan a aplaudir al guía, pero este nos avisa,  “ No hagáis eso, no queremos que se caiga alguna estalactita del techo..”, e iniciamos el camino de regreso, haciendo más fotos del lugar.

14:30, buena hora para ira a comer.—hemos reservado en un pueblo de la zona, “La Coladilla” en el restaurante La Rinconada.

Al pueblo se accede retrocediendo por el camino recorrido hasta llegar a Vegacervera, para allí, girar a la izquierda y tras 5 kilómetros estaremos en La Coladilla.

El restaurante, regentado por la familia propietaria, nos recibe su dueña. Nos tienen preparado el menú, por lo que no tenemos ni que pensar… Empezamos con un picoteo a base de productos de la regíon; Surtido de ibéricos, a destacar el chorizo picante, lengua escarlata, quesos y croquetas de jamón y demás productos deliciosos. Continuamos con un Carrileras estofadas y cabrito asado.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00047CCERON_LEON_Valporquero_2015-00046

Como piensan que nos vamos a quedar con hambre, la casa  nos invita a probar una cazuela de su especialidad en Chivo.   Es imposible comer todo lo que han puestos, y aún queda el postre.

Tras la comida, aprovechamos para adquirir en la tienda cecina y chorizo.

Antes de montar en los vehículos, un poco de relax por el pueblo, para intentar, sin conseguirlo, que la comida baje un poco. Se nota que estamos en la montaña, nos rodea un rebaño de vacas que bajan después de un día al aire libre.

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00048CCERON_LEON_Valporquero_2015-00049

Aunque nos cuesta, es hora de retornar a León, a ver si llegamos a tiempo de visitar algún monumento.

Tomamos la Le 311 dirección sur (León) y en apenas 440 min, esta vez sin paradas, llegamos a León antes del cierre de los monumentos más importantes.

Paseíto desde el hotel, hasta la colegiata de San Isidoro. Llegamos con tiempo para la última visita al panteón de los Reyes (cierra a las 19:00).. Just in time…

Nos recibe una guía, que como ella misma dice, está enamorada de la historia de León.

El pabellón de los Reyes, restaurado recientemente, es visita obligada.. Y ahora que presumen de tener el “autentico cáliz de Cristo” (Santo Grial), conocido como el cáliz de Doña Urraca, es todavía si cabe, mas instructivo.  Sobre el cáliz, toca pelearse con la Catedral de Valencia a ver quien tiene el real.

Por ahora, según los investigadores, parece que tiene mas probabilidades de ser el auténtico éste (el Cáliz de Doña Urraca)

Cuenta la tradición, y parece que hay documentación que lo corrobora, que el Cáliz entra en España como un regalo de  Ali ibn Muyahid ad-Danii, Gobernador de Denia, al rey Fernando III el Santo y donado a León por su hija Doña Urraca.

Parece que dos pergaminos del Cairo así como un pequeño desconchado de la copa documentado en escritos anteriores podrían certificar su autenticidad, pero como pasa con casi todas las reliquias, hay que dejarlo a la fe.

Posteriormente entramos a la Colegiata, la cual tiene el privilegio de tener expuesto permanentemente la sagrada forma.

El templo, románico es maravilloso, y aunque no tuvimos esa suerte, recomiendo entrar algún dia en que esté el coro y órgano funcionando.. Se olvida el mundo en esas ocasiones.

De salida del templo, nos volvemos a topar con la Legio VII marchando en dirección a la Catedral, donde recordareis que estaba el mercado medieval.

Les seguimos, camino a la Catedral, la cual está cerrada (dejamos su visita para el dia siguiente), y tras ver un ratito el mercado medieval, nos vamos a recorrer la cultura enólica local, es decir, nos vamos de vinos, esta vez por la calle Cervantes. Que decir, con 2 vinos y sus correspondientes tapas se puede decir que hemos cenado.

Ya para descansar, decidimos tomar una copa en la terraza del Hotel Conde Luna. Preciosa y fresca noche. Desde la terraza se contempla una preciosa vista de la ciudad iluminada.

Mañana será otro día.

Domingo

Tras un desayuno buffet, dejamos el hotel… Cada uno quiere volver por su lado, pero antes vamos a despedirnos de “la pulcra leonina” (La Catedral)

Se nos dice que en horario de misa el templo se cierra y que la visita con guía cuesta 3 euros, pero entre la salida de la misa de 11 y la entrada a 12 hay 15 minutos de acceso libre… Dicho y hecho, aprovechamos ese hueco para entrar.

Como siempre, impresiona la paz que hay en el templo.. Las vidrieras, recién restauradas se han modificado ligeramente para permitir que circule el aire entre ellas y un cristal que las protege del exterior… Esperemos que sobrevivan otros 800 años así.

Tras la visita al templo, cada uno procede a regresar a Madrid por su cuenta, por lo que aquí acaba el viaje

CCERON_LEON_Valporquero_2015-00053???????????????????????????????

Otras cosa que ver en León

Para los que tiene mas tiempo se recomienda ver:

El Hostal San Marcos

Casa Botines

Plaza Mayor y barrio Húmedo

Plaza del Grano

Etc.

 

Artículo y fotografías:  Carlos Cerón

GALERIA FOTOGRAFICA

LA RUTA DE LOS 1000 LAGOS

  • septiembre 19, 2014
LA RUTA DE LOS 1000 LAGOS

MyULM_Mil Lagos_00016

En el marco de un viaje en moto en solitario de Madrid a Nordkapp en agosto de 2013, estando en Helsinki me planteé si continuar mi viaje hacia el norte por la ruta más directa posible hacia Rovaniemi (puerta de entrada en el círculo polar ártico), o hacer una pequeña maniobra de “diversión” explorando la mítica región de Carelia y de los “Mil Lagos”. Como iba bien de tiempo y los augurios meteorológicos me eran favorables opté por lo segundo, no sin cerciorarme previamente —mientras el camino aún no era irreversible— que ese año los mosquitos, al igual que yo, estaban de vacaciones.

Y así, abandoné Helsinki de buena mañana con un sol espléndido por la autovía E-18, en dirección a Lappeenranta, a unos 15 kms de la frontera con Rusia. Mi propósito es avanzar —siguiendo siempre la linde de la frontera— hasta Sarkisalmi y, desde aquí, adentrarme en el laberinto de lagos visitando Kerimäki, Savonlinna, Valamen y Kuopio, donde tomaré la carretera “normal” hacia Oulu y Rovaniemi. Me gustaría hacer una visita más detallada, pero no quiero comprometer otros objetivos del viaje. Aun así, es suficiente para darse una idea de las características de esta región.

Apenas salí de Helsinki entré en un espeso bosque de pinos, abedules y píceas que no me abandonó en ningún momento hasta que crucé la frontera noruega, 900 kilómetros más al norte. Siempre el mismo bosque, sin solución de continuidad.

Dicen que Finlandia es un país de bosques. Mentira, sólo tiene un bosque, lo que pasa es que ocupa casi todo el territorio nacional. El 85 % del país está cubierto de masa forestal y un 60 % de ella está en manos privadas. Se calcula que un millón de finlandeses, de los cinco que conforman la población nacional, tienen algún monte.

MyULM_Mil Lagos_00001MyULM_Mil Lagos_00002

 

Los bosques son explotados. 30 años después de ser plantados, se hace la primera clara, cortándose los árboles más débiles, que se utilizan para fabricar papel o tableros. 60 años después se hace una segunda clara, destinándose la madera a la construcción. Y a los 80 la última, dejando un mínimo de 8 o 10 árboles por hectárea. Los árboles de esta última tala, que son los más robustos y de mayor calidad, se destinan a la fabricación de muebles.

Cruzar tan gigantesco bosque puede resultar un poco monótono. A su extremada densidad se suma que la región es completa, absolutamente llana, de manera que la visión es siempre la misma. Es fácil perder la concentración y hay que realizar un constante esfuerzo por mantenerse atento. Aunque, muy a menudo —no en vano estamos en la región de los “1000 lagos”— uno se encuentra con esto y, claro, hay que parar.

 MyULM_Mil Lagos_00003

 

Bosques y lagos, lagos y bosques en una llanura infinita por los cuatro puntos cardinales. Y silencio, solo a veces interrumpido —fugazmente— por el viento que arrulla las copas de los árboles y riza las superficies lacustres.

A diferencia de lo que ocurre en Suecia, al menos en las regiones por donde yo transité, en que puedes andar muchos kilómetros completamente deshabitados, en los bosques finlandeses la presencia humana es constante, escasa y dispersa, pero constante. Está perlado de pequeñas granjas y casitas de madera, y las paradas de bus para dar cobertura a tan basta zona son relativamente numerosas.

MyULM_Mil Lagos_00004MyULM_Mil Lagos_00005

De vez en cuando la carretera se ensancha durante 2-3 kms ¡¡¡Son pistas de aterrizaje!!! Muchas se construyeron durante la II Guerra Mundial y aún permanecen activas. La comunicación, pues, incluso durante el duro invierno, está asegurada. Y no hay que preocuparse en exceso, más allá de lo que dicta la mera prudencia, del tema del combustible. Es raro que transcurran más de 100 kms sin encontrar una estación de servicio. De hecho, las gasolineras constituyen verdaderos oasis en este desierto de árboles. No solo suministran nafta, sino que tienen potentes supermercados y sirven como “centro social” que articula el territorio.

 MyULM_Mil Lagos_00006

 

Por este bosque inmenso voy “quemando millas” en una conducción relajada y placentera. El día es esplendido, no hay prácticamente tráfico, ni renos, ni, —gracias a Dios— mosquitos. Pienso en mis cosas y me siento afortunado de poder hacer esta ruta que tiene como objetivo inmediato Kerimäki.

 MyULM_Mil Lagos_00007

 

La iglesia de madera más grande del mundo. Tiene capacidad para 5000 personas, y está construida en medio de la nada, en pleno bosque. Se terminó de construir en 1987 con la ayuda de todos los hombres de la parroquia de 15 a 60 años. No tiene calefacción, por lo que se utiliza solo en verano, si bien, como excepción, se celebra en ella la “misa del gallo” en nochebuena. Esa noche la iglesia —abarrotada de gente procedente de todo el país— se iluminada con cientos de velas. Debe ser impresionante, ya lo es en verano. Dentro tiene unas curiosas figuritas de madera que simbolizan las mil y una leyendas que bosques tan densos han ido generando a lo largo de la historia.

MyULM_Mil Lagos_00008MyULM_Mil Lagos_00009

 

 

Después de estar aquí —maravillado— un buen rato, pongo rumbo a Savonlinna, por ver su fantástico castillo —el castillo de Olavinlinna— situado en medio de un lago, que sirve de escenario a un muy elitista festival de ópera que se celebra en verano.

 MyULM_Mil Lagos_00010

 Aún cuando la sensación de soledad y calma es patente, lo cierto es que toda esta región bulle en verano de gente, enamorada de la naturaleza, que pasa sus vacaciones aquí, aprovechando al máximo las múltiples oportunidades que permiten tan fastuosos parajes, siempre con la conciencia ecologista que caracteriza a todos los países nórdicos. Y no creo que en invierno estos bosques pierdan un ápice de su atractivo. Quizá haya un momento crítico: el tránsito de la primavera al verano, con la eclosión de millones de mosquitos, que pueden hacer el viaje muy desagradable, desesperante.

Sigo avanzando —en dirección ya a Kuopio— por carreteras secundarias. Ahora, la hermosísima ruta 468. Kilómetros y kilómetros y raramente se encuentra uno con otros vehículos.

MyULM_Mil Lagos_00011MyULM_Mil Lagos_00012

 

 

De vez en cuando un majestuoso lago interrumpe el camino y hay que atravesarlo. El trasbordador es gratis, pues se supone que es parte de la carretera. Ignoro si en invierno, cuando el lago está completamente helado, está permitido el tránsito de vehículos a motor.

MyULM_Mil Lagos_00013MyULM_Mil Lagos_00014

Mi idea es llegar al monasterio ortodoxo de Valamen. Especie de inmenso “Vaticano” en medio de la nada. Su historia es reciente. Se construye en + para depositar los distintos tesoros artísticos de la iglesia ortodoxa rusa en el turbulento periodo de la revolución bolchevique y la subsiguiente guerra civil. Desafortunadamente, cuando estoy próximo al desvío que he de tomar, cae una tromba de agua y me despisto. No llevo GPS (el espíritu del viaje a Nordkapp así lo requiere), y dada la uniformidad del terreno y del bosque si no se está muy atento puede acabar uno en cualquier sitio pues hay multitud de caminos. Cuando me doy cuenta, ya es demasiado tarde para regresar. Lo lamento, porque la visita seguramente merece la pena. Gajes del oficio. Al menos dejó de llover y en ningún momento pasé apuro pues el firme de la carretera es excelente en toda Finlandia.

El día llega a su fin. No hay mosquitos, ni amenaza de lluvia, voy provisto de todo lo necesario y se respira una paz idílica… ya está, decidido, la moto y yo vivaquearemos hoy aquí. La acampada es libre en todo el país y múltiples moteros aprovechan esta circunstancia para pasar el merecido descanso nocturno en parajes de ensueño

 MyULM_Mil Lagos_00015

 Mañana abandonaremos la región de los “1000 lagos” e intentaremos llegar a la mítica Laponia, pero esa será otra historia…

 

Crónica y fotografías:  Jesús Álvarez Barthe

 

P.D. del Autor: Partiendo de Helsinki hasta vivaquear en un lago en las proximidades de Kuntoranta, hice un total de 522 kms, consumí 25´5 litros de gasolina, 4´89 litros a los 100.

El viaje lo realicé con una MOTO GUZZI BREVA 750. En España se comercializó con el nombre STR V750 IE.

Puede que a más de un motero le sorprenda que con esta moto haya hecho un viaje tan largo, pero es perfecta por su comodidad, versatilidad, consumo, peso, fiabilidad mecánica y fácil conducción. No la cambiaría por casi ninguna otra para hacer algo así.

Nota de MyULM:  En breve realizaremos un reportaje sobre esta magnífica motocicleta la MOTO GUZZ BREVA 750 ó MOTO GUZZI STR V750 IE.  Una bicilindrica que, como podéis ver por el reportaje, es una auténtica trotamundos.

GALERIA FOTOGRAFICA

FOTOS Y REPORTAJE – IX PASEO EN MOTO DE HOYO DE MANZANARES

  • septiembre 2, 2014
FOTOS Y REPORTAJE – IX PASEO EN MOTO DE HOYO DE MANZANARES

 PORTADA-JCCS_H-Manzanares-2014_00120 copia

Con motivo de las Fiestas Patronales de Hoyo de Manzanares, este pasado domingo se ha celebrado El IX Paseo en moto  de Hoyo de Manzanares, cuyo recorrido os incluimos en este artículo.

JCCS_H-Manzanares-2014_00002

La inscripción para la ruta era gratuita y quienes quisieran podían, por el módico precio de 3 €uros,  quedarse a una Paella Campestre con su correspondiente bebida en la Piscina Municipal.

La ruta estuvo bien, un recorrido  sinuoso y agradable recorriendo gran parte de la Cuenca alta del Manzanares.

Salida desde Plaza de La Caldereta  de Hoyo de Manzanares, como no podía ser de otra forma, para dirigirnos a Colmenar Viejo, Soto del Real, El Boalo y Mataelpio. Tomamos después dirección Navacerrada y Guadarrama, hasta llegar a los Molinos, donde realizamos una parada de algo más de 30 min. para tomarnos un refrigerio ya que, hasta ese momento,  el tiempo era soleado e incluso con excesivo calor. Allí, los que formábamos tan amplio grupo, nos repartimos por los diferentes bares de la población para dar cuenta de refrescos y cervezas (sin alcohol) y de los aperitivos que no pusieron de acompañamiento. Tenemos que decir que en nuestro caso, en el bar donde estuvimos, nos pusieron unos magníficos torreznos, recién hechos, de aperitivo.

Tras la parada en Los Molinos, seguimos ruta en dirección a Collado Villalba, Galapagar y por último dirección Hoyo de Manzanares, entrando por La Berzosa donde hicimos un alto para reagruparnos todas las motos integrantes de la ruta.

JCCS_H-Manzanares-2014_00001

A eso de la 15:00h., ya en la Piscina Municipal, esperando todos los inscritos a la comida de la suculenta paella que nos prometíamos felices,  cuando el cielo pareció enfurecerse de forma terrible, ciclópea casi, pareció que el día se hacía noche y descargo su furia con la nada despreciable cantidad de 24 litros por metro cuadrado en apenas una hora. Por lo que la paella, tal como podéis ver en la foto adjunta se convirtió, por capricho de los cielos, en arroz caldoso. pero cuando hay hambre, buen ambiente y ganas de pasarlo bien todo se supera, con lo que, tras una hora parapetados los comensales en los vestuarios de la piscina, se procedió entre todos a dar cuenta de la remozada y arreglada paella.

JCCS_H-Manzanares-2014_00149JCCS_H-Manzanares-2014_00148

Os dejamos seguidamente una Galería Fotográfica con 149 fotos donde podréis ver a los participantes de la Ruta y diferentes momentos de la misma. Esperamos que os gusten y que os veais en las fotos y sobre vuestras motos.

Gracias a todos los participantes y organizadores por este agradable día en ruta.

Hasta el próximo año.

Crónica y fotografías:  Guadalupe Guillén y Juan Carlos Cobos

 

Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web: http://foro.motosyultraligeros.com/viewtopic.php?f=37&t=147

 

GALERIA FOTOGRAFICA

CABO NORTE: CRÓNICA DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD – 3ª Parte.

  • agosto 16, 2014
CABO NORTE: CRÓNICA DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD – 3ª Parte.

3-41

En esta tercera y ultima entrega nuestros amigos Pablo y Estela nos relatan su retorno a España desde Cabo Norte, con una gran profusión de detalles y fotografías.

Fotografías y paisajes espectaculares que nos hacen participar del relato como si estuviéramos allí mismo Un viaje de retorno que, en si mismo,  es otra aventura dentro de la aventura. 

Esperamos que este viaje y este relato en tres capítulos os haya gustado tanto como a nosotros y que sea inspirador de ese gran viaje que todos tenemos en mente. Esperemos que deje de estar en nuestra mente, en nuestros sueños y que, no tardando mucho, podamos cumplirlo en persona.

En breves fechas trataremos de publicar otra aventura, esta vez en gran parte en solitario, que está realizando ahora mismo otro amigo. No solo viajando al Cabo Norte sino recorriendo parte de Rusia y otros países limítrofes, mas el regreso  a España,  con sus alegrías y sus sinsabores, que de todo hay en una ruta así y mas en solitario sobre una moto. 

10ª ETAPA (16-06-09): Nordkapp – Tromso Km: 528.3/537.5 (moto/total) Vmed: 68.8 Km/h Peajes: 13.10 E Ferrys: 20.16 E

Dejamos atrás Cabo Norte tal y cómo nos lo encontramos ayer, con una niebla intensa y con agua.

3-13-2

Visitamos Honningsvag, un pueblo pesquero a 30 kms del Cabo dónde vemos por primera vez los famosos secaderos de pescado. Nos acercamos al Ice Bar, que cómo su propio nombre indica es un bar de hielo, pero es temprano y aún está cerrado. Ponemos rumbo sur.

En el túnel nada más pasar el pueblo, la moto se va de las dos ruedas. Menos mal que es en recta. No sabemos que coño hay en el suelo, pero ese medio segundo de pérdida de control nos deja blancos. Pasado el susto, afrontamos el túnel largo que une la isla con tierra firme.

Le pregunto al del peaje por el desnivel que salva el túnel 212 metros. Me quedo estupefacto. Impresiona, pero no pensábamos que bajaba tanto. Desandamos mucha parte del camino que nos llevo a Nordkapp. En sentido contrario, muchos moteros que van buscando su sueño. Creemos saber lo que están pensando en ese momento y les saludamos intentando transmitirles ánimos. Nos cruzamos también con los franceses del sidecar que conocimos en Umea, no sabemos si nos reconocen, ¡con un par abuelos! .

Nos desviamos buscando Alta, cogemos altura y circulamos bastantes kms por una especie de altiplano, donde hay mucha nieve y ríos con bastante caudal, imaginamos que por el deshielo. Comenzamos a bajar, y aparece ante nosotros el majestuoso Altafjorden, que comenzamos a bordear. Disfrutamos del paisaje y también de las carreteras, por fin enlazamos kms de curvas. El asfalto desmerece el trazado, pero es lo que hay. Los paisajes dejan sin habla. Nos hacemos un bocata de lomo que nos sabe a gloria en el Restalfjorden, y como llegamos pronto a la parada que teníamos prevista y estamos disfrutando de la ruta, decidimos seguir. Cogemos un ferry que une las localidades de Olderdalen y Lyngseidet. El capitán nos llama al puente y se tira un rato con nosotros hablando en español, dice que ha trabajado con españoles y fue aprendiendo el idioma. Hay muchos botones y palancas allí, pero el hombre sólo nos presta atención a nosotros, nos pregunta si nos gusta su país. Qué le vamos a decir, si además es la verdad, nos encanta. Salimos del ferry y continuamos dirección Tromso. Cogemos otro ferry pequeño y unos 40 kms después llegamos a esta curiosa ciudad separada de tierra firme por un gran puente. Nos alojamos en una cabaña del camping que no está mal.

El primer día de regreso por Noruega ha sido maravilloso, aunque tal vez el más frío de todo lo que llevamos recorrido. Ambas cosas se nos notan en la cara, pero el primer impacto de ver el mar adentrándose en la montaña con los varios tonos de azul que provoca el cambiante cielo, el verde de la vegetación, el blanco de la nieve… no sabe uno dónde mirar ni qué decir. Estamos cansados. Nos hacemos un arroz con setas que nos pone a tono, crónica y a la cama. 3-3 Mañana por la mañana visitaremos la ciudad aprovechando que la ruta es corta. La etapa de hoy nos ha calado hondo en el corazón, pero también ha pasado factura en el cuerpo. A ver si empezamos a tener un poco de buen tiempo, que ya toca.

11ª ETAPA (17-06-09): Tromso – Andenes Km: 317.4/357.4 (moto/total) Vmed: 54.7 Km/h Ferrys: 48.05 E Dejamos el camping de Tromso. Hemos descansado muy bien, parece que ya tenemos el cuerpo totalmente habituado a la ausencia de oscuridad. Nos vamos a visitar la ciudad, y comenzamos por la catedral, que está en el lado que no es isla, al igual que el camping. Es conocida como la catedral del ártico, y es de hormigón. Se construyó a mediados del siglo pasado. Tiene una extraña forma de triángulo en disminución, con una pedazo vidriera también triangular de 23 m. de altura. Está cerrada. Cruzamos el puente y vamos a ver el museo polar, dedicado a las expediciones al ártico, a los métodos que usaban para la caza de osos y focas, y a la vida de Amundsen, el explorador. Aquí, con la otra exploradora. 3-4 No abre hasta las 11. Joder!! Decidimos ir a Polaria. Abren en unos minutos y esperamos. Merece la pena. Vemos un documental acojonante sobre la isla de Svalvard, sus paisajes y animales, y luego vemos un acuario enorme con focas, tanto desde súperficie como desde abajo. Una de ellas nos recibe soltando un truño descomunal. También vemos una especie de rodaballos y meros enormes, y otros muchos que no sabemos lo que son. Hay además dos ejemplares del famoso cangrejo real (hasta 10 kg que puede pesar el bicho). Salimos de allí a eso de las once y pico. Para atravesar la isla de Tromso hay una red de túneles excavados en la roca con glorietas y todo. Llama verdaderamente la atención. Vamos en busca de Sommaroy, donde cogeremos un ferry que nos llevará a la isla de Senja. Los paisajes son brutales, pero este asfalto se disfrutaría un poco más con una Ktm Adventure. Llegamos allí, y contratiempo al canto. El ferry no sale hasta las cuatro menos cuarto, y apenas son las doce y cuarto. Buscamos ruta alternativa, pues pensamos que para estar allí tres horas y media parados, muy mal se nos tiene que dar para no llegar bordeando cuatro fiordos y cruzando un puente. Pues bien, después de esto nos lo pensaremos mucho para volver a hacer algo de esto. Si hay ferry es por algo, ya no nos cabe duda. Nos vamos por unas carreteras con un firme espantoso, atravesando unos parajes de cuento que al menos nos alegran la vista. Cogemos un pequeño ferry y al bajarnos … obras … 10 km de carretera sin asfaltar. Yo ya voy cagándome en todo, pero claro, das una curva y una cascada, das otra y un fiordo, y se te va pasando. Tenemos que ir buscando Finnsnes, la entrada a Senja a través de un puente. El gps nos manda por un atajo, y donde se supone que había un puente, no hay nada más que agua. Nos acordamos de Garmin y de toda su raza, pero no hay tiempo que perder. Tenemos que estar en Gryllefjord antes de las siete, hora del último ferry a Andenes, en las islas Vesteralen, donde tenemos previsto dormir, y si es posible, ver por fin el sol de medianoche. Entramos en Senja a la misma hora que si hubiésemos esperado el famoso ferry, y lo hacemos con un atasco monumental en el puente. Se ha salido de la carretera un autobús y están dando paso alternativo al tráfico. A mi ya me entra la psicosis de perder el barco, aunque quedan más de dos horas para hacer tan solo 86 km. 3-5   Son impresionantes también los paisajes aquí. Llegamos a Gryllefjord con casi una hora de margen, y bastante cansados. Hemos tenido de todo, hasta granizo, pero lo peor de todo sin duda, el asfalto.   El trayecto del ferry es de unos 37 km. Tarda una hora y tres cuartos, y el barco se mueve más que un perro para echarse.. Yo me mareo un poco, pero Estela se pone fatal y pasa un viaje malísimo. Una vez en Andenes, cogemos un hitter en el mismo puerto pesquero. Es casi de lujo, y su precio también, pero no salimos del barco con cuerpo como para buscar mucho más. Además, ha despejado casi por completo, y con toda seguridad podremos ver por fin el sol de medianoche, después de pasar cuatro noches en el círculo polar sin conseguirlo. Lo vemos desde el espigón del puerto, sentados sobre una roca. Es muy bonito. Va bajando hasta tocar casi el horizonte, y luego remonta otra vez.

 

3-63-7

 

Hoy era la última oportunidad, pues mañana, que haremos noche en Moskenes si todo va bien, no se podrá ver por culpa de la orientación sureste del pueblo, pese a encontrarse aun en zona de 24 horas de luz. Todo el esfuerzo de hoy se ha visto recompensado por este rato casi mágico. Nos vamos a dormir. Mañana, las islas Vesteralen y Lofoten, de norte a sur.

12ª ETAPA (18-06-09): Andenes – Reine Km: 316.0/323.7 (moto/total) Vmed: 62.3 Km/h Ferrys: 9.63 E

Dejamos atrás con un poco de pena la cabaña en el puertecillo de Andenes. Hemos descansado bien, y hace un día de sol sin medias tintas. El primero desde que comenzamos este viaje. Vamos bordeando la isla por el oeste, disfrutando de unas vistas maravillosas, y de un asfalto al menos medio decente. En esta parte de las Vesteralen encontramos montaña, pero también bastante planicie. Estamos en la isla de Andoya, y cruzamos a la de Hinnoya por el típico puente noruego, que sube unos 40 m. sobre el agua para dejar pasar los barcos, e inmediatamente baja de nuevo. Esta es la isla más grande de todo el país. Vamos en dirección a Sortland, ya en la isla de Langoya.

 

3-83-9

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos parece un pueblo muy bonito, y de un tamaño ya bastante respetable. En el puerto vemos amarrado un buque de guerra. Sorprende un poco.

Llegamos hasta Melbu, alucinando con lo que hemos visto, y esperamos unos 45 minutos al ferry que nos ha de cruzar a Fiskebol, ya en las islas Lofoten. El paisaje que vemos a partir de ahora ningunea a cualquier otro. Es simplemente brutal. Escarpadas e imponentes montañas como dientes afilados sobre los fiordos y los pequeños pueblos pesqueros. Las lenguas de agua toman todo tipo de tonalidades verdosas, y en las montañas no faltan las alargadas manchas blancas de la nieve que no se rinde. Pasamos por la localidad de Svolvaer, la más grande de Lofoten, y ya siguiendo siempre la E10 vamos atravesando pintorescos pueblos. En uno de ellos hay un museo vikingo, pero decidimos no entrar.

 

3-103-11

 

 

 

 

 

 

 

 

En otro encontramos una playa paradisíaca, y ya pasando a la orilla este, pequeños pueblos pesqueros como Hanoi, Reine, y nuestro destino, Moskenes, lugares que tienen un encanto especial. El enclave resulta poco menos que imposible de describir. Esto hay que verlo una vez en la vida al menos. En moto, en coche, en autocaravana, en bici o como sea, pero cada uno con sus propios ojos. Vamos al camping de Moskenes, que está junto al embarque del ferry de mañana, pero es solo para caravanas y tiendas, no hay hitters. Desandamos unos cuatro o cinco kms hasta Reine, donde hay un complejo de alojamientos de este tipo. Es de cuento, pero el precio es real como la vida misma. No podemos buscar mucho más, pues mañana hemos de estar a las seis de la mañana en el barco. No podemos separarnos mucho de Moskenes. Nos ponemos cómodos, nos tomamos un cervezón y damos un paseo por el pueblo. Vemos los secaderos de pescado, el campo de fútbol, el puertecillo… Hay muy poca vida a esta hora.

3-123-13

 

Se nos viene a la cabeza lo duro que ha de ser el invierno aquí. Cenamos una sopita caliente y un revuelto de setas que está para olvidarlo pronto. Organizamos todo para no entretenernos mañana, crónica y a la cama. Son las 23:00 y es completamente de día. Mañana a las cinco se toca diana. Ya dormiremos si hace falta las tres horas y media que tarda el ferry en llegar desde aquí hasta Bodo, si es que no nos mareamos. Vesteralen y Lofoten, hasta ahora el mejor día de paisajes y de moto.

13ª ETAPA (19-06-09): Reine – Svenningdal Km: 401.3/497.3 (moto/total) Vmed: 66.8 Km/h Ferrys: 45.14 E

Que madrugón a cuenta del barquito de marras. Nos dan paso a eso de las seis menos cuarto a las bodegas del barco.

Atamos la moto como para pasar un tsunami y subimos al salón. 3-14 3-48

Estela, que las pasó putísimas antesdeayer, se sienta allí y ya no se mueve hasta la llegada. Yo me dedico a hacer fotos desde la cubierta, y a brujulear por ahí. A medida que nos alejamos de las islas, se me pierde la mirada en sus escarpadas montañas, que cortan el cielo como una sierra. Me pregunto cuando volveremos por aquí. Ha sido memorable. Llegamos a Bodo y vamos directos a la oficina de turismo a por los horarios del Saltstraumen, una corriente de agua 30 km al sur de la ciudad, que al atravesar un paso estrecho forma un remolino enorme. Aparece y desaparece con las oscilaciones de la marea. Cuando llegamos, hace poco que ha terminado. Sucede cada seis horas mas o menos, es decir, que la mala suerte ha hecho que nos coincida pasar por aquí en el peor momento. La corriente aun es fuerte, pero ya no hay remolino. Los patos se entretienen dejándose arrastrar por el agua, me gustaría ver si le echan los mismos huevos cuando este fenómeno está en su máximo apogeo. Al menos, el desviarnos hasta aquí nos hace recorrer unos 70 km en busca de la mítica E6 que resultan ser espectaculares, y esta vez no solo por la maravillosa vista de fiordos, lagos, bosques y cascadas, sino también por la carretera, con un asfalto muy decente y un trazado divertido. Gracias a esto se me va pasando el rebote del remolino. 3-15

3-16

Una vez en la E6, vamos rodando con un río permanentemente al lado, bien de un lado o del otro, con continuos saltos de agua. Vamos ganado altura. Pasamos por un parque nacional, y ya cuando llegamos a la máxima cota de esta carretera, todo el entorno está nevado. Un poco más adelante, y antes de la ciudad de Mo i Rana, cruzamos de nuevo el círculo polar, después de 7 días en territorio ártico. En este punto hay un restaurante, una tienda de souvenirs, dos globos terráqueos de metal sobre sendos pedestales de piedra, un monumento a los prisioneros yugoslavos de la 2ª guerra mundial que murieron el la construcción del ferrocarril (que discurre mucho rato paralelo a la carretera)… También encontramos miles de montoncillos de piedras, como en Cabo Norte. Reconstruimos uno que está caído. 3-17

Ahora mismo estaremos a menos de 10 km de la frontera con Suecia. Al volver a la moto, observo como tenemos una fuga de valvulina en el cardan. No es la primera vez. Se ve que pasa a través de algún retén que no hace correctamente su trabajo, y va perdiendo un poco de vez en cuando. Se acabó el rodar con la cabeza relajada. Comenzamos el descenso hacia Mo i Rana, y la nieve se va disipando. Paramos a comer en un área de descanso junto al río, que en este punto ha ganado anchura. Hay un súper al lado donde hacen pizzas, y nos enchufamos una calzone así de bien. Llegamos a la ciudad. Los núcleos de población parecen más activos cuanto más al sur están. Hay bastante gente por la zona baja de la ciudad, junto al mar. No tiene mucho de especial este lugar, parece semi-industrial. Seguimos hacia Mosjoen, donde tenemos previsto hacer noche. El camino es una pasada, entre bosques, ríos, lagos y cascadas. Se convierte en rutinario este patrón. Hemos madrugado y comenzamos a estar cansados. El camping de Mosjoen está completo. Tiene al lado unos campos de fútbol, como el de Umea, y está plagado de chavalería. Tenemos que hacer 50 km más hasta Svenningdal, donde no tenemos problema para encontrar una cabaña maja y bien de precio. 3-18 Charlamos un rato con un murciano que está subiendo a Cabo Norte en una Bmw Lt, y nos preparamos una buena cena a base de queso, ensalada y carne de ternera que hemos comprado esta tarde. Recarga total de pilas. Ahora a dormir que ya van muchas horas en pie. Aquí ya debería haber al menos un ratillo de noche. Parece una pijada, pero se echa en falta aullarle a la luna.

14ª ETAPA ¨( 20-06-09): Svenningdal – Trondheim  Km: 359.8 Vmed: 78.3 Km/h

Salimos del camping con la idea de llegar a la ciudad de Trondheim lo antes posible, pues hoy solo tenemos por delante unos trescientos y pico kms de E6, sin ninguna idea de parar durante el trayecto a visitar nada. Vamos separados de la costa hasta poco antes de nuestro destino, pero no por ello el paisaje es menos bonito. Continua habiendo enormes lagos, algunos de ellos con el agua tan mansa que se refleja todo como en un espejo.

Vamos atravesando interminables bosques, y hay tan poco tráfico que parece que nos hayamos perdido. De vez en cuando aparece algún pueblo, con su consiguiente limitación a 60 km/h. Cuanto más al sur vamos, mas bullicio (si se puede llamar así) vamos viendo en los sitios por los que pasamos. Casi sin darnos cuenta nos plantamos en el Vikhammer Camping, en Malvik. Es el más cercano a Trondheim que encontramos, unos 12 km antes. Dejamos los trastos y nos vamos a la ciudad. Llueve. En la oficina de turismo, la chica habla algo de español. Nos dice que es lo más interesante para visitar, y también nos recomienda un restaurante para comer algo típico de allí. Está junto al puente viejo, y comemos reno y bacalao, que pica como la madre que lo parió. Lo encontramos rico aun así. La chica nos dijo que era asequible, pero esa palabra no tiene el mismo significado aquí que en España. Aun así, quedamos satisfechos., que no se diga que no probamos la cocina tradicional noruega. Visitamos el barrio antiguo, una fortaleza que tiene una vista muy bonita de la ciudad y el puente viejo, desde donde se ven los edificios que dan al canal, con su base de maderas. 3-193-20

 

 

 

 

 

 

 

Después visitamos la famosa catedral de Nídaros, que es impresionante, y en la que se está celebrando una boda. Recorremos las calles principales del centro, donde hay mercadillos y conciertos. Debe ser festivo. Seguimos caminando por la zona del puerto deportivo, y encontramos una zona comercial con muchas terrazas. Aprovechamos a comprar para cenar. Ya son cerca de las siete de la tarde, y regresamos al camping. Nos tomamos una San Miguel en la terracilla de la cabaña mientras comentamos el día. Nos ha gustado mucho esta ciudad. Quizás el hecho de que sea sábado y haya fiesterilla aporta su grano de arena. Nos hacemos una cena a base de espaguetis tres quesos. Tenemos sueño. Mañana recorreremos la famosa carretera del Atlántico, la de los Trolls y la de las Águilas. Un trayecto prometedor.

15ª ETAPA (21-06-09): Trondheim – Geiranger Km: 420.2/437.7 (moto/total) Vmed: 65.5 Km/h Ferrys: 32.82 E Hoy decidimos madrugar un poco más, porque es una etapa de bastantes kms de carretera revirada. Salimos del camping con bastantes nubes, pero sin agua. Con el paso de los kms va abriendo cada vez más. Dejamos a un lado la E6, que sigue su curso hacia Oslo, y nos vamos por la E39. Unos kms mas adelante, contratiempo al canto. Está cortada por obras, y desvían el tráfico hacia Kristiansand por Kyrksaeterora. No nos causa demasiado trastorno porque teníamos pensado desviarnos más adelante para hacer la carretera del Atlántico. Además, merece la pena apuntarse este desvío como visita obligada. Fantástica la ruta. Que maravilla de vistas, entre lagos, fiordos y puentes que los cruzan. Y con la siempre presente y tupida vegetación de la zona. Llegamos a Tommervag y tenemos que esperar por el ferry unos 40 minutos.Cruzamos a Kristiansand, atravesamos la cuidad y y de nuevo ferry a Bremsnes. Ahí está por fin la carretera del Atlántico, que une un montón de islas e islotes mediante otro montón de puentes, y que es realmente alucinante. 3-213-22

 

 

 

 

 

 

 

Después nos dirigimos a Molde, momento en el cual nuestro amigo Garmin decide tomar 10 kms de atajo, al menos cuatro de ellos sin asfaltar. Que cabronazo! Y yo que gilipollas por hacerle caso. Encima veo una señal de fin de limitación a 60 km/h. Me sonrío bajo el casco… ni Marc Coma sacaría provecho de eso. Volvemos a la normalidad, y cruzamos un fiordo a través de un túnel bajo las aguas. Cogemos otro ferry, en el que aprovechamos para comer un grasiento perrito, y atravesamos así el Langfjorden. Ya desde bastante antes de Molde se ve muchísima montaña, pero ahora nos estamos adentrando de lleno en ella. Pasamos Andalsnes y comenzamos la subida a 180º que con esta moto ponen a uno a prueba. Es muy difícil de describir, y las fotos no hacen justicia a este lugar. 3-23

3-24 Arriba, nieve, un par de miradores y varias tiendas de souvenirs. Nos compramos un par de parches y un imán para la nevera. Seguimos ruta todavía alucinando con este lugar. Vamos bajando poco a poco hacia el Tajfjorden, que cruzamos en ferry. Charlamos un rato con un escocés con falda y todo, que está recorriendo el país en autostop. Que caña! Seguimos ruta, y la carretera vuelve a ganar altura. 3-253-26

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De repente, y tras coronar un pequeño collado, se aparece ante nosotros el Geirangerfjorden, imponente, y muchos metros por debajo de donde estamos. Fondeado en él, un pedazo de crucero del copón. Paramos en un mirador que hay y comentamos que tal vez esta sea la vista más espectacular que jamás hayamos tenido oportunidad de contemplar. Esto es muy difícil de contar. Hay que verlo una vez en la vida al menos. Serpenteando entre las montañas avanza la lengua de agua, que muere en el bullicioso pueblo de Geiranger, totalmente orientado al turismo.

3-273-28

 

Bajamos por la que se conoce como carretera del Águila, y otro lote de curvas de 180º. Justo antes del pueblo, el camping, en un enclave de lo mejor que se pueda uno imaginar. Cogemos cabaña (hoy toca sin baño) y vamos al súper del pueblo a comprar para cenar. Después, le pregunto al del camping que hasta que hora funciona el barco que hace un recorrido turístico por el fiordo. Ya es demasiado tarde, pero me dice que nos alquila una barca a motor

(10 cv) a razón de unos 30 E la hora. No lo dudamos. 3-293-30

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde el fiordo hay una vista alucinante de unas cascadas enormes que bajan de la montaña. El crucero ya se va, y nos adelanta. Nos sentimos minúsculos, y eso que habrá fácilmente mas de 60 m de distancia. Va muy despacio, pero la olilla que deja nos menea un poco. Así pues, media hora fiordo adelante viendo cascadas, y media hora fiordo atrás, en busca del embarcadero. Ha merecido la pena sin duda. Ya en el camping, nos tomamos un aperitivo con queso y aceitunas, pero sin cerveza, pues nos dijeron en el súper que los domingos no venden alcohol, lo que nos dejó un poco flipados. Se viene un tipo que viaja en Harley a charlar con nosotros. Llegado este punto, creo que ya hablo más inglés que el mismísimo Muzzy. Nos cenamos unas pechugas de pollo a la plancha y una ensalada y nos vamos a la cama alucinando todavía con el recorrido de hoy, que ha subido a lo más alto del podium desbancando al de las islas Lofoten. Esto hay que venir y verlo.

16 ETAPA (22-06-09): Geiranger – Bergen Km: 420.7/424.9 (moto/total) Vmed: 63.4 Km/h Peajes: 8.4 E Ferrys: 7.95 E

Nos levantamos, y la sensación de abrir la cortina de la cabaña y contemplar de nuevo el Geirangerfjorden nos pone los pelos de punta. Desayunamos, cargamos la burrita y comenzamos la ascensión de un puerto dirección Grotli. A media subida volvemos a tener una vista alucinante de este fiordo que tanto nos ha gustado. Al coronar la ascensión, nos quedamos con la boca abierta al encontrarnos con un lago casi completamente helado.

Es un poco sobrecogedor, pues a esta hora apenas hay nadie por la carretera. 3-313-32

 

Nos parece estar en pleno invierno, aunque la temperatura no es demasiado baja. Sin llegar a Grotli, nos desviamos dirección Stryn, por una carretera que baja atravesando dos túneles de 7 y 3 kms muy mal iluminados. Están excavados en roca pura, y cuando llevamos ya varios minutos de descenso sin tregua tenemos una sensación extraña, como de bajar a los infiernos, aunque imaginamos que hará mas calor allí, porque aquí ha bajado la temperatura un huevo. Llegamos por fin a Stryn y bordeamos su magnífico fiordo. Ahora toca subir, y volvemos a atravesar varios túneles. Tras uno de los más largos, por fin se nos aparecen las estribaciones más meridionales del glaciar de Jostedaal. Es verdaderamente bonito, y parece que se vaya a madera, y que se llama Hopperstad o algo así. Seguimos ruta y comenzamos de nuevo a tomar mucha altura. Nos sorprenden en sentido descendente varios individuos en una especie de monopatines de competición, ataviados con protecciones y cascos integrales. Van como locos. Y detrás bajan grabándoles en video desde dos coches. Quedamos a cuadros. Por fin, coronamos el puerto y de nuevo nieve y otro lago helado. No deja de sorprendernos este país. Bajando la otra vertiente, más cascadas impresionantes. Es peligroso conducir aquí, no tiene uno ojos suficientes para tanto como hay que mirar. Y luego están las ovejas, que ya van varios días que nos las encontramos por la carretera como Pedro por su casa. 3-33

3-34     Seguimos hacia Voss, donde posiblemente sea festivo porque nos encontramos con un ambientazo del copón de la vela. Pedimos dos pizzas en la terraza de un italiano y sale el tío con dos ruedacas que no sabemos si comérnoslas o ponérselas a la moto. Tenemos que dejar allí casi la mitad, que le vamos a hacer. Continuamos ya lo poco que queda hasta el camping que tenemos averiguado, y que esta unos kms antes de Bergen. Una vez allí, le echo huevos y me pego un baño. Está bastante fría. Me acuerdo de Troski, que agua que ve, allá que se mete.

3-35

Charlamos un buen rato con tres alemanes (dos hombres y una mujer) que viajan como no en sus tres Bmw. A uno de ellos le acaban de soplar 300 E por cambiar el neumático delantero. También hablamos con un checo que viaja en una Varadero, y me dice que se la trae al pairo el mal asfalto, que con su moto no tiene problema. Pese a todo, el firme de hoy ha mejorado en calidad. Nos hacemos una ensalada de pasta para cenar, un colacao bien caliente y a la cama. Un día francamente magnífico. 17ª ETAPA (23-06-09): Bergen – Preikestolen Km: 261.5/295.3 (moto/total) Vmed: 59.8 Km/h Ferrys: 36.18 E Desde el camping hasta la ciudad de Bergen, nos comemos todo el atasco de entrada a la ciudad. Es la hora de empezar a currar y los accesos están que hierven. Buscamos el taller de Kawa. Está justo detrás del famoso viejo muelle. Dejamos la moto en la puerta, ya que no abren hasta las diez, y nos vamos a ver lo más típico. En el mercado de pescado, un carro de españoles currando. Compramos algo de salmón y de ballena. Nos lo envasan al vacío y nos aseguran que nos llegará en buenas condiciones a España. Ya veremos.

3-38

Charlamos un rato con Marc, un chaval de Lleida mas majo que el copón, que nos cuenta que se viene a hacer la temporada y que gana bastante pasta. Además dice que se encuentra muy a gusto aquí. 3-363-37 Regresamos al taller, y le cuento como puedo la movida del cardan. Me dice que nos rellena la valvulina, por lo que haya podido perder, para que podamos llegar a España (creemos que la fuga es pequeña). Nos manda a hacer turismo mientras apaña la moto, así que cogemos un funicular que sube a un mirador desde el que hay una vista alucinante de la ciudad, que es bastante grande. Desde aquí arriba contacto por fin con una kawa de Hamburgo, para ver si me consigue el neumático para el viernes (hoy es martes). No la tiene en stock, y me dice que no puede ordenar el pedido telefónicamente. Le pregunto que se supone que debo hacer, y me dice que no sabe con bastante indiferencia. Tras cagarme en su puta madre en mi correcto alemán, llamo a otro taller, en este caso de las afueras. Por fin alguien me soluciona algo. Me dice que el viernes tiene aquí el neumático esperándonos. Intento expresarle lo agradecido que estoy, pero no se si llega a entenderme del todo. 3-393-40 En fin, que solventado este problemón (el neumático esta como para llegar hasta allí sin problemas) bajamos en el funicular a por la moto, a este otro taller. Esperamos un cuarto de hora y nos la ponen en la puerta . No nos cobran ni una corona de esas. Nos sorprende, porque entre desmontar la maleta izquierda, rellenar y montarla, bien me esperaba yo algo de mano de obra, aunque no caobraran el líquido. Les damos las gracias y ponemos rumbo a Stavanger por la ya mítica para nosotros E39. Ya son mas de las doce, menos mal que no es mucha la distancia. Cogemos dos ferrys para llegar. El paisaje es muy bonito, pero ya se ven diferencias con el de días atrás. Pasamos de una isla a otra por un túnel bajo el agua, concretamente 260 metros bajo el agua, en tan solo 6 o 7 km. Impresiona. Circunvalamos Stavanger, donde hay un museo sobre la industria petrolera noruega que no estaría mal visitar, pero teta y sopa no cabe en la boca. Nos desviamos de la E39 dirección Lauvik, donde cogemos un pequeño ferry para cruzar hacia el Lysefjorden. Unos kms más y llegamos al camping Preikestolen. No tienen cabañas aquí, pero nos dicen que justo antes de donde comienza la ascensión al púlpito (como se conoce también este emblemático lugar) hay un complejo donde ofrecen alojamientos en habitaciones con baño. La idea es quedarnos dos noches, para hacer mañana la ascensión y no tocar la moto, pero el precio es desorbitado (160 E) y cambiamos de idea. Quedaremos una noche, y mañana para subir dejamos las cosas en un cuarto de equipajes que hay. Después buscaremos un camping unos kms más adelante. La idea que llevábamos de cenar en el restaurante del complejo también tenemos que cambiarla por culpa de los escandalosos precios, así que nos hacemos una fideuá de nuestra amiga Gallina Blanca en unas mesas que hay afuera. Tenemos una vista magnífica de un lago. La verdad que este sitio es una pasada. Nos vamos a la cama con la ilusión de subir mañana al mítico Preikestolen. Parece que tendremos suerte y hará buen día.

18ª ETAPA (24-06-09): Preikestolen – Egersund Km: 90.5/92.5 (moto/total) Vmed: 73.2 Km/h Ferrys: 7.17 E

Nos levantamos pronto y nos apretamos un desayuno nórdico que ni los más viejos del lugar (está incluido en el “módico” precio). Comenzamos la ascensión a eso de las ocho y veinte. Hace un día magnífico. Nos sorprende ver algunas personas que ya bajan. 3-41     Grandes madrugadores ha dado la historia, estos entre ellos. Nos dijeron que son dos horas de subida, pero creemos que es un promedio que incluye gente mayor y todo. Nosotros lo hacemos en una hora y 35 minutos, y no estamos de ir al monte. Hay tres repechos duros, que resultan ser más duros en el descenso. El resto es llevadero. Nos confundimos y hacemos la subida con agua con gas. Horrible. Aun así, lo que vemos arriba compensaría hasta la más dura de las ascensiones. Hay más de 600 metros de altura entre esta plataforma de unos 20*20 metros y el Lysefjorden., totalmente “a cuchillo”.   Apenas hay gente a esta hora. No se puede explicar lo que es estar en un sitio tan alucinante como este solo con palabras y un par de fotos. Me imagino lo que tienen que sentir los alpinistas cuando llegan a la cumbre, salvando las distancias claro, porque esto no deja de ser un paseo. Lo que desde aquí se puede contemplar le cambia a uno la expresión de la cara. 3-433-42

 

Tras una hora de total alucine iniciamos el descenso, que resulta, al menos para mí, mas duro que la subida. Las rodillas y los pies sufren más. Ahora ya sube una auténtica peregrinación de gente. Bastantes son españoles. Les damos ánimos, porque de verdad merece la pena el esfuerzo. Llegamos a la base satisfechos a más no poder.

 

 

Nos cambiamos de ropa, cargamos la moto, y ponemos rumbo e Egersund. Hoy no queríamos coger la moto, pero no nos queda más remedio. Tenemos que esperar casi media hora por el mismo ferry de ayer, para regresar a la E39. En la espera, charlamos con una pareja de moteros de allí, que llevan sendas Harleys. El hombre nos aconseja hacer mañana el recorrido entre Egersund y Flekkefjord por la costa. Es la llamada “antigua carretera del mar del norte”. Tenemos hasta las 16:30 para hacer los 215 kms más o menos que nos separan de Kristiansand, donde cogemos el ferry a Dinamarca, con lo que hay tiempo de sobra. Creo que aceptaremos su consejo. En menos de nada nos presentamos en el camping de Egersund, nos comemos el bocata de lomo que estaba reservado para el púlpito, pero que tras el superdesayuno no hizo falta, y nos vamos a visitar el pueblo. Es muy bonito y tranquilo, y hay muchas embarcaciones de recreo. Lo pateamos un rato, compramos para la cena (pues las provisiones ya escasean) y nos enchufamos un cervezón en una terraza del muelle. Hace una tarde de lujo. Nos vamos al camping y nos preparamos una cena a base de roast beef frío (tipo embutido, que está buenísimo), queso y fruta, y a descansar. Las piernas (al menos las mías) se resienten del esfuerzo. Mañana esperemos estar totalmente recuperados.

 3-44

 19ª ETAPA (25-06-09): Egersund – Aalborg Km: 290.9/428.9 (moto/total) Vmed: 63.2 Km/h Ferrys: 132.16 E Salimos temprano de Egersund, a sabiendas de que hoy dejaremos atrás este maravillosos país. Hemos decidido seguir el consejo del colega de la Harley de ayer, y nos vamos por la costa, por la antigua carretera del mar del norte. Seguimos viendo lugares muy bonito playas, embarcaderos (algunos de los cuales están incluso atechados)… Llegamos a Flekkefjord, un pueblo ya bastante grande, precioso, y con mucho orden. Vemos barcos de tamaño muy respetable en el puerto. 3-453-46 A partir de este punto, rodamos de nuevo por la E39, y la volvemos a dejar para adentrarnos en la península de Lindesnes. Es el punto mas meridional de Noruega. Nos encontramos allí un bonito faro al que está permitido subir, una tienda de souvenirs y un curioso cartel que nos indica a que distancia está de aquí Cabo Norte. Largo país este. Desde lo alto del faro la vista es relajante. Hay poca gente y la mar está totalmente en calma. Nos da que pensar haber estado apenas hace unos días en el otro extremo, y no solo desde el punto de vista geográfico. Hace calor aquí hoy, y la sensación de verano va en aumento. Seguimos ruta. Retomamos una vez más la incombustible E39, que nos lleva hasta Kristiansand. Vamos a sacar los billetes del ferry, y como faltan casi cuatro horas para la salida, nos vamos a ver un poco la ciudad. Tiene mucho movimiento, y hay una especie de feria, con sus chiringuitos de un montón de paises, y una carpa donde hay grupos de gente bailando. Parece un concurso, y las coreografías son graciosas. La edad de los bailarines oscila entre los 20 y los 65 años mas o menos. La gente aplaude el esfuerzo sinceramente. Damos una vueltecilla por la parte mas comercial de la ciudad, y volvemos hacia la zona de embarque del ferry, donde hay unas mesas muy majas. Nos pegamos una buena comida al solecito. Ya sobra toda la ropa. Se va llenando el lugar de vehículos de todo tipo, lo que nos hace pensar en el tamaño del barco en cuestión. Allí vamos pasando el rato charlando con unos y con otros. La mayor parte de los moteros son alemanes, pero conocemos a una pareja de Suiza que viaja en una Ducati Multistrada. Nos trae muchos recuerdos del maravilloso viaje del año pasado.

 

Subimos por fin la moto al barco y la amarramos bien. 3-473-48   Hacemos gran parte del viaje (140 km que este bicho se come en apenas tres horas y cuarto) en cubierta. Nos da mucha pena dejar Noruega. El viaje en este artefacto es agradable, no da la sensación de moverse. Así da gusto. Poco antes de llegar, cenamos en el barco, salmón y patatas gratinadas a un precio muy razonable. Hay un súper enorme a bordo, con todo tipo de productos, y debe estar libre de impuestos, porque la gente sale de allí con unos carros a rebosar. Desembarcamos en Dinamarca y seguimos ruta hacia Aalborg, donde nos presentamos en una hora más o menos. El camping es una mierda, y la cabaña también. No hemos encontrado nada de esta dejadez en Noruega, y la vuelta a convivir con la escasez de limpieza en lugares públicos se hace dura. Mañana solo tenemos por delante muchos kms de aburrida autopista. Debemos descansar.

3-49

 20ª ETAPA (26-06-09): Aalborg – Frankfurt Km: 979.5 Vmed: 102 Km/h

Hoy tenemos como meta robar la mayor parte de kms posibles al trayecto que nos queda hasta casa. Tenemos que estar en Hamburgo a eso de las doce, donde nos esperan con un flamante neumático trasero. Llegamos en el horario previsto, tras 450 km con un aire lateral bastante respetable. En Motbox Stappelfeld nos espera Dirk, el dueño del concesionario. Les dice a los mecánicos que se pongan con nuestra moto cuanto antes, y así lo hacen. En la tienda está Maurice, un francés que curra allí, y que nos ofrece café. Pasamos allí con el un buen rato de charla de lo más agradable. Imaginamos que venderá motos, pero allí no entra nadie, y el tío tiene tiempo para hacernos la espera más llevadera, entre anécdotas de sus viajes en moto por España y otras historias. Le cuento los problemas que hemos tenido para conseguir la puta rueda, que no nos la querían solicitar por teléfono hasta que hablamos con Dirk. Nos comenta que este hombre es menos cuadriculado de lo habitual por estas tierras. Pasa escasamente una hora y la moto está lista. Les volvemos a dar las gracias un millón de veces. Le digo a Maurice que les mandaré una foto nuestra con la moto de cuando llegamos a Cabo Norte, para que la pongan en un panel que tienen allí lleno de fotos de moteros. Esperan la foto, y nos dicen que por supuesto tendrá un buen lugar en esa pared. Que pasada encontrarse a gente así por ahí, capaz de solucionarte un problema y con las mismas, invitarte a una café y echar un rato agradable. Un 10 para Motbox Stappelfeld. Seguimos ruta, y pensamos parar en Kassel, pero llegamos allí a las 17:00. Le echamos un poco de todo al asunto y decidimos seguir hasta Frankfurt. Nos alojamos en un Etap de las afueras. Tiene un McDonalds al lado. Fast food y a la cama. No sabemos como es esta ciudad. Mil kilómetros no nos lo permiten. El cansancio va pasando factura.

21 ETAPA (27-06-09): Frankfurt – Montpellier Km: 993.3 Vmed: 103 Km/h Peajes: 29.7 E

Hoy en teoría no hay que hacer ninguna parada fuera de lo común. Vamos a buen ritmo, pero aun así nos adelantan coches a velocidades de vértigo. Cuando subimos por la otra parte de Alemania no era tanto así (también es cierto que había muchas obras), pero por aquí es una pasada. Pese a todo, hay mucho tráfico. Debe ser operación salida. Vamos mucho rato casi diría que paralelos a la frontera con Francia por la zona de Estrasburgo, hasta que ya pasado Freiburg entramos por fin en territorio galo. Por esta zona de Francia las autopistas son más abiertas, y se puede ver el paisaje. Tenemos el cerebro repleto de imágenes de Noruega, y no queda apenas hueco para esto. Conocemos en uno de los repostajes a una pareja de alemanes de cincuenta y pico años que viajan en una Fazer y en una CB 500. Ella nos cuenta que se sacó el carnet a los 50, con un par. Los sueños hay que intentar llevarlos a cabo en cuanto se pueda, nunca es tarde. Son mas majos que el copón. Van a Mallorca, y nos dicen que les gustaría hacer el viaje a Cabo Norte el año que viene. Les deseamos toda la suerte del mundo y nos despedimos. Hay que seguir ruta. En otra de las paradas, comemos una ensalada prefabricada y un sándwich, mientras deliberamos sobre si nos ponemos o no los trajes de agua. Arriesgamos, y aunque nos caen un par de tormentillas de verano de unos 5 minutos, merece la pena por no pasar por el calorazo que dan los plásticos. Pensábamos dormir en Valence, pero llegamos a las cuatro, y se ve que aun no hemos tenido bastante. En unas dos horas y media más nos plantamos en Montpellier, y nos alojamos en el Ibis, que está muy céntrico. Tras una ducha, nos vamos a la Place de la Comedie, en pleno centro de la ciudad, a enchufarnos esa cerveza que nos hemos ganado con creces. Esta lleno de gente. La tarde es espléndida. Hay un chino en un extremo de la plaza, y pensamos que después de unos dos años que hace que no nos dejamos caer por uno de estos, hoy puede ser una buena alternativa. Tras la cena nos vamos a descansar. Mañana, 220 km de nada y en casa.

22ª ETAPA (28-06-09): Montpellier – Roses Km: 228.0 Vmed: 96.0 Km/h Peajes: 10.85 E

Nos pegamos un desayuno de esos que se funde el misterio. Queremos llegar a casa temprano, de forma que nos parezca al menos que el domingo es de descanso. Mañana habrá que currar, y la verdad, no apetece. Llegamos a Roses a eso de las once y el calor, que ya desde primera hora se ha hecho presente con ganas, ahora ya aprieta de lo lindo. Menos mal que corre un poco de brisa y se está a gusto. Nos bajamos de la moto y nos abrazamos. Estamos en casa y esta experiencia ya no nos la va a quitar nadie. Ha sido un viaje maravilloso, con sus momentos mejores y peores, pero maravilloso. Miro mi moto. Ahora ya no brama. Tiene más mierda la pobre que la barriga de una burra. Si pudiera oírme le diría: ¡con dos cojones! Una vez en casa , nuestros ojos denotan algo de tristeza y cansancio, pero un poquito más abajo, nuestra sonrisa no se borra, y mas abajo aun, grabado a fuego, en el corazón quedará esta aventura para siempre.

3-50

  Crónica y Fotos:  Estela y pablo Caballero Prologo y edicición:   Juan Carlos Cobos NOTA:

Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web: http://foro.motosyultraligeros.com/viewtopic.php?f=37&t=145

GALERIA  FOTOGRAFICA  3ª  PARTE

CABO NORTE: CRÓNICA DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD 2ª Parte

  • julio 24, 2014
CABO NORTE: CRÓNICA DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD  2ª Parte

En esta segunda entrega, ya dentro  de tierras de Finlandia,  se relata el asalto y llegada al Cabo Norte, ese gran objetivo, motivo del inicio de esta gran ruta. La alegría indescriptible de alcanzar esa meta, de  llegar al lugar que ya es mítico entre los motoristas europeos.  Pero como en toda ruta, grande, mediana o pequeña, el lugar de llegada tan solo es el punto donde se continua la ruta para seguir disfrutando. Se incluyen 15 fotografías. Entre ellas las de la llegada al Cabo Norte

2-11

  7ª ETAPA  (13-06-09): Umea – Napapiiri Km: 528.9 Vmed: 85.9 Km/h La noche ha sido un poco rara, pues cada vez que nos desvelábamos se veía una claridad como si fueran las diez o las once de la mañana. Salimos a eso de las ocho, y los campos de fútbol junto al camping están plagados de críos jugando. ¡A las ocho de la mañana! Llevamos buena marcha, aunque atravesamos muchas zonas con radares. Vienen bien señalizados. Son como semáforos de esos chiquitillos. A veces disponemos de dos carriles y podemos circular incluso a 110 km/h. Una gran parte del asfalto sueco es de color rojizo, parece que estemos en la pista central de Roland Garros. No sabemos si será por los productos que le echan en invierno para la nieve y el hielo, pero donde apoyan las ruedas de los coches y los camiones se forman unas cárcavas impresionantes.  Hay que tener cuidado porque la moto cimbrea. Cuesta trabajo mantener la trayectoria.  Además, a medida que rodamos más alnorte, el estado del asfalto empeora. Pasamos Skellftea, pasamos junto a Pitea y a Lulea. En estas zonas hay tramos donde la carretera mejora un poco. Vamos en busca de Haparanda, que es el último pueblo de Suecia por esta carretera, y del que hay indicaciones kilométricas desde poco después de Estocolmo. Seguimos viendo Volvos y coches americanos antiguos por un tubo. Además nos llama la atención que muchos coches llevan unos faros supletorios en la parrilla delantera del tamaño de un wok. Será por la falta de luz en invierno. Llevamos casi unos 1000 km viendo señales de “peligro renos”, y vamos a dejar atrás este país sin haber visto ni uno solo. En este tramo rodamos junto a tres goldwings de las antiguas durante uno pocos kms. Hoy ya hemos visto más motos, la mayor parte en sentido contrario. Pasamos por el puente que separa Haparanda de Tornio y ya estamos en Finlandia. ¡Finlandia! La madre que nos parió. Nos suena a estar lejos, pero lejos de verdad. Y es que así es. Paramos a repostar y los surtidores automáticos no reconocen nuestras tarjetas. Momento de pánico. Encontramos una gasolinera tradicional y ahí no nos ponen pega alguna. Menos mal. Por cierto, que aquí es una hora más. Este país tiene el horario adelantado, pues ya estamos muy al este (mas de 24º de longitud). Paramos a comer unas ensaladas de pasta que compramos en la gasolinera. No valen mucho, y además nos acribillan los mosquitos, pese al flis de protección. Hay tres moteros comiendo allí también, pero parecen inmunizados contra estos pequeños aviones de combate. Una hora más tarde llegamos al camping de Napapiiri, donde nos alojan en el mejor y más barato hitter hasta el día de hoy.

2-1

Dejamos los bártulos y nos vamos a visitar el Santa Claus Park, donde está dibujado en el suelo lo que teóricamente es la línea del círculo polar ártico. En estas fechas y a partir de esta latitud, es de día permanentemente. Este pintoresco lugar no deja de ser un vacía-carteras. Todo son tiendas de souvenirs, restaurantes y chiringuitos para dejarse la pasta. Pillamos dos parches de recuerdo, y vemos en un panel donde los chiquillos cuelgan sus cartas una de un “guaje” de Gijón. Me hace ilusión leer a un paisano. Nos parece muy simpático todo el montaje, aunque nosotros somos y seremos siempre de los reyes magos, a ver que va a ser esto. Nos hacemos fotos en unos maderos que hay señalando las distancias kilométricas a un montón de capitales y a otros puntos singulares, y también en el cartel de entrada al recinto.

2-22-3

    Testo de atravesar el círculo polar será algo simbólico, pero nos ha dado un gustazo que te cagas, Si no es porque nuestro amigo Miguel Ángel nos había advertido de lo especial del momento….. y no se equivocaba no ¡ Después damos una vuelta por Rovaniemi, que está con muy poco movimiento(serán así los finlandeses (no sabemos) y volvemos al camping, donde nos preparamos una buena cena, a base de sardinillas en lata, un poco de jamón y unos espaguetis con tomate. Ahora crónica y a descansar. Mañana, si todo va bien, atravesaremos la región de Laponia y entraremos por fin en territorio noruego.

2-4

 8ª ETAPA (14-06-09): Napapiiri – Skoganvarre Km: 490.9 Vmed: 84.0 Km/h Hoy tenemos que salir con los trajes de agua ya puestos, pues hay una fina, pero incansable lluvia que nos obliga. Volvemos a pasar frente al Santa Claus Park, y atravesamos de nuevo la línea ficticia del círculo polar. Con el paso de los kilómetros la lluvia va cayendo con más fuerza, y cuando paramos a repostar por primera vez ya estamos totalmente empapados, aunque de momento solamente por fuera. Por cierto, las tarjetas siguen fallando en los surtidores automáticos,. Cómo en caja si funcionan, nos cobran veinte euros, nos dan el billete y se lo podemos introducir en la máquina, saliendo así del paso. Pasado Sodankyla se para un poco y decidimos detenernos a tomar un café en un bar –souvenir (encontraremos bastantes más) que vemos al pie de un lago.

2-5

El tipo que lo regenta es muy amable, y estamos media hora charlando, sobre el cambio climático, el volumen de turistas, la pesca, las diferencias entre nuestras costumbres y las suyas… Le pregunto si Laponia es sólo Finlandia o también hay parte en noruega. Nos explica que la región de Laponia y los lapones comprende parte del norte de Finlandia, de Noruega y de Suecia, y que antes estaban aquí los lapones que las fronteras de los países. Sorprende ver lo que se pueden estirar las cuatro palabras de inglés que sabemos. Retomamos ruta y comienza a llover otra vez, pero se compensa con la visión de algo que llevábamos muchos kilómetros esperando, renos. Están tan tranquilamente junto a la carretera. Nos sorprende su tonalidad, más blanquecina de lo que esperábamos en algunos ejemplares. Vemos uno cruzar la carretera (hay que tener mucho cuidado con eso, y tras pasar nosotros, se cruzan otros dos por detrás. Seguimos ruta hacia Ivalo. Las gasolineras en esta zona van espaciándose cada vez más. Hay que tener cuidado con eso. A medida que avanzamos va cambiando la vegetación. Los árboles se van espaciando un poco y se ven bastantes metros bosque adentro. El asfalto en lo que va de día está bastante bien, y hay muy poco tráfico. Hay que ir con mucho cuidado no obstante, con el agua que cae y los renos. Vemos bastantes motos hoy, en ambos sentidos; muchas de ellas trail. En Ivalo repostamos en una gasolinera (de las de las de pago tradicional por suerte). Tiene un restaurante anexo y comemos barato y en cantidad. Probamos por fin la carne de reno (en Suecia se dice vilt, en Finlandia reindeer y poponoseqé en Laponia). Seguimos ruta, y a partir de aquí la vegetación ya es la pura tundra de las regiones árticas europeas. Acabamos de pasar a escasos 40 kms de la frontera con Rusia. Comienza a haber más desnivel y curvas, hubiésemos disfrutado de no estar cayendo agua por un tubo. Atravesamos Inari, y pasado Kaamanen cogemos la carretera 92, donde vemos el primer cartel hacia nuestro destino.

2-6

Nos da mucha alegría. Esta carretera nos llevará a territorio noruego por fin, pero ojo, son unos 90 kms sin una sola gasolinera, con un asfalto perronero y con continuos cambios de rasante, con el consiguiente peligro de encontrarse un reno tras cada loma. Por fin se acaba el suplicio y llegamos a Karasjok, (capital de laponia), ya en la región noruega de Finnmark, donde hacemos una parada en un pequeño parque temático sami, con sus cabañas y esas cosas. Seguimos otros 50 kms como si nos estuviéramos duchando hacia Skoganvarre, donde paramos en el camping junto a un lago. Ahora ya estamos empapados también por dentro. Nos ponemos cómodos y secos y tomamos un café con los dueños y una empleada que es finlandesa, y que habla un poco de español. Sorprende la verdad. Cenamos en el bar del camping un pollo buenísimo con patatas y ensalada, pero buenísimo buenísimo. El camping no es gran cosa, pero está en un enclave precioso, y la amabilidad de los dueños hace que sea un sitio formidable para hacer noche. Mañana partimos hacia nuestro gran objetivo. La emoción va en aumento. 9ª ETAPA (15-06-09): Skoganvarre – Nordkapp Km: 233.4 Vmed: 65.0 Km/h Peajes: 13.10 E Esta noche (que no es de noche) ha sido difícil para mí, pero no para Estela que ha dormido a pierna suelta la jodía. A mí la emoción y los nervios me han impedido dormir. Sólo a ratos pegue ojo. Salgo a pasear a eso de la una de madrugada, es completamente de día, aunque sigue nubladísimo y no deja de llover. Qué locura para esta gente. Y en invierno sin ver la luz del sol.

2-7

  Salimos bajo el agua fina de la lluvia mañanera. En Lakselv repostamos y desayunamos. A partir de aquí comenzamos a bordear el golfo de Porsangen, una inmensa lengua de mar de más de 150 kms, que recorremos con muchísima precaución, porque los renos aquí ya se cuentan por manadas. Ayer nos contó el de la tienda de souvenirs de Finlandia, que la causa por la que se acercan a la costa en verano son ni más ni menos que los mosquitos, ¡Quién lo iba a decir! Además de eso, la carretera se hace revirada, el asfalto es malo, lleve con ganas y cuando te encuentras un autobús de frente acojona un poco, pues no aminoran lo más mínimo. Todo esto, más las ansias por llegar convierten este tramo en agotador. Por fin llegamos al túnel que une la isla de Cabo Norte con tierra firme. Son casi 7 kms, primero baja con una pendiente muy pronunciada, para salvar el mar bajo su lecho, y luego asciende de un modo que nunca había visto en un túnel hasta hoy. 2-82-9 Entramos en la isla. Hay neveros que resisten la llegada de las temperaturas más benévolas incluso a nivel del mar. Aunque a partir de ahora son los meses buenos y tolerables, hace un frío de cojones. Creo que nunca hemos bajado de 5 grados pero con la niebla que ha ido apareciendo, y que va en aumento, esa sensación se multiplica. Llegamos a Honningsvag, donde repostamos y seguimos ruta cada vez con más nervios. A 13 kms está el camping donde ya ayer hicimos reserva para pernoctar. Paramos, descargamos la moto y nos disponemos a abordar la ascensión a los acantilados de Nordkapp. De repente, aparecen entre la niebla unas cabinas de peaje, donde nos cobran la entrada al recinto. Aparcamos la moto y seguimos a pie unos 100 o 200 metros, y se presenta ante nosotros un edificio. Entramos por una puerta, salimos por la de enfrente, y caminamos otros 100 metros más o menos. Ahí está. Es la bola del mundo que simboliza que estamos en el punto más septentrional de Europa.

2-10   2-11

Nos abrazamos. Lo hemos conseguido. Hemos hecho realidad un sueño en este momento. Pero no se ve nada. Encontramos españoles allí. Nos fundimos en un abrazo emotivo. Tres vienen de Canarias, nada menos, y dos de Málaga, padre e hijo. Nos hacemos una foto para el recuerdo. Pasamos 6 horas en el recinto, haciendo algunas compras, comiendo, visitando el mirador el rey, que está a medio acantilado, y al que se accede por un túnel excavado en la roca. Ahí vemos que comienza a dispersarse un poco la niebla. Subimos de nuevo a la bola y a eso de las tres y media se abre un poco de claro y por fin podemos divisar la espectacular estampa de los acantilados, y a sus pies, majestuoso, el mar de Barents. No vemos mucho mas allá, pero pone los pelos de punta los 300 m. de caída hasta las hoy tranquilas aguas. Sabemos que más allá, tan solo hay 2000 kilómetros de frío mar, y el casquete polar. No hay palabras. El momento es especial y nuestras caras lo reflejan como espejos. Enseguida se nos echa encima de nuevo la niebla, pero antes aprovechamos para visitar el monumento a los niños del mundo. Hacemos nuestro montoncito de piedras, pues se ve que es costumbre, y se cuentan por cientos o miles. 2-12 2-13

 

Nos vamos a ver un video que proyectan cada hora sobre las estaciones del año en Nordkapp y que es precioso. También charlamos un rato con un guaje de Oviedo que trabaja aquí, y que nos cuenta que se viene cuatro meses y le sale muy en cuenta. Pagan bien. Insisto en no irnos sin pasar la moto por un hueco que hay hasta la mismísima bola. No se puede, pero a lo largo del día hemos visto cómo muchos lo han hecho. Hacemos la foto de rigor junto al emblemático monumento, pues ella se lo merece tanto o más que nosotros. Nos ha traído hasta aquí, ahora le toca llevarnos de vuelta a casa. 2-142-15

 

Pensábamos quedarnos a ver el sol de medianoche, pero nos aseguran que hoy no va a dejarse ver. Desandamos los 13 kms que hay hasta nuestra cabaña (la de hoy es casi de lujo). Hay una pareja de italianos que duermen aquí también, y que han hecho el viaje en una scooter de 500 cc. Es su segunda vez. Charlamos con ellos un buen rato. Mañana, dejaremos atrás este fantástico lugar con el orgullo de haber conseguido llegar hasta aquí.

Ahora toca regresar.

Crónica y Fotos:  Estela y pablo Caballero

Prologo y edicición:   Juan Carlos Cobos

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web: http://foro.motosyultraligeros.com/viewtopic.php?f=37&t=143

GALERIA  FOTOGRAFICA  2ª  PARTE

CABO NORTE: CRÓNICA DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD – 1ª Parte

  • julio 14, 2014
CABO NORTE: CRÓNICA DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD – 1ª Parte

MyULM_CB_Norte-1_00001

Prólogo:

En esta ocasión, dividida en 3 partes o entregas, vamos a publicar la gran aventura de una pareja que, en solitario, con su moto,  realizaron en 2009 el viaje de sus sueños.  El viaje hasta el Cabo Norte, el viaje por antonomasia de cualquier motero europeo.

No creáis que, por el hecho de haberse realizado esta rura  en 2009, pudiera tratarse de una crónica obsoleta, nada mas lejos de la realidad. Es una crónica de viaje totalmente vigente y creemos que sumamente útil para todos aquellos que pretendan realizar dicha ruta u otras de gran recorrido.

Hemos respetado íntegramente el texto de la crónica realizada por su protagonista Pablo Caballero Gonzalez, para más señas, de profesión  Topografo.

Por nuestra parte nos hemos limitado a editar las fotos, maquetar toda la crónica y las imágenes y publicarla. Igualmente hemos respetado el orden y colocación que han puesto los protagonistas del viaje. por ello en la primera parte encontrareis 10 fotografías, en la segunda parte 15 fotografías y en la tercera parte 50 fotografías.

Al final, en la tercera entrega encontrareis una galería con todas las fotografías juntas, esto es, las 75 fotografías.

Esperemos que os guste tanto como a nosotros y que además pueda ser útil a todos aquellos que estén planeando o pensando en planear esta u otras rutas similares.

 

 

  CABO NORTE: CRÓNICA DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Antes de contaros lo que ha sido esta experiencia, nos gustaría presentarnos, para los que no nos conocéis. Somos Pablo (Gijón, Octubre 1976), Estela (Toledo, Febrero 1978) y la negra gruñona (Japón, Marzo 2006). Desde que compré mi primera moto, una Bandit en el 2004, y un compañero del curro me hablo de que muchos moteros viajaban durante días para conocer este lugar, tuve el deseo de realizar este viaje. La experiencia vivida por nuestros amigos Miguel Ángel y Bego, y la lectura de un montón de crónicas de gente que lo había llevado a cabo no hicieron sino avivar esa llama que ya ardía con fuerza en nosotros. Pero la principal artífice de haberlo llevado a cabo por fin ha sido Estela. Su ánimo permanente, tanto en la preparación del viaje como durante todo su desarrollo ha sido clave para completar esta maravillosa aventura.

 

Ahora un poco de números:
El trayecto recorrido ha sido de 11212 km en un total de 22 días (10836 km en moto y 376 km divididos en 17 ferrys).
Para completar esa kilometrada, la moto se ha bebido 643.86 litros de gasolina, resultando un consumo medio de 5.94 litros/100 (mas bajo de lo habitual, debido a las reducidas velocidades medias en toda Escandinavia). Hemos gastado 869.4 euros en gasolina (95 octanos) dato del que sale una media de precio de 1.35 euros/litro.
Nos hemos alojado en 6 hoteles (Ibis y Etap) y en 15 hitters (cabañas con equipamiento a partir de dos camas, mesa, sillas y cocinilla eléctrica), invirtiendo en ello 1655.2 euros, es decir, una media de 79 euros/día.
El gasto total en peajes ha sido de 147.15 euros, la mayor parte en Francia.
El gasto total en Ferrys ha sido de 380.26 euros.
El gasto total entre comidas y varios (cervezas, cafés, souvenirs, entradas a recintos…) ha sido de 1175.32 euros, dentro de los cuales no esta incluido el dinero invertido en compra de comida que nos hemos llevado de España, pero que se puede estimar en unos 100 euros.
El gasto total en la moto aparte de gasolina ha sido de 259.57 euros, debido al cambio del neumático trasero y a la mano de obra. Teniendo en cuenta la revisión completa de la moto, cambios de filtros, pastillas y líquidos de freno, neumáticos nuevos antes de salir … esta cifra se eleva a unos 850 euros.
Por tanto, el presupuesto total ha sido de 4486.9 euros contando desde que arrancamos la moto hasta el regreso a casa, pero sumando la compra de comida antes de salir y el gasto previo necesario en la moto, se va a un total aproximado de 5450 euros, si bien es cierto que tenemos medio neumático delantero y el trasero casi nuevo, pues desde que lo sustituimos apenas hicimos 2000 km. mas.

Las posibilidades de hacer este viaje algo más barato se reducen básicamente al apartado de alojamiento. Los hitter de tipo económico oscilan entre 40 y 70 euros por noche, y muchos tienen más de dos camas. Los de nivel un poco súperior se van de 75 a 90 euros por noche, y ya cuentan con baño completo. Por último, los mejores en los que estuvimos (dos noches en total) contaban además con dos habitaciones dobles independientes, con un precio aproximado entre 110 y 140 euros por noche. Evidentemente no nos hacia falta tanta historia, pero estos dos días no encontramos disponibles de los normales. Creemos que viajando dos parejas o un grupo de tres o cuatro amigos se puede economizar bastante en este apartado. Además, la gran ventaja de los hitters es que te preparas tu cena allí tan a gusto, y se ahorra en restaurantes.
Se puede hacer con tienda de campaña siempre que no haya llovido durante el día, de otra manera no veo como hacer para secar la ropa y todo eso.
En el resto de aspectos de este viaje, no se puede decir que hayamos hecho ningún derroche precisamente, y ya veis la pasta que se va. De restaurante normal hemos comido un día. Otro par de comidas o tres entre el bar de un camping, un barecillo de carretera etc… que relación calidad precio fueron las mejores. Una comida y una cena tipo fast food pero sentados en condiciones y una comida de plato en un ferry de los largos. También algún perrito, hamburguesa, ensalada (en las gasolineras hay de todo esto) y una cena en un chino, además de varios desayunos (café y bollo) en gasolineras. El resto, súpermercado y a cocinar.
La cerveza es carísima y alguna nos hemos enchufado sentados en una terracilla la verdad, pero más bien pocas. Algo de pasta se va en algunos souvenirs, parches etc, pero pensamos que no como para recortar significativamente el presupuesto final.

 

En cuanto al equipaje, esto es lo que hemos llevado y de que manera:
Equipamiento(por persona): Traje de cordura (con interior térmico desmontable), botas , dos pares de guantes (verano e invierno), traje de agua, ropa térmica interior, casco abatible con pantalla antivaho, dos bragas de cuello (normal y de invierno), un calzado bajo de trekking, camisetas viejas, calcetines viejos y ropa interior vieja (lo ibamos tirando a medida que lo usábamos, lo que resultó un éxito absoluto), pantalón, sudadera, forro polar, cubrebotas de lluvia (no se usaron, pues las botas aguantaron bien) y chanclas.
Comida: Lomo, jamón, sopas de sobre, pasta de sobre, arroces de sobre, colacao, café soluble, legumbres en lata, sal, aceite en pequeñas botellas, latas variadas, puré de patatas de sobre y leche en polvo. Se nos olvidó el azúcar, y cometimos el fallo de sacar los sobres de puré de patatas de la caja en la que venían , con lo que no teníamos instrucciones de uso. La leche en polvo ha resultado un fracaso. En frío salen grumos y en caliente no vimos mucha mejora. En suecia acabó en la basura para hacer hueco. Comprando un litro a la tarde da de sobra para desayunar y cenar dos, y también venden en tamaño de medio litro.
El resto de cosas (pan, carnes, agua, leche, huevos, fruta, ensalada…) lo hemos ido comprando a medida que necesitábamos.
Varios: Camping-gas, pack con cacerola, cazo, 2 platos, 2 tazas y cubiertos, kit de fregado (en un pequeño tuper, un trozo de estropajo, otro de bayeta y un pequeño recipiente relleno de lavavajillas), bolsas de congelar con cierre por film de dos tamaños (esto vale para todo, han resultado un éxito), dos navajas, un pequeño botiquín, neceser, secador de viaje (otro éxito, pues ha secado mas ropa que pelo), cámaras, móviles, un pequeño neceser lleno de todos los cables que se necesitan para sobrevivir hoy en día, sacos de dormir, almohadas hinchables de viaje, flis anti-mosquitos (imprescindible), toallas decathlon (invento cojonudo, pues no ocupan apenas y se secan en nada), mapas (aunque llevamos gps la consulta de mapas para mí es fundamental), guía de Noruega, cuaderno y bolis, ladrón (muy útil) y enchufe universal (no hizo falta para nada).

Distribución del equipaje:
Los sacos de dormir iban encajados en el hueco que queda entre el asiento trasero, el respaldo, la parrilla y la matrícula. El resto de cosas, como se detalla a continuación:
Maletas laterales: Ropa, cables, cámara de fotos, guantes repuesto …
Baúl: Comida, camping-gas, menaje, kit de fregar, calzado trekking, chanclas … y amarrado arriba con red y cinchas los trajes de agua y el interior de la cordura.
Sobredepósito: Ropa, neceser, botiquín, toallas, navajas, mapas, almohadas, flis …

Preparación de las rutas:
Partiendo de los lugares que teníamos clarísimo que queríamos visitar, de la ayuda de varias crónicas que leímos, de la experiencia de Miguel Ángel y Bego, de una guía de Noruega y de la página web visitnorway.es nos fuimos preparando el itinerario, siempre teniendo claro que queríamos subir por Suecia y Finlandia más rápido, y bajar con más calma por Noruega. Hay varias webs donde se pueden consultar los horarios de los ferrys. Es imprescindible hacerlo en el caso de los de larga distancia, recomendable en los de media, y no es necesario en los de corta distancia, pues salen con relativa frecuencia.

Efectivo y tarjetas:
Se puede pagar prácticamente todo, por pequeño que sea el gasto, con visa. Nosotros llevamos varias (por si se jodiera alguna) en diferentes lugares, con cuidado de los imanes de la bolsa sobredepósito, que las inutilizan.
En metálico hemos llevado 200 euros, 100 euros en coronas danesas, 100 euros en coronas suecas y 200 euros en coronas noruegas. Con esto hemos tenido suficiente.

La crónica de este viaje se ha ido escribiendo día a día, a modo de diario de ruta. Si tenéis paciencia y conseguís terminar de leerla (que os llevará un buen rato) tal vez os logremos transmitir algo de lo que ha supuesto para nosotros llevar a cabo esta inolvidable experiencia.

Estela y Pablin.

*Aclaraciones: Los datos de velocidad media se refieren a la velocidad media en movimiento, no interviene en el cálculo cuando hemos estado parados, ni cuando viajamos en ferry.
Todos los datos de gastos de peajes y ferrys están pasados a euros según la divisa en el momento de realizarse el viaje.

1ª ETAPA (07-06-09): Cobisa (Toledo) – Bayonne.
Km: 622.7 Vmed:105 km/h Peajes: 13.55 E

MyULM_CB_Norte-1_00002

Por fin ha llegado el día tan esperado, el día en el que comienza a hacerse realidad un sueño que llevaba mucho tiempo en nuestras cabezas. Hemos salido a media mañana, pues la celebración del weekend del Vocs ha acabado hoy mismo con un desayuno en el hotel Beatriz de Toledo. El tiempo parece que acompaña, y aunque hay nubosidad, es blanca y no parece indicar posibles lluvias, pero a medida que circunvalamos Madrid y ponemos rumbo al puerto de Somosierra, las nubes van tomando un tono amenazante. Nos acompañan durante el resto del trayecto, y aunque en ocasiones las vemos descargar muy cerca, no cae ni una gota de agua sobre nosotros. Eso sí, aire vamos teniendo para aburrir, y en muchas ocasiones bastante racheado. Nos hacemos un bocata en un área de descanso al poco de pasar Burgos, y seguimos ruta dirección Vitoria, y luego hacia San Sebastián por una autopista revirada donde las haya, que discurre a través de verdes parajes que nos hacen recargar las pilas. Tras dejar atrás Donosti, pasamos la frontera, y en menos de nada llegamos a Bayonne, con tiempo suficiente para dar un buen paseo por la ciudad, que no tiene movimiento alguno de gente.

MyULM_CB_Norte-1_00003

Vemos la catedral, un antiguo castillo rehabilitado para otro uso (court) y varios edificios medievales muy singulares. La ciudad es muy bonita, pero parece que haya caído una bomba nuclear. Nos acercamos hasta la ciudadela, pero no se puede acceder, no sabemos si por la hora que es (20:00) o porque está cerrado siempre. Cenamos algo en uno de los pocos garitos abiertos y nos retiramos a descansar. La ruta de hoy no ha sido dura, pero el fin de semana sí. Hay que recuperar fuerzas, mañana tenemos una etapa algo más larga.

2ª ETAPA (08-06-09): Bayonne – Roissy en France
Km: 773.6 Vmed: 91.7 Km/h Peajes: 29.50 E
Al levantarnos, vemos con desagrado y resignación como llueve, pero lo hace de forma comedida. Aun así, nos enchufamos los trajes de agua. Me quedo estupefacto al ver que la moto no arranca. Le digo a Estela que la moto se ha quedado sin batería. Me mira como si hubiese dicho una gilipollez, y me recuerda que con la velocidad engranada y la pata de cabra, acostumbra a no arrancar. Después del momento de crisis y de la herida en mi orgullo ponemos rumbo a Roissy en France, en los alrededores del aeropuerto Charles de Gaulle de Paris, que será nuestra próxima parada. Es un día que tiene como objetivo arañar kilómetros al global de la ruta. Paramos al poco de salir a desayunar y a repostar. Sigue lloviendo. Vamos haciendo tiradas de unos 200 km más o menos. El gps nos desvía de la autopista de peaje por Angouleme-Poitiers, y nos metemos en una vorágine de camiones que complica mucho la conducción, sobre todo por el agua que nos proyectan. Sólo antes de comer, el agua nos da un poco de tregua, eso sí, a costa de un aumento considerable del viento. Para compensar una mañana motera poco agradable, decidimos echarnos al cuerpo algo de legumbre. Meto la mano en el baúl con la idea de coger la primera que saliese y … Fabada !!!! Ostia que bueno, Dios existe y es asturiano.

MyULM_CB_Norte-1_00004

Nos venimos arriba y mientras recogemos sale un ínfimo pero agradable rayo de sol. Se me viene a la cabeza una frase que dicen en un disco que tengo de Extremoduro : “en un claro entre las nubes hemos vuelto a ver el sol, como dos presos comunes en el tejao de la prisión”. Es un espejismo. Al poco de arrancar comienzan de nuevo las hostilidades, esta vez rayando lo torrencial. Veo una moto detenida en el arcén, pero me doy cuenta de que no es nada mecánico, está bajo un puente resguardándose. Seguimos, y amaina ligeramente. Poco antes de París, de nuevo otro arrechucho de agua. Vuelve a aflojar, y circunvalando la ciudad, nos comemos muchos kilómetros de atasco. Comenzamos respetando la cola, pero veo que, o tomamos la determinación de conducir a lo parisino, o la moto nos sale ardiendo con el calentón. Así que dicho y hecho, mano izquierda en el claxon, mano derecha en el gas y con dos cojones. Por fin llegamos al hotel. Ducha merecida y cena en un grill de aquí al lado. En resumen, muchos km de aburrida autopista francesa, con tanta vegetación a los lados que no se ven apenas los paisajes por los que uno pasa. Cabe reseñar que hemos visto la parte súperior de la torre Eiffel desde “le peripherique” o ronda. Efectivamente, aquello era Paris.

 

3ª ETAPA (09-06-09): Roissy en France – Bremen
Km: 768.7 Vmed: 103 Km/h Peajes: 7.50 E
Salimos de París con la ropa de agua puesta, no estamos seguros de lo que nos va a deparar un cielo plomizo y extraño. A medida que nos alejamos de la gran urbe, el tráfico se va haciendo más fluido. Paramos a desayunar a los 100 kms de ruta, más o menos, y ya tenemos que despojarnos de los plásticos. Ni una gota. Avanzamos por las aburridas autopistas francesas, con su inagotable fuente de arboleda en los laterales que te hacen sentir como un burro con las antiojeras. Vamos esquivando por arte de magia las zonas con las nubes más negras e incluso nos da el sol un buen rato. Sólo la interminable línea de farolas en la mediana indican que ya estamos en territorio belga. Por lo demás, el mismo parapeto de vegetación que nada nos deja ver. Circunvalamos Lieja, y ponemos rumbo norte, hasta penetrar en territorio holandés. Seguimos tocados por la suerte, y los nubarrones más amenazantes se van quedando a un lado sin tocarnos con su varita de agua.
Alemania también se nos presenta sin cambio aparente. Paramos a comer y nos preparamos unos tallarines de sobre que no son precisamente una delicatessen, ero que nos sientan bien. Cuando estamos terminando, se nos echa encima una tormenta. Recogemos como rayos y ponemos pies en polvorosa. Los primeros goterones nos mojan de refilón durante unos pocos kilómetros, pero la amenazante nube se viene a nuestra izquierda durante bastante más de una hora. Vemos cómo descarga sin parar, cruzando los dedos para que no nos toque .
Así van pasando los kilómetros y llegamos a Bremen, donde está despejado y agradable. Nos pegamos una merecida ducha y nos disponemos a visitar la ciudad. En el paseo junto al río hay muchísimo ambiente. Nos enchufamos una jarra de cerveza mientras

MyULM_CB_Norte-1_00005

disfrutamos del solecito. ¡Qué maravilla!. Después visitamos Altstad, el barrio donde está la famosa Markplatz, presidida por la catedral de San Pedro. Es precioso de verdad. Además nos hacemos una foto nada menos que no los trotamúsicos que venían a Bremen a cantar su canción, ¡ostia, que gracia y que recuerdos de infancia!

MyULM_CB_Norte-1_00006

Nos damos un paseo por este barrio y después visitamos el otro barrio reseñable de esta ciudad, que es el de Schnoor, formado por varias calles muy estrechas llenas de pequeños negocios, bares y restaurantes. Tiene muchísimo encanto, pero claro, se ve enturbiado en menos que canta un gallo por la tormenta que nos perseguía durante toda la tarde, que llega con malicia y a traición.
En un momento descarga lo que no está escrito. Justo antes estamos a tiempo de regresar a Altstad, donde nos atechamos en un garito que sirven las típicas salchichas. Ya tenemos que cenar. Nos sabe a gloria. En cuanto escampa un poco aprovechamos para regresar al Ibis. Nos ha encantado la ciudad. Una etapa provechosa la de hoy. Casi 800 kms menos para el objetivo, y una tarde / noche cojonuda en Bremen.

4ª ETAPA (10-06-09): Bremen – Copenhague
Km: 421.0 / 438.0 (moto/total) Vmed: 103 Km/h Peajes: 7.50 E Ferrys: 41.00 E
Hoy comenzamos a rodar un poco más temprano que otros días, y los primeros km de autopista hacia el norte dirección Hamburgo son un tedio. Cada 10 km hay un tramo de otros 5 en obras, con la consiguiente limitación a 80, a 60, y la aglomeración de vehículos. Tenemos que parar a ponernos los trajes de agua porque se está poniendo muy feo. Vamos comiendo kilómetros al día rumbo a Puttgarden, donde cogeremos el primer ferry de este viaje. Unos 30 km antes de ese punto, se acaba la autopista y su muralla de árboles. Después de 2000 km a lo largo de Francia, Bélgica, Holanda y Alemania, por fin podemos ver el paisaje que atravesamos. Está todo verde a rabiar. Comienza a oler a mar, y tras coronar una pequeña subida, ahí aparece majestuoso ¡Que gozada! La carretera termina en unas cabinas de peaje donde pagamos el ferry. El hombre se dirige a nosotros pero no le entendemos. Le digo que si habla inglés y se mosquea. Se ve que ya nos estaba hablando en inglés, pero nuestro paupérrimo nivel no da para mucho. Esperamos unos 5 o 10 minutos para embarcar. Atamos la moto y hacemos el viaje (de unos 40 minutos) en cubierta, emocionados por saber que vamos a poner el pie en un país que aun no hemos visitado con la moto… ni sin ella. Desembarcamos y hacemos los 160 km que nos separan del camping de Copenhague de una tacada, con la idea de comer una vez allí. Va a ser también nuestra primera noche en un hitter (cabaña) de los que tanto hemos oído hablar. Una vez llegamos, en recepción nos entregan un paquete de España, el cargador de los BTs que se nos había olvidado (gracias Manolo). Nos instalamos. Es un pequeño cubículo con tres camas, una mesa, frigorífico y cocinilla eléctrica. Está limpio y es relativamente acogedor. Nos enchufamos un cocido y nos vamos al centro de la cuidad (unos 11 km). Localizamos la oficina de turismo y nos indican lo que merece la pena visitar. A patear se ha dicho. Estela aborda a dos transeúntes a los que escucha hablar en español. Viven allí, y nos dan una extensa explicación de lo más representativo de la ciudad. Y es que es majestuosa. Vemos los edificios del Tívoli Concert Hall y del City Hall, donde hay una plaza enorme. Vemos la catedral, que realmente no dice nada, el palacio de Christiansborg, la casa de la ópera o Royal Theatre (un edificio precioso) y bajamos hacia el paseo del muelle por Nihavn, una calle con muchos barecillos y junto a un canal navegable, que está llena de gente tomando algo. A esta hora, algo más de las cinco y media, la ciudad bulle.

MyULM_CB_Norte-1_00007

 

Seguimos por el muelle hasta llegar a unos espectaculares jardines, tras los cuales hay una serie de edificios que conforman lo que es la residencia real. En el embarcadero hay un yate enorme. Suponemos de quien es. Por último, llegamos a la famosa sirenita (lo del diminutivo es por algo) símbolo de Dinamarca.MyULM_CB_Norte-1_00008

Nos ha parecido un recorrido alucinante, pero cansado. Hay que volver a la moto. En total, más de tres horas y media de caminata. Ha merecido la pena. De vuelta en el camping, sorprende ver como las cabañas se han ido llenando de gente. Currantes con sus furgos junto a su hitter, y echando una cerveza en la mesa de fuera. Mientras escribo esto, admiro la limpieza y el orden que se respira.

Vamos a cenar. Mañana, a Estocolmo, territorio sueco por primera vez.

 

5ª ETAPA (11-06-09): Copenhague – Estocolmo
Km: 721.1 Vmed: 92.4 Km/h Peajes: 21.45 E
Dejamos atrás esta fantástica ciudad, y pasamos a Suecia por Malmo. El paso consta de un túnel de unos tres km y justo a continuación un inmenso puente sobre el mar Báltico que impresiona mucho. Se eleva sobre el mar unos 60 metros para dejar paso al abundante tráfico marítimo. Es alucinante. Desde el puente se ven incluso aerogeneradores que están instalados en el mismo mar.

MyULM_CB_Norte-1_00008a

A medida que lo cruzamos y nos acercamos a Malmo, vemos elevarse a lo lejos la famosa torre Turning Torso, de Calatrava. El paisaje que vamos viendo es muy bonito. Seguimos hacia Helsinborg, que es el otro punto de entrada a Suecia desde Dinamarca, en este caso vía ferry. Vamos viendo cosas que nos sorprenden. Muchos campos de golf, mucho orden, mucha limpieza, y un McDonalds en cada área de servicio. También observamos que les gusta mucho según parece el mundo del caballo. Hay muchísimos y también vamos viendo algunos hipódromos. En los alrededores de Helsinborg cogemos la E4, que no dejaremos ya hasta Estocolmo. Pasamos por las localidades de Jonkoping, tras la cual bordeamos un lago inmenso durante bastantes km, Linkoping, Norrkoping y finalmente la gran capital, donde parece ser que es la hora de salir del curro porque pillamos un atasco enorme. Allí nos llevamos la sorpresa mala del día, pues el camping que teníamos averiguado para hacer noche (prácticamente en la misma cuidad) hace dos años que cerró, y ahora es una zona deportiva. Vemos las alternativas y escogemos otro a unos 10 km dirección noroeste, de forma que nos viene bien para salir mañana evitando las aglomeraciones de la ciudad. Nos instalamos. No vale mucho la pena el hitter la verdad, pero es lo que hay. Dejamos los bultos y nos vamos de nuevo a Estocolmo.Aparcamos cerca de la estación central, en Norrmalm. La ciudad se asienta sobre varias islas. Es imponente, y nos da pena no disponer nada mas que de escasas cuatro horas para poder patearla. Cruzamos a la isla de Gamla Stan, donde está el palacio real. Es muy bonito todo y hay muchísima gente por la calle, paseando, de cañas, muchos cenando ya …

MyULM_CB_Norte-1_00009

Los edificios singulares son mas numerosos que los que no llaman la atención. A la isla de Sodermalm no llegamos a cruzar, nos tenemos que conformar con ver como se eleva desde el agua, dominando al resto de la ciudad. Tendrá que ser en otra ocasión. En este punto en el que estamos hay una gran terraza con una zona de conciertos, y está a rebosar de gente. Regresamos hacia Norrmalm atravesando un puente desde el que hay una vista espectacular del museo nacional y de la isla de Skepps-Holmen. Hay un velero amarrado tipo Elcano que nos deja flipando. Pasamos por delante de la ópera y atravesamos unos grandes jardines donde hay un pedazo de fuente – estanque en cuyo extremo se encuentra el american bar. Está abarrotado y pensamos que puede ser un buen sitio para tomar una cerveza y cenar. A los suecos se ve que les va lo americano. No en vano, a lo largo del día vemos varios Ford Mustang, muchos más que cualquier Citroen por ejemplo, que no abundan por estas tierras. Nos apretamos una hamburguesa doble con bacon, aros de cebolla, pepinillo, lechuga y tomate, con sus patatas y su salsa especial. Creo que nunca hemos comido una de estas tan tan buena. Lástima no poder decir lo mismo de la cerveza. Lo que mas nos jode es que después de que nos las sirvan, vemos como al de la mesa de al lado le traen una San Miguel… mecagoenmicalavera ¡! Nos pegan un buen sablazo, pero salimos satisfechos. Volvemos a por la moto y regresamos al camping sin conocer una grandísima parte de la ciudad, pero son casi las once y hay que descansar también. Estocolmo se merece una visita mucho mas prolongada y sosegada. Esperemos que así sea no tardando mucho, porque es un auténtico flipe de lugar.

6ª ETAPA (12-06-09): Estocolmo – Umea
Km: 645.3 Vmed: 89.1 Km/h
Nos ponemos en marcha con las ganas de arañarle a nuestro destino otros 600 y pico km. La mañana es fría y ya es el segundo día que vamos equipados con la ropa interior de los trajes. Aun nos guardamos en la recámara los pantalones y camisetas térmicas, por si las cosas empeoran. De momento vamos bien. A la media hora paramos a desayunar y a repostar. Desde este momento, los dos carriles en cada sentido pasan a ser tres en los dos sentidos durante un montón de km. Se van alternando de forma que nos va tocando un trozo con dos carriles, y cuando se benefician de eso los de enfrente, un trozo con uno solo. Parece suficiente la verdad para el tráfico que hay. Comienza a cerrarse la niebla y baja la temperatura considerablemente. Nos tiramos así muchos km. Cada vez hay menos tráfico y parece que nos acerquemos al fin del mundo. Nada de eso. A medida que nos acercamos a la ciudad de Sundsvall todo vuelve a la normalidad. Incluso levanta la niebla y sube la temperatura. Circulamos unos 50 km con dos motos finlandesas. Una es una preparación preciosa, y la otra una Harley Dyna. Se desvían y nos despedimos. Ha sido un placer rodar junto a ellos. Seguimos viendo muchos coches americanos, y como no, una auténtica legión de Volvos.

MyULM_CB_Norte-1_00010

La carretera discurre atravesando lagos y bosques. El terreno es muy llano en general. Algo que nos llama la atención desde ayer es que las nubes están (o eso parece al menos) muy cerca del suelo. A veces parece incluso que se pudieran tocar con las manos. Paramos a comer junto a un lago, abandonando la E4 durante unos 3 km. Merece la pena la incursión, pues comemos solos a la orilla de un lago y en medio de una zona de bosque. Las lentejas de hoy no valen mucho, pero la ensalada de pasta que compramos en una gasolinera esta realmente buena. Retomamos la marcha, esperando tras cada curva (que son mas bien pocas) que aparezca por fin la gran visión del golfo de Botnia, pero no llega, pese a que la carretera discurre permanentemente casi al borde de la costa. Se ven perfectamente los entrantes del mar en la tierra, pero nunca esa sensación de divisar mar abierto. Pasamos Ornskoldvik y repostamos poco antes de llegar. Tras sobrepasar Umea, a unos 5 km, llegamos al camping, con la única idea de descansar. Hoy no habrá visitas, hemos de reponer fuerzas. Vamos al súper del camping y compramos para hacernos unos huevos revueltos, pan y dos cervezas. De vuelta al hitter, vemos una especie de extraña moto con sidecar. Comenzamos a hablar con el propietario, un abuelete francés de lo mas agradable. Llega su señora y ahí nos toramos los cuatro de risas mas de media hora. También van a Cabo Norte. Nos despedimos esperando vernos allí, y regresamos a la cabaña comentando lo aventurero de esta pareja de simpáticos abuelillos gabachos. Nos tomamos las cervezas afuera. Ha despejado por completo y el sol calienta. Nos preparamos esa pedazo de cena a la española ¡que coño! Jamón, huevos y pan con tomate. Una pasada. Un colacao calentito y a escribir que se ha dicho. Ahora mismo son las once menos cuarto y aunque el sol no se ve ya, todavía es de día en estas latitudes. Ya estamos muy cerca de las 24 horas de luz. Mañana el objetivo es llegar al círculo polar ártico. Es emocionante.

.
Crónica y Fotos:  Estela y pablo Caballero

Prologo y edición:   Juan Carlos Cobos

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/viewtopic.php?f=37&t=141

 

GALERIA  FOTOGRAFICA  1ª  PARTE

Marvao – Alburquerque – Valencia de Alcantara

  • mayo 12, 2014
Marvao – Alburquerque – Valencia de Alcantara

IMG_2745

Uno de los mayores placeres que tenemos los motoristas, los que montamos en moto sea cual sea el tipo y modelo de ésta, es viajar en ellas.

Y si además de viajar en moto,  lo podemos hacer en grupo,  junto a otros moteros y moteras, mejor que mejor.  De esa forma no solo compartimos la afición por montar en moto y viajar, sino que además compartimos vivencias, anécdotas, chistes, risas, experiencias,  mesa y mantel y otras aficiones compartidas además del de la moto y el viaje.

Una de esas aficiones compartidas suele ser la historia, sobre monumentos, romanos, templarios, castillos y lugares con un interesante pasado histórico medieval. Si a eso le podemos añadir el deleite por la gastronomía, pues eso, miel sobre hojuelas.  Eso sí, sin dispendio excesivo que la crisis sigue estando ahí, diga lo que diga quien lo diga. Pero ello no quita que encontremos lugares donde saborear los productos y guisos de la tierra sin un coste excesivo. Haberlos los hay.

Recientemente hemos realizado una ruta de dos días, en la que hemos recorrido más de mil kilómetros sobre nuestras motos. A esos viajes casi relámpago, que luego no lo son tanto, en los que recorremos tanta distancia en uno o dos días les denominamos «mandriladas», por aquello de que se nos queda el culo pelado como los mandriles . . .jejeje.  Y eso es lo que hemos hecho, nos han invitado  a participar en una mandrilada cuyo recorrido era Valencia de Alcantara (Caceres), Marvâo (Portugal) y Alburquerque (Badajoz). En total seis motos, cinco custom y una BMW RT 1200 R  y por delante unos 1000 km…¡¡Una gozada!!

Habíamos quedado emplazados, todos los integrantes de la mandrilada, en la cafetería de la gasolinera que se encuentra en el km 47,7 de la A-5,  dirección Extremadura. Por lo que cada integrante debería adaptar su horario de salida a su lugar de origen,  para llegar a ese punto el día en cuestión antes de las 9:00h,  ya que a esa hora se salía de viaje y hay que ser puntuales en esas cosas. No solo ser puntuales, sino salir desayunados, limpios,  aseados y con el depósito de combustible lleno a tope y los depósitos naturales a la inversa.

JCCS_Marvao_Albuquerque00012JCCS_Marvao_Albuquerque00005

A las 8:40h ya estábamos en la cafetería dando cuenta de cafés, bollería, barras de pan tostadas, etc.  Llenamos los depósitos e iniciamos la marcha hacia Valencia de Alcántara, o lo que es lo mismo unos 354 Km por delante. Pasando y parando por donde ya no pasa casi nadie como es el Puerto de Miravete,  parando  en Miravete en el bar de carretera Mont Blanc donde degustamos unos suculentos bocatas de  lomo, tortilla, jamón, etc. y cuando digo suculentos me refiero  a que aparte del contenido el continente era grande, muy grande.  Es lo que tiene de bueno el ir por carreteras secundarias, todo se ve mejor, todo se saborea mejor, todo se disfruta mejor.

JCCS_Marvao_Albuquerque00018JCCS_Marvao_Albuquerque00026

JCCS_Marvao_Albuquerque00020JCCS_Marvao_Albuquerque00025_b

JCCS_Marvao_Albuquerque00033JCCS_Marvao_Albuquerque00036

Una vez tomando el tentempié continuamos camino por una carretera virada, divertida y con el firme aun en buen estado a pesar del escaso tráfico que discurre por ella, lo que la hace mas sugestiva todavía ya que nos permite ir de forma sosegada disfrutando de la conducción de nuestras máquinas, del paisaje, la brisa, los olores del entorno, etc.

Al llegar a Valencia de Alcántara lo primero que hicimos, ya que aunque no lo parezca habían pasado varias horas,  fue comer en el restaurante Tabú, os lo recomiendo. El menú especial, por 15,-€ por persona, merece realmente la pena ya que  tiene una batería de entrantes  (Bacalao a la dorada, croquetas de perdiz, chorizo de la tierra, morcilla, morcilla patatera, todo en cantidad), más un generoso primer plato, un abundante  segundo plato,  con bebida y postre que mereció la pena, por la cantidad, calidad y precio.

DSCN0249

Tras la comida nos fuimos al camping Aguas Claras donde teníamos reservados unos   bungalows,  con media pensión. Nosotros, que somos dos, por el bungalow, con cena y desayuno, media pensión en suma, nos salió por 64,-€  los dos. Sin media pensión, solo alojamiento y desayuno nos salía por 49€

Tras registrarnos en el camping y dejar el equipaje, nos dirigimos hacia Marvao, apenas a 26 km de distancia desde Valencia de Alcántara, por una carretera virada pero con firme en buen estado.

A Marvâo sólo se puede acceder por una única carretera que remonta la ladera de la sierra de  Sâo Mamede, que separa Portalegre y Castelo de Vide, en la región del Alto Alentejo, Portugal, de Valencia de Alcántara (Extremadura).

Es, obviamente, un bastión de importancia militar en su época, ya que no puede haber otro motivo aparente para situar una población en un risco tan alejado de las tierras más productivas y fértiles del entorno, pero al contrario de lo que podamos creer, no tiene tanto que ver con la línea de frontera que separa y separaba España y Portugal, sino más bien con revueltas producidas durante el siglo IX,  entre los dirigentes musulmanes que entonces dominaban la zona. Según parece el propio nombre de Marvao  proviene  de un emir llamado Ibn Marwan.

Al llegar a Marvao lo primero que nos encontramos es la Puerta de Rodao, una puerta estrecha horadada  en la muralla de piedra que rodea toda la población de Marvao. Una muralla impresionante y en su tiempo inexpugnable.  Al atravesar  las murallas de la ciudad por la Puerta de Rodao, nos hace no solo entrar en Marvao de forma física sino también emocional,  ya que es casi como dar un salto hacia atrás en el tiempo. Un paso antes estamos en el Siglo  XXI y tan solo  un paso después estamos en época medieval.

JCCS_Marvao_Albuquerque00096_ret

Con sus calles empinadas y adoquinadas, las paredes de sus casas encaladas, con un ritmo de vida lento, sosegado, pausado, nos retrotrae al Medievo y a otra forma de vida totalmente diferente de la que vivimos los habitantes de las grandes ciudades en este siglo de vorágine y tecnología punta, electrónica, teléfonos móviles, etc. Lo malo es que somos tan listos que nos adentramos en el Medievo pero seguimos llevando con nosotros esos artilugios infernales de la actualidad.

En la historia de Marvao podemos remontarnos hasta época prerromana, romana, musulmana y cristiana, pero no he localizado rastro de Templarios en sus anales. Lo digo porque soy un gran aficionado al tema de los Templarios,  y me habían hablado de que en su día Marvao fue un enclave Templario.

JCCS_Marvao_Albuquerque00120JCCS_Marvao_Albuquerque00123

Si es cierto que, en el siglo XIII,  Marvao pasó a ser dominio de la Orden de Malta, antes del Hospital. Orden que fue heredera de las posesiones del Temple tras su desmantelamiento y liquidación mediante el Concilio de Vienne. Como sabéis,  el 3 de abril de 1312, en dicho concilio se aprueba la Bula Vox in Excelso, emitida por el propio Papa Clemente V el 22 de marzo de 1312, y confirmada posteriormente por la Bula Ad Providam de 2 de mayo de 1312. En ambas se declara la disolución definitiva de la Orden.

Debemos saber que los Templarios entran en el Reino de Portugal en tiempos de la condesa Teresa de León, de la que reciben el castillo de Soure en 1127. Un año después reciben Castelo de Soure a cambio de su colaboración en la Reconquista. En 1145 reciben Castelo de Longroiva por su ayuda a Alfonso Henriques en la toma de Santarém. En 1147 reciben el castillo de Cera, próximo a Tomar, que posteriormente se convertiría en su sede regional. Los templarios serían una orden bien asentada en Portugal. Pero es todo lo que he logrado encontrar en cuanto a posesiones templarias en Portugal, nada sobre Marvao. El motivo del paso de Marvao a la Orden de Malta fue por donación de  Alfonso III en 1271.

A la bula papal ordenando la disolución, los reyes portugueses cambiaron el nombre de la orden en Portugal por el de Orden de Cristo, aunque con sustanciales diferencias respecto a la Orden del Templo original, sobre todo en cuanto a regla, votos y forma de elección de los cargos.

La ciudad se puede visitar en un día o algo menos, depende si se pernocta en ella o no.  Es una población pequeña con apenas unos 600 habitantes. El castillo ocupa prácticamente un tercio del total  de la superficie de Marvao. Tras visitar la población accedemos al castillo cuya entrada nos cuesta 1,30€ por persona. Una vez dentro podemos visitarlo libremente, cada uno a su ritmo y libre albedrío, ya que no existe visita guiada si bien, al adquirir la entrada al mismo, nos hacen entrega de un triptico con el que podemos ir recorriendo las  diferentes partes de l castillo, magnifico castillo.

IMG_20140510_0004

IMG_20140510_0001

Tras la visita, ya anocheciendo,  dejamos Marvao y nos dirigimos nuevamente  a Valencia de Alcántara, donde cenaremos y descansaremos pasando la noche en nuestro bungalow del camping Aguas Claras. A la mañana siguiente nos dirigiremos a Alburquerque.

Tras levantarnos nos acercamos a la cafetería-restaurante del camping para desayunar de forma contundente  para reponernos y hacer acopio de energías hasta la hora de comer. Tras el desayuno, terminamos de asearnos y de hacer el equipaje acomodándolo en las motos. Salimos para Alburquerque a las 10:30h aproximadamente, nos esperan apenas unos 35 km, algo más de media hora, pero con el GPS del guía de la ruta,  ya veréis las fotos del mismo, se nos hace un poco más largo, pero poco más.

IMG_9842

Alburquerque es una ciudad más grande que Marvao, con  algo más de 5.500 habitantes sus calles tienen más actividad. Sus orígenes datan de la época romana y posteriormente estuvo en manos musulmanas. Pero los monumentos más característicos que se conservan en Alburquerque son los levantados en la Edad Media. Siendo el más espectacular , en el conjunto de su casco histórico, el otrora inexpugnable Castillo de Luna (el condestable Don Álvaro de Luna fue uno de sus propietarios).

JCCS_Marvao_Albuquerque00225JCCS_Marvao_Albuquerque00230

Asimismo, existe un recinto  amurallado que rodea, en su mayor parte aunque no por completo,  el barrio gótico-judío, llamado Villa Adentro, y en él se conservan entre sus callejuelas, numerosas casas con dinteles ojivales, algunos de ellos con elementos que delatan el origen judío de sus moradores antes de la expulsión en 1492 por mor del decreto de la Alhambra, promulgado por los Reyes Católicos, instigado por el ínclito e inefable Tomás de Torquemada, a la sazón Inquisidor general de la Inquisición española.

Como decía,  hoy día podemos ver y hemos visto los hermosos dinteles de esas calles y los hemos disfrutado y fotografiado.

IMG_3184_rec_ret

Tras recorrer sus calle llegamos hasta la parte superior del Casco Histórico y llegamos al Castillo de Alburquerque, donde tenemos que esperar en su puerta, junto a otros visitantes y turistas, ya que la visita es gratuita y guiada por dos personas que nos van haciendo un ameno recorrido por todo el castillo y facilitándome la labor de hacer fotos por todo el recinto.

JCCS_Marvao_Albuquerque00241JCCS_Marvao_Albuquerque00246

El castillo de Luna está sobre un cerro de la Sierra de San Pedro, en la denominada  comarca de Los Baldíos, en Alburquerque. Nos encontramos por tanto en una zona  muy  próxima a la frontera con Portugal, Valencia de Alcántara y Badajoz, lo que le hacía ser muy atractiva estratégicamente hablando, dada su ubicación, como fortaleza.

Inicialmente y tras ser reconquistada por el rey Fernando II pasó a ser gobernada y custodiada por la Orden de Santiago, allá por el año 1166. Pero la alegría duró poco y en el año 1184 volvía a manos musulmanas pasando nuevamente y por última y definitiva  vez a manos cristianas en 1217. Vamos, un vaivén o toma y daca que diríamos ahora entre musulmanes y cristianos..

En  el siglo XIV el castillo estuvo en varias manos, casi siempre ligadas a las coronas de Castilla o de Aragón. A mediados del XV la fortaleza se le encomienda a don Álvaro de Luna,  a la sazón Maestre de la Orden de Santiago y Condestable de Castilla, quien no solo lo conservó sino que acometió obras de mejora como la realizada  en 1445 al construir  la torre del Homenaje con un interesante sistema de acceso al piso superior a través de un gran puente, del que se conserva constancia y en perfecto estado, tanto es así que pasamos caminando  por el para acceder a la mencionada torre.

JCCS_Marvao_Albuquerque00272

En el periodo comprendido entre 1465 a 1472 Don Beltrán de la Cueva ( al que algunos le asignan la paternidad de «La Beltraneja»), señor del castillo por privilegio de Enrique IV, manda construir  varias dependencias de estilo  palaciego, algunos recursos defensivos externos en la barbacana y una curiosa torre pentagonal coronada por almenas puntiagudas las cuales son rematadas con bolas. El castillo está protegido por tres niveles de murallas jalonados por pequeñas torres y varias puertas.

El Castillo de Luna o coloquialmente de Alburquerque,  fue declarado Monumento Nacional  en 1924. Tal como lo hemos visto se trata de una castillo que, en líneas generales,  podemos decir que  su estado de conservación es bueno, en gran parte, entre otras razones  porque fue reconstruido tras la guerra civil y porque hoy en día tiene  utilidad como centro de formación, lo que posibilita además de su uso su conservación.

Una vez realizada la visita al castillo nos dirigimos a la Plaza  de España para buscar un lugar donde comer, no sin antes visitar y hacer unas fotos en la iglesia de Sta. María del Mercado. Su nombre parte de que el solar en que se construyó dicha iglesia es donde estaba ubicado el antiguo mercado romano. En su interior pudimos contemplar el Cristo del Amparo, una talla del siglo XIV. La iglesia nos la enseñan de forma guiada y es gratuito pero al finalizar la visita todos los asistentes le  damos la voluntad al guia.

Ya en la Plaza de España  nos dirigimos a un establecimiento que nos habían recomendado «La Ermita».  Se trata de un bar-restaurante instalado en lo que fue una ermita de estilo Barroco datada en el Siglo XVII y consagrada en su día a Nª Sra. de la Soledad que, al parecer,  por problemas económicos tras una obras de reforma y acondicionamiento hubo de ser vendida al no poder hacer frente al pago de las misma. En cualquier caso lo que podemos comentar, por haberlo vivido en primera persona,  es que se trata de  un entorno muy agradable para tomar algo. Lo cierto es que comimos de tapeo, nos hartamos de comer y al final solo por 12,-€ por cabeza y con unas personas encargadas del servicio muy agradables y simpáticas.

IMG_3633JCCS_Marvao_Albuquerque00339IMG_3631

Tras la comida y sin más dilación retornamos camino a nuestras respectivas casas, recorriendo gran parte del camino de vuelta todos juntos antes de ir desviándonos a nuestros respectivos destinos.

Habrá mas mandriladas y os las contaremos para que, si son de vuestro interés, podáis realizar, todo o en parte,  su recorrido.

Os dejamos a continuación una galería de fotografías que esperamos sean de vuestro interés y utilidad.

Articulo:  Juan Carlos Cobos

Fotografias:  Guadalupe Guillén, Pilar Nicolás  y Juan Carlos Cobos

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/viewtopic.php?f=37&t=108

G A L E R I A    F O T O G R A F I C A

Castillos de Castilla-León, Parte 2 Cuellar, Portillo, Iscar y Coca

  • marzo 27, 2014
Castillos de Castilla-León,   Parte 2  Cuellar, Portillo, Iscar y Coca

JCCS_CASTILLO-COCA-SG_00018

En esta segunda etapa visitaremos los castillo de Cuellar, Portillo, Iscar y Coca

Imagen2Salimos de Peñafiel por la carretera VA 213, SG 223 con rumbo hacia Cuellar.

Día de perros, la carretera es una recta inmensa con, teórica visibilidad, pero nos encontramos con una densa niebla que impide ver mas allá de 100 metros.

Circulamos por una carretera de doble sentido pero en muy buen estado.

La distancia hasta Cuellar es de tan solo 29 km, y por el camino pasamos por varias canteras de piedra y atravesamos el pueblo de Campaspero.

Este pueblo, con todas las casas en piedra de la zona, tiene como principal industria la piedra. De hecho, de sus canteras salió toda la piedra para la construcción del castillo de Peñafiel.

Entramos en Cuellar por el norte de la ciudad y tras seguir los carteles identificativos vemos, entre la niebla, la silueta del Castillo.

El Castillo de Cuellar, perfectamente restaurado, pertenece al Ducado de Alburquerque.CCB_CASTILLO-CUELLAR_00002

Este castillo, construído en el siglo XIII como fortaleza y ampliándose en el siglo XVI ya como palacio de los Duques se puede visitar.

Por el castillo han pasado personalidades tales como D. Álvaro de Luna, Beltrán de la Cueva, María de Molina (que se refugió en él).

A partir del siglo XIX dejó de usarse como palacio para pasar desde residencia de Wewllington, durante la guerra de la Independencia, a cárcel y posteriormente a sanatorio.

A partir de 1971 es restaurado y dedicado a Instituto de Formación Profesional.

Sigue siendo de propiedad privada aunque su uso está cedido al Ministerio de Educación.

Sin salir de la provincia de Cuellar, tomamos un pequeño desvío siguiendo los carteles, para visitar el Monasterio de Nuestra Sra de Henar.-  Situado a tan solo 5 km del castillo de Cuellar, y en la proximidad de un rio, aparece, rodeado de pinares y chopos, la estructura del Monasterio.

Es un Monasterio regentado por los Carmelitas “calzados”.

De este Monasterio existe abundante información en internet.

Imagen3De nuevo en Cuellar, tomamos la carrtera A 601 en dirección Valladolid.

Próximo destino, Castillo del Portillo.

El trayecto es de 32 km, pero que se recorren por autovía, por lo que está a menos de 20 minutos de carretera.

 

Tras llegar al Portillo, tomamos la desviación al Castillo y tras una larga pendiente, y tras pasar por la densa capa de niebla, logramos “entrever” el castillo en lo alto de la cima.

La entrada al Castillo cuesta apenas un  euro…. Bastante asequible.

En su interior destaca el pozo de mas de 30 metros de profundidad y la impresionante torre del Homenaje. CCB_CASTILLO-EL_PORTILLO_00014

Sus orígenes son algo desconocidos aunque se le relaciona con la guerra de los Trastamaras (Enrique vs Pedro I) por el control de Castilla.

En el Castillo estuvo recluido D. Alvaro de Luna hasta su ejecución.

Imagen1Tras la breve visita, volvemos a las motos para nuestro siguiente destino, el Castillo de Iscar

 

Volvemos a las carreteras comarcales, mas agradables para ir de paseo, y nos dirigimos a Iscar tomando la VP 1202.

El trayecto dura apenas 20 minutos (18 km), pero seguimos envueltos en niebla… Una pena, porque el paisaje debe ser muy bonito.

Llegamos a la ciudad de Iscar y tomamos la subida al Castillo.

Nos encontramos con un recinto amurallado donde sobresale la silueta de la torre del homenaje. Prácticamente todo el castillo está ocupado por la torre.

En el exterior nos encontramos con una antigua catapulta, como preparada para iniciar el asalto.

Entramos al interior de las murallas, y al fondo se encuentra una pequeña instalación que alberga la cervecería La Loca Juana.

Dada la hora, pensamos que es una buena ocasión para tomar un café.

Nos recibe Nieves, un encanto; Nos cuenta que, además de trabajar en la cervecería, es historiadora del arte y guía del Castillo. Quedo con ella en que debe escribir un artículo sobre el castillo para publicarlo próximamente en esta web. CCB_CASTILLO-ISCAR_00033

Le pedimos si podemos tomar un cafetito caliente, el ambiente no es para menos, pero nos dice que café no tiene pero nos incita a probar una cerveza de elaboración propia.-

La verdad, a estas horas y en ayunas, la cerveza se me hace un poco duro, pero aceptamos probar un tipo de cerveza, que nos dice que es la cerveza de Navidad, y he de reconocer que me impresionó.

La cerveza, de un color ligeramente tostado, casi caramelo, tiene un sabor algo dulce,  y  “entra “estupendamente. Me pareció deliciosa.

Tras una animada charla con Nieves, proseguimos nuestro camino, no sin antes recomendar a los amigos moteros, a que institucionalicen la cervecería la Loca Juana como un punto de encuentro. Seguro que les gusta.

 

Imagen4Dejamos Iscar y nos dirigimos hacia Coca.

Para ello tomamos la SG V 3341 y tras 24 km llegamos a la localidad de Coca.

El Castillo, no se encuentra encima de una loma, lo que es habitual, sino en el propio pueblo y rodeado por un foso y el rio.

Sorprende su construcción en ladrillo, en lugar de en piedra, y nos comenta el guía que el ladrillo se empezó a utilizar a partir del siglo XV, con la aparición de las lombardas. Motivo.—El ladrillo se rompia en pequeños trozos, absorviendo el golpe de las balas de cañon, lo que lo hacía mejor que la piedra ya que ésta se desplomaba al recibir esos impactos.— Un poco parecido a lo que los vehiculos modernos hacen al deformarse progresivamente para minimizar el daño. (todo está inventado)

El castillo, fue totalmente restaurado entre 1950 y 1960,y  se puede visitar con un guia vestido a la antigiçua usanza, que nos irá comentando las curiosidades de cada una de las habitaciones.

En la actualidad, está cedido al Ministerio de Agricultura.

Tras la visita, damos por terminado el viaje, y aprovechamos que estamos en tierras segovianas para darnos un homenaje de un buen corderito en un asador de Coca.

Seguidamente os dejamos unas galerías fotográfica de los castillos comentados. Las galerías han sido realizadas por Carlos Cerón a excepción de la del Castillo de Coca, que ha sido realizada por Juan Carlos Cobos en  diferente día.

Articulo y fotografías:  Carlos Cerón

Fotografías Castillo de Coca:  Juan Carlos Cobos

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/viewtopic.php?f=37&t=94

  GALERÍA CASTILLO DE CUELLAR y HENAR DE CUELLAR

GALERIA DEL CASTILLO DEL PORTILLO 

GALERIA DEL CASTILLO DE ISCAR

GALERIA DEL CASTILLO DE COCA

ESPAÑA – AUSTRIA VERANO 2012

  • febrero 18, 2014
ESPAÑA – AUSTRIA           VERANO 2012

ESP-AUSTRIA_2012_00038

En ésta ocasión, nuestros amigos  Pilar y Jose Antonio, nos envían su crónica del viaje que realizaron, en el verano de 2012,  a Austria con su BMW R 1200 RT.  En el que tras 20 días y más de 5.600 Km  recorrieron España, Francia, Suiza, Austria, Italia.  Y nuevamente Francia y vuelta a España por Andorra.

Os dejamos con su crónica. Al fina de la misma os hemos preparado una galería con cerca de 100 fotografías del viaje:

Día 29 (viernes) de junio de 2012.

Salimos de Madrid a las 06.00h., con dirección Toulouse. A estas horas ya se nota el calor del verano y se mantendrá así hasta llegar a Francia. Circulamos por la A-2, hasta llegar a Huesca, donde ya tomamos carreteras más agradables y traspasamos la frontera por el túnel de Bielsa. Durante la bajada por la vertiente francesa hubo un pequeño susto debido a las grietas en el asfalto y que se cubren con alquitrán, quedando una película plástica que hace resbalar las gomas. Este tipo de calzada con el piso mojado te las hace pasar canutas. En los pirineos franceses, aunque no hace frio, se nota el frescor de la altitud. Amenaza algo de lluvia, pero finalmente se queda en la amenaza. Tras descansar salimos a las 18.30 para dar un paseo y cenar.

La media del viaje ha sido de 98 Km/hora, la máxima 179 k/h y para recorrer los 732 kilómetros desde casa hemos estado encima de la moto 7´23´´.

 ESP-AUSTRIA_2012_00002ESP-AUSTRIA_2012_00003

Día 30 (sábado) de junio de 2012.

Salimos a visitar Toulouse y la andamos toda. Para comer nos ceban como si de vacas nos tratásemos, pues nos ponen lechuga a “tuti plen”, para cenar nos metemos en un local que se llama “les mile et une pâtes” creyendo que sería a base de patés y terminamos comiendo pasta italiana, gracias a mi exquisito francés. Los principales lugares para conocer son la catedral de San Sernin, convento de los jacobinos, museo de los agustinos, el Pont Neuf, iglesia de Notre Dame du Taur… paseando por los jardines del Garona coincidimos con una sesión fotográfica “vintage”. Ya en la plaza del Capitolio, enlosada con los signos zodiacales nos fotografiamos ante los nuestros.

ESP-AUSTRIA_2012_00010ESP-AUSTRIA_2012_00011

Día 1 (domingo) de julio de 2012.

Salimos dirección Valence a las 09.45h., con lluvia. Aclara algo la mañana y nos encaminamos fuera de la autovía, a través de un parque nacional. Pasado Mende, y en medio de un macizo francés, se nos hizo la hora de comer y paramos en un rural, pero allí esas no son horas de comer (14.30h) y las posibilidades eran pocas, sin embargo y gracias a la amabilidad de la dueña que nos preparó algo de carne con calabacín y una tabla de quesos pudimos satisfacer nuestra necesidad. Mientras degustábamos la comida comienzó a llover, mejor diríamos a diluviar, pues no habíamos visto llover así nunca. Hoy no ha sido un día muy afortunado, pues tanta lluvia y durante tanto tiempo nos ha fatigado y puesto de mal humor, incluso me planteo la posibilidad de volvernos ya que la predicción para los siguientes días no mejora mucho, pero ahí está mi “campanilla” y con una colleja me pone en el sitio y a lo que hemos venido.

La media del viaje ha sido de 73 Km/hora, la máxima 153 k/h y para recorrer los 422 kilómetros desde Toulouse hemos estado encima de la moto 5´43´´.

 

Día 2 (lunes) de julio de 2012.

Partimos hacia Suiza a las 10.30h, En esta ocasión, y como sigue lloviendo, tomamos la autopista hasta llegar a Saint Maurice. Ya en territorio suizo la lluvia cesa, con lo que nos damos un respiro y podemos secar los guantes. A las 16.30h., Después de vaciar las maletas nos vamos a pasear por la ciudad que resulta muy encantadora y la habitan unas 4.000 almas.

La media del viaje ha sido de 111 Km/hora, la máxima 183 k/h y para recorrer los 400 kilómetros desde Valence hemos estado encima de la moto 3´42´´.

ESP-AUSTRIA_2012_00014ESP-AUSTRIA_2012_00017

Día 3 (martes) de julio de 2012.

Salimos con la idea de visitar Vevey, pero se nos han olvidado las pilas de las cámaras y tenemos que acortar la visita ya que también hemos de ir a Gruyeres. Después de comer en el hotel salimos hacia la ciudad medieval. La ruta que tomamos por valles y carreteras convencionales nos permiten disfrutar de paisajes y casas típicas. Visitamos Gruyeres, su castillo y su muralla. Nos cobran 3 euros por un botellín (50 cl) de agua mineral y todavía nos está dando la risa. Gruyeres es la ciudad natal de Hans Ruedi Giger, el creador de escenarios y criaturas de Alíen. El regreso lo hacemos por carreteras más sinuosas.  Atravesamos un túnel horadado en la piedra, muy estrecho y de unos dos kilómetros y que por algunas de sus oquedades divisamos verdes de todo tipo. Ya en Saint Maurice y después de cenar una pizza, mientras paseamos por sus calles, nos aborda un español, de Almería, que se dedica a la construcción y se alegra mucho de ver unos paisanos. Para seguir conversando nos invita a tomar una infusión junto con otros compatriotas que han acabado de llegar como emigrantes a causa de la crisis, para incorporarse a uno de los muchos tajos que se están construyendo en la actualidad por Suiza.

En total habremos recorrido unos 220km.

ESP-AUSTRIA_2012_00018ESP-AUSTRIA_2012_00019

Día 4 (miércoles) de julio de 2012.

Con un sol esplendido salimos hacia Grindelwald. Al llegar disfrutamos de las bellas vistas del valle, al igual que en Lauterbrunnen. Hacemos fotos del glaciar y de las numerosas cataratas allí existentes. La vuelta amenaza con ser lluviosa. En Interlaken empieza a lloviznar como preámbulo de lo que nos caerá. Al regresar por la autopista y empezar a aclarar decidimos retomar el camino por carreteras más sencillas, pero más agradables de recorrer y sobre todo de visualizar. Las vistas por estos caminos son espectaculares y la amenaza de la lluvia vuelve más seria. A tramos nos jarrea, aún así disfrutamos de los parajes suizos. A falta de unos 50 Km para de llover y podemos disfrutar más de las vistas y sobre todo de la conducción.

En total habremos recorrido unos 460km.

ESP-AUSTRIA_2012_00032ESP-AUSTRIA_2012_00033

Día 5 (jueves) de julio de 2012. *

Salimos con dirección a Sant Moritz con amenaza una vez más de lluvia, sin embargo no nos cae una gota y la temperatura empieza a subir hasta los 27 grados llegado el mediodía. Hacemos de todo un poco, autovía y carretera nacional. El recorrido transcurre por varios pass (altos de montaña), pero hay tres, el Nufenen Pass, San Bernardino Pass y Julier Pass que son casi de paso obligatorio para conductores.

La media del viaje ha sido de 76 Km/hora, la máxima 156 k/h y para recorrer los 381 kilómetros desde Saint Maurice hemos estado encima de la moto 5´00´´.

ESP-AUSTRIA_2012_00040ESP-AUSTRIA_2012_00042

Día 6 (viernes) de julio de 2012.

Sobre las 10.30 nos ponemos en marcha con destino Innsbruck, pasamos por Livigno y Bormio, poblaciones de turismo rural. Al pasar por Livigno repostamos a 1,1 euro el litro de gasolina y con un octanaje de 100, lo que hace que la moto rinda mejor y baje el consumo. Pasamos por varios “pass”, pero el plato fuerte y verdadero “live motiv” de éste viaje es la ascensión del Stelvio Pass, con un total de 84 “tornantis” 36 de un lado y 48 del otro.  El Stelvio se hizo mítico a raíz de formar parte de una etapa del Giro d´ Italia. Durante la subida nos encontramos con todo tipo de motos, pero las que más destacan numéricamente (aaah!! se siente) son las BMW´s. Arriba es destacable el tipo que vende salchichas con chucrut, pinta malote malote que sube con uha HD. Nos comemos un braswurt y después del cafelito retomamos la ruta con dirección a Innsbruck. La bajada la hacemos con lluvia suave, que no nos impide disfrutar del paisaje. A falta de 120 km tomamos la autopista, ya que consideramos que por el día de hoy ya está bien de tanto tornanti.

La media del viaje ha sido de 66Km/hora, la máxima 167 k/h y para recorrer los 331 kilómetros desde Saint Moritz hemos estado encima de la moto 5´00´´.

ESP-AUSTRIA_2012_00048ESP-AUSTRIA_2012_00051

Día 7 (sábado) de julio de 2012.

Hoy tenemos intención de tomarnos el día con relax. En primer lugar encaminamos nuestros pasos hacia la plataforma de salto de esquí de Bergisel. Innsbruck fue sede de los juegos de invierno en 1964 y 1976. Atravesamos un bonito parque. Las vistas desde lo más alto permiten ver todo el “ski line” de la ciudad e incluso la llegada de los aviones, que sobrevuelan por debajo de nosotros, aunque a distancia considerable. A la bajada hacemos un alto en el mirador a medio camino para tomar un tentempié. De camino al centro visitamos dos iglesias. Vemos la espectacularidad de sus grabados en paredes, bancos y reclinatorios. Después de comer, por la tarde, visitamos la ciudad y sus edificios más emblemáticos. Subimos a la torre Ottoburg (de cuatro plantas y construida en 1491). Antes nos tomamos un helado en “El Amorino” donde los cucuruchos los presentan con la forma de una flor, hoy día se pueden disfrutar de estos helados en Madrid (calles Arenal y Fuencarral). Contemplamos la famosa “Goldenes Dachl”, casa del tejado dorado. En Innsbruck llama la atención la cantidad de edificios que en sus fachadas tienen grabadas o pintadas imágenes de la Virgen. Cenamos platos típicos y nos vamos a descansar pues ha sido un día agotador. De regreso caen unas gotas de agua sin llegar a llover, pero una vez en el hotel cae intensamente, es curioso pero en todas las zonas que llevamos visitadas cuando llueve lo hace de verdad.

ESP-AUSTRIA_2012_00053ESP-AUSTRIA_2012_00055

Día 8 (domingo) de julio de 2012.

Hoy salimos a visitar las cataratas de Krimml. El camino hasta llegar allí es típico del paisaje tirolés. Ya en las cataratas nos tomamos un pollo asado con patatas, que nos sabe a gloria. Durante la visita a las cataratas observamos cómo han debido preparar un viaje para musulmanes, pues hay muchas mujeres con burka. Al parecer estas cataratas son las más altas de Europa con su salto de 386 metros, nos hacemos la correspondientes fotos y nos refrescan las salpicaduras del agua. De regreso subimos el Gerlos pass (1.531 m) y ya en Innsbruck nos refrescamos, pues ha sido un caluroso día y nos disponemos a salir a cenar nuestra última noche en Innsbruck.

En total habremos recorrido unos 200 km.

ESP-AUSTRIA_2012_00059ESP-AUSTRIA_2012_00060

Día 9 (lunes) de julio de 2012.

Salimos con el cielo nublado, cosa que se agradece pues hace calor. Más tarde cuando entramos en Italia, a pesar de seguir por valles y zonas de frescor el calor se hace sentir con más intensidad y “echamos de menos nuestras corduritas”. Cuando paramos a comer nos sientan con una pareja de alemanes. Ella como estuvo en Colombia durante bastantes años se entiende bien con nosotros y charlamos distendidamente sobre sus viajes y los nuestros por Italia, Francia y España. También y como consecuencia del calor decidimos variar la ruta tomando la de los Dolomitas, cadena montañosa declarada Patrimonio de la Humanidad en 2009 por la UNESCO. Por sus angostos valles y su altitud se hace más llevadero el calor de esta zona. Tras deshacer las maletas y darnos una refrescante ducha salimos a cenar y pasear. Mira es una pequeña localidad cercana a Venezia, nuestra próxima visita al habernos cautivado el año anterior.

En total habremos recorrido unos 375 km.

ESP-AUSTRIA_2012_00064ESP-AUSTRIA_2012_00065

ESP-AUSTRIA_2012_00067ESP-AUSTRIA_2012_00069

Día 10 (martes) de julio de 2012.

Salimos a visitar Venecia. Poco que contar. Nos volvemos a perder por sus calles, en esta ocasión por el lado contrario por el que lo hicimos en la vez anterior, para dar finalmente en la Plaza de San Marcos. Visitamos la torre del Campanille y tomamos panorámicas. Desde allí arriba divisamos una torre con una escalera de caracol, averiguamos su nombre, Escala del Bovolo, y nos proponemos dar con ella para verla de cerca. Tras dar las preceptivas vueltas y preguntar por ella llegamos hasta su emplazamiento. Emplazamiento que no es fácil de encontrar a no ser que se conozca bien su ubicación. La escala se encuentra en proceso de restauración y no es visitable. Durante la vuelta y siendo ya la hora de cenar nos topamos con una de las pizzerías que también cenamos el pasado año, reconocemos a una de las camareras por su origen argentino. Ya anochecido nos dirigimos despacio hacia la Piazzale Roma, para recoger nuestra moto y nos la encontramos con una multa que nunca pagaremos. Cuando llegamos al hotel tenemos que ducharnos, pues hemos soportado temperaturas de hasta 38º y un 90 % de humedad. El calor junto con la humedad existente fue tan sofocante que Pili se tuvo que comprar un vaporoso vestido para sobrellevar mejor la calima.

ESP-AUSTRIA_2012_00072ESP-AUSTRIA_2012_00076

Día 11 (miércoles) de julio de 2012.

Salimos hacia Verona haciendo una parada intermedia en Padua para tomarnos un refrescante helado en Grom (heladería de prestigio en la ciudad, también la encontraremos en Cuneo). El camino lo hacemos por carreteras secundarias, a pesar de ello no hay lugar para refugiarse del calor.

En total habremos recorrido unos 120 km.

Día 12 (jueves) de julio de 2012.

Hoy, como en otras ocasiones en las que hemos estado en ciudades, hemos recorrido prácticamente todo Verona, al menos la zona antigua con sus palacetes y monumentos más importantes, El Arena, La casa de Julieta, el Teatro Romano…, Verona es bonita, durante la cena nos hemos reído bastante por la talla de una policía local, ya que parecía talmente un “llaverito”.

Día 13 (viernes) de julio de 2012.

Salimos a las 10.00, en dirección Cuneo. Pasamos calor, pero sobre la moto es llevadero, recorriendo los Alpes medios. Cuneo tiene una gran avenida porticada por los dos lados que termina, o empieza, en una gran plaza. La ciudad tiene su encanto aunque por su arquitectura da la impresión de que debe ser una zona muy lluviosa.

En total habremos recorrido unos 475 km.

ESP-AUSTRIA_2012_00089ESP-AUSTRIA_2012_00090

Día 14 (sábado) de julio de 2012.

Salimos para abandonar Italia y adentrarnos en Francia. Debido a la cantidad de horas que nos da el navegador para llegar a Barjac, nos hemos espabilado y nos ponemos en marcha a las 09.30. El día se presenta duro en cuanto a kilómetros pero intenso en lo que respecta de los paisajes que vamos a disfrutar. El trayecto tal y como pensábamos ha sido muy bonito, duro pero bonito, ya que hemos atravesado los Midi Alpes y dos parques nacionales de Francia, Cenamos en el propio hotel, muy bien y a buen precio. Damos un agradable paseo por el pueblo, que tiene su encanto y vive del turismo rural y actividades al aire libre.

La media del viaje ha sido de 71Km/hora, la máxima 155 k/h y para recorrer los 470 kilómetros desde Cuneo hemos estado encima de la moto 6´34´´.

 

Día 15 (domingo) de julio de 2012.

A las 10.00 nos ponemos en marcha hacia Carcassonne con tiempo fresco y amenazando con llover, sin embargo solo nos caen unas gotas que se agradecen. A la hora de comer paramos en un pueblin y comemos copiosamente, bien y a un precio moderado.

La media del viaje ha sido de 69Km/hora, la máxima 127 k/h y para recorrer los 248 kilómetros desde Barjac hemos estado encima de la moto 3´33´´.

Tras descansar salimos a cenar al interior de la fortaleza ya que el hotel nos es gran cosa pero está a tiro de piedra de la misma. Visitamos la Basílica de Saint Nazaire.

Día 16 (lunes) de julio de 2012.

Hoy nos levantamos sin prisas y visitamos Carcassonne, la parte nueva y en especial la catedral de Saint-Michel. Ya por la tarde, a la hora de comer han llegado Mar y Fernando (capi), con ellos recorremos la fortaleza y visitamos con más detenimiento el castillo y la catedral. Para cenar salimos de la ciudad amurallada y nos acercamos  a la ciudad nueva, cerca del Pont Vieux.

ESP-AUSTRIA_2012_00092ESP-AUSTRIA_2012_00094

Día 17 (martes) de julio de 2012.

Salimos para Andorra a las 10.30., tras despedirnos de Mar y Fernando, ya que ellos toman dirección Barcelona. Hoy, como etapa de transición que es, lo hacemos tranquilos y disfrutando de los paisajes del Pirineo. Andorra ya no es lo que era, al menos en los precios del sonido fotografía, etc., solo les quedan precios más bajos que en España en la gasolina.

La media del viaje ha sido de 56Km/hora, la máxima 121 k/h y para recorrer los 218 kilómetros desde Carcasonne hemos estado encima de la moto 3´45´´.

 ESP-AUSTRIA_2012_00099

Día 18 (miércoles) de julio de 2012.

Hoy es nuestro último día de vacaciones tras + – 5.600 kilómetros. Salimos para casa sobre las 10.30 y tomamos el eje pirenaico. Paramos en Sort a tomar un refrigerio y comprar lotería de la Bruixa d´Oro. La comida la hacemos en Barbastro, cuna de Pili, visitando la casa donde vivió sus años de infancia. Nos encaminamos hacia la autovía ya que la temperatura por estos lares es muy alta, sobre todo por la zona de los Monegros, donde hacemos un alto para descansar y refrescarnos. A las 20.00 llegamos a casa con tristeza por finalizar nuestras vacaciones pero con la alegría de los momentos vividos.

La media del viaje ha sido de 99Km/hora, la máxima 205 k/h y para recorrer los 633 kilómetros desde Andorra hemos estado encima de la moto 6´25´´.

 

Articulo:  José Antonio Gonzalez Durán

Fotografias: Pilar Nicolás García y J.A. Gonzalez Durán

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/viewtopic.php?f=37&t=71

GALERIA FOTOGRAFICA

Castillos de Castilla-León, Parte 1 Peñafiel

  • enero 25, 2014
Castillos de Castilla-León,   Parte 1  Peñafiel

Peñafiel (78)_ret

Iniciamos la serie de artículos de Castillos castellanos con una primera ruta que se inicia en el castillo de Peñafiel para recorrer posteriormente los castillos de Cuellar, Portillo, Iscar y Coca.

Es una ruta, facilmente realizable en el día, dado que las distancias entre castillos son inferiores a los 40 km entre uno y otro.

Iniciamos el Camino en Peñafiel.

Imagen1

PEÑAFIEL.

Nos encontramos en la cuna del Ribera del Duero, donde se encuentra el Consejo Regulador de la denominación de origen que data de 1982.

En el castillo, que se asemeja a un gran barco varado en la montaña, tiene su sede el museo provincial de los vinos Ribera de Duero. Muy interesante su visita.

En la base de la montaña sobre la que se asienta el castillo se observan cantidad de chimeneas o respiradores, que, a modo de bosque de columnas, señalan la gran cantidad de bodegas particulares donde cada uno produce sus propios caldos.

En la falda Este de la montaña, destaca la gran estructura de la bodega Protos, que a semejanza de la Rioja, cuyo artículo está publicado también en esta web, está procediendo a renovar sus instalaciones, contratando a prestigiosos arquitectos para edificar bodegas de diseño destinadas al turismo. En este caso, la ampliación de la bodega Protos, ha sido encargada al arquitecto Richard Rogers, autor de la terminal 4 del aeropuerto de Madrid Barajas; La verdad es que desde las almenas del castillo la estructura, a vista de pájaro, recuerda las cubiertas onduladas de la terminal.

Esta visita la dividiremos en dos; Primero situar el entorno con su castillo, para en un segundo momento visitar la bodega de Pesquera, la cual nos impresionó muy gratamente.

Peñafiel (27)

Peñafiel y su castillo.

La ciudad de Peñafiel está muy ligada al castillo, por lo que lo mejor es comenzar hablando de su historia.

La historia de la villa se remonta a la última parte de siglo X cuando Almanzor conquista la villa y establece una cabeza de puente para seguir sus conquistas hasta Santiago de Compostela.

Mas adelante, el conde castellano, Sancho García, reconquista la plaza y la dota de los fueros, allá por el año 1013, por lo que en el año 2013 se celebraron los 1000 años de los fueros de Peñafiel.

Sancho García cambia la denominación de la villa por la de Penna Fidelis, quedando por tanto en su denominación definitiva de Peñafiel. Recordar la frase del Conde en la que dice “esta será la peña mas fiel de Castilla”

El conde Sancho García procedió a reconstruir el pequeño castillo de madera, y la convierte en una plaza fuerte avanzada contra Al Andalus.

En 1282, con la llegada del Infante D. Juan Manuel (autor del Conde Lucanor), y su elección de Peñafiel como lugar de residencia, se procedió a reconstruir el castillo, esta vez en piedra, aunque de dimensiones inferiores a las actuales.

Ya en época de Juan II de Castilla, padre de Isabel la Católica, se declaró un proceso de rebeldía controlado por el Infante D. Pedro de Aragón. Esto hizo que Juan II, tras un asedio de tres horas, tomara el castillo y procediera a su demolición, piedra a piedra, ordenando que nunca se volviera a edificar el Castillo.

No obstante lo anterior, en 1456 D. Pedro de Girón, Gran Maestre de la Orden de Calatrava, procedió a reedificar el castillo ya con la distribución actual. Sobre los muros del Castillo se conservan los escudos de armas de la familia Girón.

Cabe señalar que en 1492 finaliza la reconquista, por lo que acaban las guerras interiores, por lo que este castillo nunca ha llegado a sufrir asedios de importancia, llegando hasta nuestros días sin que haya sido necesaria ninguna labor de reconstrucción importante; Es  decir, está casí tal como fue concebido.

La visita al Castillo es muy interesante y nuestra guía, aparte de encantadora, es una gran conocedora de la historia del castillo por lo que la visita resulta muy entretenida.

Imagen3

Recomendable, también visitar el Museo del Vino, ubicado en los sótanos del castillo.

Desde las almenas se domina toda la comarca quedando a nuestros pies las 4 veras principales:   Pajares, Botijas, Duero y Duratón.- Vista espectacular. El Castillo se considera el punto mas alto de la provincia de Valladolid

También podemos observar todo el casco urbano, con los monumentos mas importantes para ver, Torre del Reloj, Plaza del Coso, El convento de las Clarisas (hoy hotel Spa), Iglesia parroquial etc.

Tras salir del castillo, es recomendable dar un paseo por el pueblo, que por cierto, y sin que sirva de precedente, felicitar a sus gestores públicos por el estado de limpieza de todo el casco histórico. No había un solo papel por los suelos.

Es imprescindible ver la plaza del Coso, la mas antigua de la ciudad.

 

Donde comer:

Peñafiel (20)_retEn la comarca se come muy bien en cualquier sitio.- Su especialidad es el cordero. Estamos cerca de Aranda de Duero y como es sabido, el cordero es de lo mejor.

Nosotros comimos en un restaurante, muy recomendable, que se llama el Restaurante el Molino.  Este, ubicado encima del rio, es un antiguo molino con techos abovedados. Sus dueños, orgullosos del edificio, no tendrán ningún problema en enseñarlo.

Peñafiel (15)_ret

La especialidad es el cordero, las setas y el pato.  Servicio impecable y bien de precio

 

Alojamiento:

Existen bastantes hoteles y casas rurales bien ubicadas y con bastante buen aspecto.

En nuestro caso, recomendar el Hotel AF Pesquera, que pertenece al grupo Pesquera.

Este Hotel, situado en la salida de la ciudad, y con una magnifica vista del Castillo, está construido en la antigua fabrica de harinas. Tiene muy buenos acabados y una atención del personal excelente.

Es un hotel de 4 estrellas pero no está mal de precio.

En uno de los restaurante existe la posibilidad de una cena con degustación de vinos del  Grupo Pesquera.  No está nada mal.

En cuanto a las habitaciones, es una pena que todas ellas den a vistas laterales, por lo que el Castillo no se puede ver desde ninguna de ellas, pero no obstante, existe un pequeño mirador en la zona de habitaciones donde uno se puede deleitar mirando el Castillo.

Las habitaciones son amplias y confortables, aunque no entiendo el significado de que la cortina de la ventana se extienda a modo de dosel a lo largo del techo abuardillado, pero esto debe ser cosa de decoradores y para gusto, los colores.

En definitiva, un hotel a recomendar.

 

 

VISITA A LA BODEGA PESQUERA

A escasos 6 km de Peñafiel se encuentra el  pueblo de Pesquera de Duero.

D. Alejandro Fernández, decidió allá por 1971 fundar la bodega Pesquera,  en Pesquera de Duero, lugar de su nacimiento, creando lo que hoy es uno de los grupos vinícolas de la Ribera de Duero de mayor prestigio, tanto a nivel nacional como internacionalmente, lo que atestigua los numerosos premios y reconocimientos que cuelgan de sus paredes.

La visita a la bodega comienza a las 11:00, es recomendable reservar la visita previamente.

Nos recibe la guía que inicialmente nos presenta el lagar original donde comienza la historia de la bodega  con un breve vídeo presentado por su fundador. El lagar es una construcción, ahora museo, donde podemos ver como se prensaba la uva con los sistemas tradicionales.

Posteriormente, realizamos un recorrido por las nuevas instalaciones, todo en acero inoxidable, para pasar posteriormente a barricas de roble francés.

La guia nos explica un poco la historia de la bodega y de su propietario, al que todos los empleados llaman cariñosamente Alejandro, y la verdad es que impresiona.

Nos encontramos ante un empresario, con un empuje, unas ganas de hacer y una energía envidiable.

Alejandro Fernández mecánico de profesión, decidió en 1971 adquirir un viejo lagar y empezó a adquirir terrenos, en ese momento de cultivo de remolacha, para dedicarlos al cultivo de viñas. Además, y ante el asombro de sus vecinos, creó el cultivo de la viña en espaldera, variando la forma de cultivo que se realizaba en la zona hasta esa fecha. El éxito de esta forma de cultivo fue tal, que se empezó a imitar por el resto de cosecheros.

Es en ese momento cuando nace la bodega Pesquera, con una única premisa, hacer un buen vino huyendo de la química y buscando un producto lo mas natural posible y basado siempre en una misma calidad de uva, el tempranillo.

Con la llegada del Consejo Regulador, D. Alejandro se plantea dejar el negocio del vino al comprobar que los nuevos métodos pueden no ser compatibles con lo que son sus principios, pero es su mujer quien le convence de que siga adelante.

En una conversación que mantenemos con D. Alejandro, y después de darle la enhorabuena por su bodega, éste nos dice que la bodega es de su mujer, Esperanza. Ya se sabe, detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer, y tras hablar, un buen rato con D. Alejandro, tenemos claro su mujer debe ser igual de impresionante.

Una de las marcas de vino recibe el nombre de Alajairen, en honor a Esperanza, su mujer. Todo un reconocimiento

Una vez consolidada la bodega Pesquera, D. Alejandro procedió a fundar otras tres bodegas mas, Condado de Haza, en la zona de Aranda de Duero, El Vínculo en Campos de Criptana, Castilla la Mancha y por último la Dehesa en Zamora, próxima a Toro pero bajo la denominación de origen de Vinos de Castilla León.

Y por último, hace escasos dos años, siguiendo su visión empresarial procede a rehabilitar una antigua fábrica de harina  construyendo un hotel de 4 estrellas, el AF Pesquera, del cual he hablado en líneas anteriores

En definitiva, un gran empresario con un gran tirón, que demuestra una vez mas que con personas emprendedoras, las cosas funcionan mejor.

En conclusión, he de reconocer que la visita a la bodega ha merecido la pena, primero por conocer a Alejandro Fernández, un impresionante joven de 81 años, ameno, inteligente y  emprendedor, y en segundo lugar, señalar que me he congraciado con los vinos de Ribera, ya que los caldos que hemos probado han sido auténticamente fabulosos.- Mención especial ha sido el Pesquera reserva especial de 2003 el cual estaba espectacular.

Articulo y fotografías:  Carlos Cerón

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

 http://foro.motosyultraligeros.com/viewtopic.php?f=37&t=46

GALERIA FOTOGRAFICA

La Rioja .- La ruta del vino 4ª parte .- De Haro a Briones

  • enero 15, 2014
La Rioja .- La ruta del vino 4ª parte .- De  Haro a Briones

Imagen2

Visto Haro,   lo cual es mucho decir, ya que esta ciudad merece mucho más que un par de horas, salimos con destino a Briones. Para ello, nos dirigimos por la N232 en dirección SE (Sierra Echo en terminología aeronaútica) y tras un breve paseo de 11 km (no es mucho) llegaremos a Briones.

1506 c Briones fiesta medieval (12)¡Atención; Briones es una ciudad medieval sobre una colina con muchísimo encanto, pero si el viaje se hace coincidir con la fiesta medieval, segunda semana de junio, será un recuerdo imborrable.¡  En la fiesta medieval, todo el pueblo retrocede 500 años para representar la forma de vida en esos tiempos.

 

Dicho esto, seguimos por el camino, está atardeciendo, pero se agradece que en junio oscurezca tan tarde, lo que nos permite que, tras una curva, vemos aparecer una loma en la que se destaca la Torre de la Iglesia reflejando el color dorado del sol de atardecer.- Bonita estampa.

Toda la ciudad está cortada al tráfico, por la fiesta, por lo que dejamos las motos y comenzamos una larga y empinada subida de calles y de escaleras interminables, hasta llegar a la cima de la colina. A lo largo de estrechas callejuelas, y siguiendo a la multitud llegamos a la plaza Mayor, destacando la Iglesia de la Asunción, es curioso la cantidad de Iglesias de esta zona con esa misma advocación, de gótico isableino, domina completamente la explanada.

DSCN6004

La plaza, se asemeja en este momento, a un auténtico centro de negocios medieval. Todo lleno de carpas ofreciendote artesanía o simplemente comida (buenisimos los montados de chorizo de olla con cerveza en jarra de barro)…. Hemos comido como fieras en la visita a la bodega, pero quien se resiste a esta pequeña tentación.

Nos encontramos,  a un coro medieval entonando melodias de la época…. ¿Dónde está Bisbal?, un cetrero haciendo una exhibición con un buitre, el boticario, con su bótica de época y así mil oficios mas.

Aprovechamos para visitar la Iglesia… magnífico órgano, y a seguir viendo el pueblo.

Por las calles aledañas, el espectáculo sigue activo, el herrero atizando su fogón y fabricando cotas de malla, por cierto, muy pesadas, el panadero moliendo pan, las monjas repartiendo alimentos entre los vagabundos, etc.

Nos sorprende la guardia del castillo haciendo una redada en busca de ladrones.  No se si vamos a salir vivos de aquí o la Inquisición nos va a quemar por herejes… Tiempo dirá…

En la explanada de la muralla oeste, hay un torneo.. Se enfrentan dos caballeros,  por el honor de alguna  dama desvalída, pero la justa acaba sin sangre.

1506 c Briones fiesta medieval (20)

El ambiente es bárbaro, supongo que en un día normal la ciudad seguirá teniendo su encanto pero es recomendable hacer coincidir la visita con esta fiesta.  Hemos tenido mucha suerte.

Bajamos, esta vez es más fácil, la colina, en busca de las motos, y tomamos el camino de regreso a Logroño.  Ha sido un día intenso.

Total.- se han realizado unos 111 km, visitado 5 lugares y bodegas varias, comido y bebido, sobre todo lo primero en exceso, y disfrutado como locos de una zona maravillosa.

Articulo y fotografías:  Carlos Cerón

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

 http://foro.motosyultraligeros.com

GALERIA DE FOTOGRAFIAS

España-Italia. Una ruta de 22 días en moto.

  • diciembre 2, 2013
España-Italia. Una ruta de 22 días en moto.

Jose Antonio y Pilar nos cuentan su viaje en moto España-Italia. Una ruta de 22 días en moto que realizaron en marzo de 2011 con una Kawasaki Vulcan 900 y que puede ser una idea, sugerencia y guía de orientación y datos para otros moteros, motoristas y automovilistas que quieran realizar un viaje similar. Al final de la amplia crónica os hemos preparado seis  galerías de fotos del viaje. Nos han prometido enviarnos más cronicas de viajes que han realizado posteriormente, con su actual moto, una BMW de carretera, concretamente la R1200RT, esperamos con auténtico interés esas fotos y esas crónicas.

DESEMBARCO DIRECCION ROMA....

Día 5 (sábado) de marzo de 2011.

Sobre las 08.20h. Salimos de Madrid con dirección a Barcelona. El tiempo del día anterior nos amilanaba, ya que llovió intensamente, sin embargo, y por fortuna, no nos cayó una sola gota de agua. Aún así los coletazos del invierno se hicieron notar y tuvimos que soportar un frio intenso hasta sobrepasar Medinaceli. El resto del camino fue soleado pudiendo disfrutarlo como si de un paseo se tratara. Por la tarde, ya en la Ciudad Condal, mientras llegaba la hora de embarcar visitamos la Rambla y sus alrededores.

El ferry (de nombre Barcelona, naviera Grimaldi) partió para Civita Vecchia a las 00.10h del día 6 (2 horas de retraso). Nos duchamos y nos disponemos a descansar nuestra primera jornada.

TOMANDO EL AIRE...IMG_0010

 

Día 6 (domingo) de marzo de 2011.

Nos despertamos a las 08.00h. Desayunamos con un sol radiante. El tiempo es muy bueno y hay “calma chicha en la mar”. Dedicamos el día a tomar el sol en cubierta. Pili aprovecha para coser los parches de Barcelona en nuestros chalecos de contumaces viajeros. Ya por la tarde nos echamos un ratito la siesta para pasar una buena tarde noche.

Al atardecer nos ponemos a contemplar la puesta de sol. La visión es espectacular, sobre todo en esta ocasión tan especial para nosotros, pues nunca la habíamos visto sobre el mar, nuestro “mare Nostrum”.

Llegamos al puerto de Civita Vecchia a las 20.15h., y tomando nuestra montura nos dirigimos al hotel (Villa Maria Cristina Brando Via Cassia 490), en el que descansaremos durante nuestros cuatro días de estancia en Roma. Llegamos sobre las 21.45h y nos comemos nuestra primera pizza en Italia, en un restaurant cercano, ya que éste hotel, regentado por monjas, no dispones de comedor.

 

Día 7 (lunes) de marzo de 2011.

Desayunamos a las 07.00h. disponiéndonos a visitar la ciudad eterna. No tenemos muy claro como llegar hasta el centro, si en transporte público o en moto. Finalmente nos decantamos por hacerlo con nuestra Vulcan. Hace bastante frio, la sensación es de 0º o menos algo.

Durante la mañana visitamos el Foro y el Coliseo, pasando primeramente por la “via delle quattro fontane”.

IMG_0018IMG_0019

IMG_0020IMG_0021

En el Coliseo tenemos un desencuentro, ya que Pili está extasiada, anonadada… ante la majestuosidad del monumento, yo sin embrago me siento frustrado al verlo tan deteriorado, me pregunto ¿qué narices hacen con la ingente cantidad de dinero que recogen en visitas? Está claro que si en España tuviésemos estos restos se hubieran restaurado y conservado mejor.

Después de comer recibimos una llamada de Gemma. La grúa le había retirado el coche y no tenía ningún documento que la acreditara como propietaria o autorizada para poder retirarlo. Tras muchas llamadas y conseguir un lugar para enviar la autorización por fax, pudo recuperar el coche. “Las facilidades de los funcionarios del servicio municipal, para con unos conciudadanos en el extranjero fueron de un derroche…

La tarde la dedicamos a visitar el Palatino. Las vistas de la ciudad son espectaculares, está claro que era la mejor de las colinas y la ocupaban la clase alta, los patricios.

Por la noche cruzamos el Trastevere (Tiber) para cenar. Una vez allí disfrutamos de una suculenta cena a  tiber, trastevere, base de pasta y pizza, como no podía ser de otra manera.

A las 21.15h., nos vamos al hotel. No se puede llegar más tarde de las 12.00h, ya que cierran las monjitas la recepción, y además ha refrescado bastante, más que refrescar hace frio. El día ha sido soleado, pero frio.

Día 8 (martes) de marzo de 2011.

Desayunamos a las 07.00 y para las 08.30h., ya estamos en la entrada del Vaticano.

La visita la iniciamos por la cúpula de San Pedro. Para llegar lo más alto posible hay que subir 530 escalones, hay una opción que permite subir un primer tramo en ascensor, pero lo que verdaderamente merece la pena es hacerlo a pie en su totalidad y como motoristas que se precian con las corduras. Mientras subíamos Pili se dio un golpe en la pierna, al pasar un tramo en el que el pasillo se inclinaba, ya que fiel a su “tradición iba con la cámara en ristre y sin parar de hacer fotos, se despistó no viendo el saliente en la pared. Las vistas desde lo alto de la cúpula nos dejan boquiabiertos. Podemos contemplar los jardines del Vaticano, la residencia Papal, etc…

El museo y la Capilla Sixtina a pesar de recorrerlos dos veces no son suficientes para verlos en su totalidad.

.... SOBRENATURAL....

Por la tarde subimos hasta la plaza de los “Cavalieres de Malta”. A través del ojo de la cerradura del portón se pueden contemplar tres estados, Italia (vista general de Roma), el Vaticano (cúpula de San Pedro) y los jardines del propio edificio que custodia la puerta a la que pertenece, la Orden de Malta. Esta visita la hicimos gracias a Pili que buscó algo no convencional que ver en Roma, al igual que las catacumbas que llegamos a ver por cerrar a las 18.00h. Muchos sitios que visitar y poco tiempo.

Seguimos caminando por la ciudad y llegamos hasta la plaza de Minerva, visitamos el Panteón de Agripa, la piazza Narvona, etc.

Ya de noche tomamos rumbo a la Fontana de Trevi. Durante el recorrido nos topamos con un patio interior decorado con frescos que realzan el encanto del edificio y de la noche. La fuente de Trevi nos asombra por su espectacularidad y grandeza. Nos retratamos numerosas veces. La luminosidad y el ruido del agua le dan un encanto especial.

Tras la cena vamos nos acercamos hasta la Plaza de España, que la veremos con más detalle al día siguiente. El día ha sido soleado pero frio.

Día 9 (miércoles) de marzo de 2011.

Algo cansados por el día anterior nos despertamos a las 08.00. A las 09.30h., nos dirigimos hacía Ostia Antica (antiguo puerto de Roma), otra búsqueda fuera de lo típico, que Pili hizo en páginas web. En esta ciudad te puedes hacer gran idea de cómo vivían los romanos. Su calzada, el Teatro, las termas y sus mosaicos.

Más tarde visitamos la Piazza del Popolo. Callejeamos hasta la plaza de España para subir por sus escalinatas,  las llamadas Trinidad del Monte, hasta la iglesia del mismo nombre que se encuentra al final de la “scala”. Dentro podemos escuchar un coro de monjas que acompañan a la misa oficiada con canticos. El recogimiento de la celebración de la misa, aún en latín, acompañada de las voces y la música es total.

Pensando que al día siguiente tenemos que partir hacia Assisi, nos vamos a cenar prontito. Por segunda vez lo hacemos en el barrio del Trastevere, tiene una luz y un encanto especial. Comimos una deliciosa pasta y unas alcachofas como nunca. Ya en el hotel nos disponemos a descansar para afrontar el día siguiente.

Día 10 (jueves) de marzo de 2011.

Desayunamos a las 08.00. A las 09.30h., nos ponemos en marcha. El tiempo sigue acompañando. Fresco, con sol y sin viento. En nuestro camino hacia Assisi (Asís) hacemos un alto en Ortre para almorzar. Hacemos un corto recorrido por el pueblo y podemos contemplar la belleza de la región de la Umbría.

A las 13.00h., llegamos al hotel rural (La Terrazza, Via Fratelli Aleandro e Mario Canonichetti).

El emplazamiento es bueno, está a 2,5 km del centro. Asissi (esta ciudad la tomamos como punto intermedio entre Roma y San Miniato) es un pueblo medieval precioso. Nos hinchamos a fotos, Pili con su cámara y yo con la mía. Visitamos las dos Basílicas de San Francisco, la superior y la inferior y el pueblo en general.

Al atardecer nos relajamos en el mirador de Santa Clara. Desde aquí se contempla una vista espectacular de todo el valle de la Umbría y su puesta de sol  es especial. Pili aprovecha y pone en nuestros chalecos al día de parches de las ciudades hasta ahora recorridas (Roma, Vaticano y Assisi). Paseamos durante un rato más, compramos un babero para Álvaro (nuestro nieto) y a las 19.00h., nos vamos al hotel a cenar y descansar.

419px-Palio_-_Manifesto

Día11 (viernes) de marzo de 2011.

Desayunamos a las 08.00. A las 09.30h., nos ponemos en marcha. Se espera un día de calor. Hacemos la ruta con tranquilidad hasta Sienna donde paramos para almorzar y tomar un helado, en la plaza Principal (Piazza del Campo, lugar donde se disputa Il Paalio) tumbados al sol, como parece ser típico en este lugar. Sienna merece una visita particular.

A las 14.00h., llegamos al hotel en San Miniato (Miravalle Palace Hotel, Piazzetta Del Castello 3), tras recorrer parte de la Toscana. El emplazamiento de San Miniato es de la época etrusco –romana y el hotel data al parecer desde el dominio de Barbarroja.

... A NUESTRA DCHA. NOS ENCONTRAMOS CON LA TORRE...

Nos cambiamos rápidamente y nos vamos a visitar Pisa. A los pies de la famosa torre inclinada nos hacemos las correspondientes y típicas fotos.

Visitamos los jardines y aledaños de la torre y regresamos a San Miniato para visitarla de noche. Esta ciudad de construcción medieval tiene un encanto especial al estar iluminada de forma tenue.

 

 

 

 

Día 12 (sábado) de marzo de 2011.

A las 09.30h., salimos para Firenze (Florencia). Visitamos la catedral y subimos a la cúpula (la segunda subida de escaleras, la tercera sería en Venezia aunque ésta última de menor tramo). Las vistas son impresionantes y puede verse Firenze en su totalidad, por encontrarse en una llanura.

Por unas fotos en un café nos enteramos de que en noviembre de 1966 hubo una gran inundación.

Visitamos el museo de la Academia y poder disfrutar así mejor del David original de Miguel Ángel. Te puedes ahorrar la entrada ya que hay una réplica, además de otras esculturas monumentales, en una plaza próxima, sin embargo el emplazamiento del original te permite rodearlo y verlo con todo detalle, un lujo. Otra visita obligada en Florencia es el Puente de los joyeros, donde a pesar de lo frio del día hacía bastante calor por su gran iluminación en los escaparates.

Paseamos por la ciudad hasta la hora de marchar a San Miniato. Llegando al hotel nos caen las primeras gotas de lluvia. La previsión para el día siguiente es de lluvia. Cenamos en el mirador del hotel donde pudimos deleitarnos con una vista nocturna de la Toscana.

Día 13 (domingo) de marzo de 2011.

A las 09.30h., y como estaba previsto salimos lloviendo. Decidimos hacer la ruta por la autopista. Es menos vistoso pero más seguro y la predicción es para todo el día, y los próximos también anuncian lluvia. La autopista no es tan cara como creíamos, pues desde San Miniato hasta Rávenna (180 kms) nos cuesta 11,80 €.

Llegados al hotel en Rávenna (Piccolo Hotel, Via Baiona 59, 48123), nos disponemos a visitar la ciudad. Rávenna es pequeña y provinciana pero tiene importantes monumentos bizantinos y paleocristianos, también del Medievo (Mausoleos de Teodorico y Gala Placidia…) A las 19.30h, nos retiramos al hotel.

Día 14 (lunes) de marzo de 2011.

Nos levantamos a las 08.00h, y salimos a las 09.30h. Nada, que no hay manera de de salir antes ni después.

IMG_05902_RET

La mañana a pesar de estar gris no parece amenazar con llover y efectivamente a las 12.30h, después de recorrer los 180 kms que la separan de Rávenna llegamos a Venezia, con tranquilidad.

El hotel (Santa Chiara & Residenza Parisi, Santa Croce 548) está a la entrada, junto al Gran Canal, en la piazzle Roma. La habitación que ocupamos tiene vistas al Gran Canal, es un poco más cara pero merece la pena.

Después de tirar los bártulos nos vamos a dar una vuelta y comer. Tras la comida regresamos al hotel para descansar un poco y por la tarde visitar la ciudad.

Venecia es bonita y tiene calles y rincones que invitan a descubrirla poco a poco y que solamente se puede hacer a pie, cruzando sus puentes y pasarelas.

Justo cuando decidimos cenar se pone a llover fuertemente y cuando terminamos y salimos ha dejado de hacerlo. Proseguimos nuestra visita ya anochecido y disfrutamos del encanto del bajo alumbrado existente. Pili tras un rato de preparación de la cámara consigue hacernos una foto junto al puente Rialto.

Seguimos callejeando hasta el hotel con la idea de visitar al día siguiente Murano y Burano.

Día 15 (martes) de marzo de 2011.

Sobre las 10.00h, salimos con el “vaporetto” a Murano. El trayecto dura unos 20´. Murano se visita por su tradicional artesanía del vidrio. Tiene dos vías o canales principales y tras la visita a Murano nos vamos con otro vaporetto a Burano.

Burano es un lugar pintoresco por el colorido de sus fachadas. El centro acoge una bonita iglesia que contiene, en su interior, frescos de los S. XVII y XVIII.

Hoy hemos pasado un buen día. Nos hemos reído de todo y por todo.

Día 16 (miércoles) de marzo de 2011.

Hoy el día ha amanecido lloviendo, aún así nos queda que visitar San Marcos, Patrón de Venecia, y muy rumbosos nos encaminamos hacia la monumental plaza.

La lluvia es intensa y no cesa, cuando llegamos a San Marcos estamos empapados. Como hemos llegado más o menos a la hora de comer, nos disponemos a hacer lo propio. Nos clavan, no tanto por el precio si no por la calidad de la comida. No comeremos tan mal en toda nuestra aventura como aquí en este día.

Durante la visita a la Basílica subimos a la terraza para disfrutar de una vista general, gracias a que la lluvia nos da un respiro. Las hornacinas, compuestas de mosaicos, colorean de oro la bóveda. Durante nuestra visita podemos ver en funcionamiento el carillón de la Torre dell´Orologio. El campanile lo subiremos en otra ocasión.

Sobre las 17.30h, regresamos al hotel, perdiéndonos una vez más, pues nos encantan estas pérdidas. Como ya no llueve disfrutamos de nuestro callejear nocturno veneciano.

A las 20.00h, llegamos al hotel, cansados pero muy satisfechos por el día que hemos pasado.

Día 17 (jueves) de marzo de 2011.

Hoy toca visitar Padova (Padua). Para ir hasta la cuna del Patrón de los italianos San Antonio, lo haremos en tren. El trayecto no llega a durar una hora.

Padova es una ciudad pequeña y se deja visitar cómodamente. Como grandes monumentos tiene las Basílicas de San Antonio y Santa Agustina. Pero lo que más nos ha gustado, con mucho, han sido los helados. Los mejores que hemos comido, tanto que repetimos antes de regresar a Venezia. También es visita obligada el “Palazzo de la Ragione” (palacio de la Razón), con un único y gran salón,  (81×27 metros). Las paredes están cubiertas por frescos con temas astrológicos y religiosos; en el centro se conserva un antiguo y gigante caballo de madera del siglo XV.

El tren de vuelta sale a las 18.00h. De nuevo en “nuestra” Venecia nos volvemos a perder, esta vez no tanto pues el recorrido ya nos es más familiar. Nos despedimos con tristeza y alegría a la vez de ésta Venecia que nos ha cautivado y de la que hemos disfrutado muchísimo dando paseos por sus interminables canales.

Día 18 (viernes) de marzo de 2011.

Salimos de Venecia, con rumbo a Milano (Milán) a las 09.30h, para no perder la costumbre. La toma del navegador no funciona, creemos que como consecuencia de un golpe o de la lluvia soportada en Venecia. Tomamos la carretera de Padova con intención de ir por la nacional, pero tras dar unas vueltas por Padova no encaminamos a la autopista. 

Pasado Verona dejamos la autopista y el navegador ya sin batería deja de funcionar. Como no tengo un mapa preciso de la zona, me pongo nervioso al no saber qué camino tomar fuera de la autopista hacia Milano.

Pili más serena me indica que tome un camino y tras preguntar a una patrulla de carabineris, nos ponemos en marcha por carreteras secundarias.

En un pueblo que tiene un centro comercial conseguimos comprar un adaptador. Ya más tranquilos, con navegador, seguimos adelante.

El calor de este día es casi inaguantable y más aún con las corduras. Cuando paramos a comer nos refrescamos y aprovechamos para quitarnos alguna prenda.

A falta de unos 15 kms, de llegar a nuestro destino en Milano, hacemos una parada para merendar en un pequeño prado junto a la carretera. Este precede al paso y acceso de una finca en la que al fondo se adivina un gran palacete.

A las 18.30h, llegamos al hotel (Best Western Hotel Milton Milano, Via Enrico Annibale Butti 9, 20158), donde soltamos el equipaje y nos vamos a cenar.

La cena la hacemos en un restaurante que expone unas fotos curiosas sobre actores y películas famosas. Charlton Helton, en la que durante un descanso del rodaje de Ben-Hur se ve al co-protagonista “Mesala” empujando a Charlton montado en una vespa. Audri Hempur vestida de época y a los cómicos Laurel & Hardy (el gordo y el flaco), entre otros.

Tras la cena nos damos un espumoso baño para relajarnos y afrontar la etapa del siguiente día hasta Mentón.

Día 19 (sábado) de marzo de 2011.

...BIEN!!!...MI HEROE CANTURREA....JEJEJEJE...

En esta ocasión conseguimos salir a las 08.30h en vez de a la acostumbrada 09.30h, con la intención de ver el cuadro de Leonardo da Vinci “la última cena”. El cuadro se encuentra en el baptisterio de la Basílica de Nuestra Señora de la Grazze. Nos tenemos que conformar con ver la basílica, ya que para poder ver el cuadro hay que concertar cita previa. Milán es caótica, toda llena de coches por cualquier sitio aparcados y el entramado de las conducciones eléctricas para los trolebus inundan todo el espacio entre edificios.

A las 09.30h, ahora si es nuestra hora de ponernos en marcha, salimos hacia los Alpes marítimos. El clima es bueno y favorece la ruta.

En Boves –Cuneo, región del Piamonte (pie de monte) paramos a comer. El restaurante es casero y muy familiar. Pili entabla una animada conversación con Gina (dueña del establecimiento) y ésta le da una vela para que la ponga en favor de sus familiares en alguna iglesia de Madrid. Pili se compromete a hacerlo y mandarla una postal.

Seguimos nuestra andadura y el paisaje por la carretera que lleva al paso alpino entre Italia y Francia es impresionante. Mientras que en la zona italiana está todo nevado y con estaciones de esquí, al llegar a Francia, tras pasar un túnel de poco menos de tres kilómetros y por el que se accede en una sola dirección cada 15´, el paisaje cambia y el lugar es más de turismo rural.

Una vez en territorio francés Pili se da cuenta que se nos ha olvidado el cortavientos en el restaurante. Puestos en contacto con ellos nos dicen que les mandemos una dirección y nos lo hará llegar y así lo hacen, poco tiempo después en Madrid lo recibimos. También, y fiel a su palabra Pili, les mandó la postal con vistas de la Cibeles y otras generales de Madrid.

Hasta llegar a Mentón nos inflamos a curvas y otra vez se ha vuelto chafar el adaptador del navegador.

Una vez en el hotel (Best Western Prince de Galles, 4, avenue du Général de Gaulle) nos damos un paseo por la ciudad, celebrando así nuestro trigésimo aniversario de boda.

Día 20 (domingo) de marzo de 2011.

Hoy con tranquilidad salimos dirección a Nice. Para ello nos disponemos a rutear por la famosas “corniches” francesas. En esta zona tienen tres. La alta, la media y la baja. Tomamos primeramente las altas, disfrutando, con ello de unas vistas espectaculares. En lo alto y desde el emplazamiento de un fuerte militar antiguo y abandonado, vemos toda la Cote d’azur y los Alpes marítimos.

A mediodía nos tomamos un aperitivo en la playa de Nice y después de comer paseamos por sus calles.

La vuelta la hacemos por las corniches medias y bajas hasta llegar a Mónaco.

Mónaco es como dicen muy pequeñito y recorremos sus calles en un plis. Visitamos su catedral y nos retiramos a descansar.

Este segundo tramo entre Mónaco y Mentón ya de atardecida está más transitado por vehículos de alta gama, con destino hacia alguno de los muchos casinos de la zona.

Día 21 (lunes) de marzo de 2011.

Nos ponemos en marcha a las 08.45h, en busca de un adaptador para el navegador, tras localizar un centro comercial y probar dos creo que es la toma de mechero lo que se ha frito.

Partimos hacia Toulon por la costa a partir de Cannes.

Para comer paramos en un lugar privilegiado por su ubicación. Las vistas al mar y a la montaña son impresionantes.

El recorrido ha sido muy revirado, salvo los 20 kms, de Toulon donde era de un trazado más recto.

Llegamos al hotel (Kyriad Prestige Toulon – La Seyne Sur Mer – Centre Port, Avenue Toussaint Merle, 83500, La Seyne-sur-Mer) a las 18.00h.

La cena la hicimos en un restaurante porteño, donde nos comimos unos “moulets” (mejillones) muy sabrosos, repetimos el plato. Tras el reconfortante paseo, nos fuimos a descansar.

Día 22 (martes) de marzo de 2011.

Nos despertamos tranquilamente.

Al salir tomamos la carretera de la costa. Maaaás corniches, como no habíamos tenido bastante el día anterior. Damos la vuelta por indicación del navegador para tomar una ruta más rápida. La mañana es fresca y ventosa pero con las corduras se agradece este tiempo.

El paso de la región del Languedoc a la de La Provence se diferencia bastante por las extensiones de viñedos que tiene esta última.

Cuando nos salimos a carreteras secundarias la ruta mejora. El asfalto y la sinuosidad acompañan, pues son bastante buenos.

Al paso por Montpellier nos liamos un poco, debido a unas obras que estaban llevando a cabo, hasta que finalmente conseguimos salir con dirección a Béziers. En un atasco y a causa de una frenada fuerte la rueda delantera engancha una lata aplastada patinando y desequilibrándonos sin consecuencias afortunadamente.

Algo escaso de gasolina salimos en Cignac para repostar. Allí preguntamos si vamos bien para Narbonne y un “bmwista” (sería una premonición) nos acompaña hasta dejarnos en la dirección correcta.

Sobre las 18.30h, llegamos al hotel (Best Western Casino Le Phoebus  49, 11.2 km —Boulevard De La Sagne – BP 26, Gruissan).

Nos ponemos cómodos para cenar en el restaurante del hotel, dar un paseo y tras un relajante baño dormirnos. Hablando con el camarero nos comenta que durante la semana pasada por esta zona cayó la mundial, inundando todo. Hemos tenido suerte pues todo el viaje, ahora ya casi al final, solo nos ha llovido en la moto un día, si venimos antes lo hubiésemos pasado verdaderamente mal.

Día 23 (miércoles) de marzo de 2011.

Hoy el día lo tenemos para relajarnos. Primeramente hemos ido a la playa de Gruissan y hemos caminado por la arena.

Más tarde hemos almorzado en un cocedero unos langostinos y caracoles de mar acompañado de un vino blanco. Pili se ha entretenido con una gaviota que la “hablaba”, y al ir a abrirle una ostra se ha cortado en un dedo, “casi se desangra viva”.

Más tarde nos hemos ido a Narbonne. La ciudad y sobre todo el centro histórico son muy bonitos, a pesar de haber incluso adaptado algún que otro edificio del gótico a centro comerciale. La catedral es impresionante y al parecer la tercera más alta de Francia.

De regreso al hotel hemos parado en un merendero. Pili cosía los parches de las ciudades visitadas y yo trataba de arreglar el claxon que dejó de funcionar. Como era el atardecer se empezó a llenar de mosquitos y nos hemos ido a toda pastilla.

Tras la cena nos dimos una vuelta por los alrededores del hotel. Gracias  a la poca luz y lo despejado del cielo pudimos contemplar la Osa Mayor, el Cinturón de Orión y multitud de estrellas.

Día 24 (jueves) de marzo de 2011.

Salimos a las 10.30h, con un buen día, soleado.

Tratamos de ir todo el camino por la costa, pero terminamos por el interior y pasamos a España por la Jonquera.

Poco después, ya en territorio español, tomamos nuevamente carreteras secundarias. Los parajes hasta Rosas (Girona) son muy bonitos.

Sobre las 17.00h, llegamos al hotel (Hotel del Teatre, Plaça Mayor S/N, Regencos, Girona). El hotel es una maravilla, de los denominados “hoteles con encanto”.

Tras darnos un paseo por el pueblo nos damos un baño en una bañera que era un antiguo pesebre y en la que cabemos los dos juntos, uno al lado del otro.

Para cenar nos fuimos a Begur, población cercana y única con posibilidades en esas fechas y lugares de comer algo. Este pueblo también tiene su encanto. La cena la hacemos en el restaurante del hotel Aiguaclara, nos atienden muy bien y el cocinero que al vernos la cantidad de parches de las ciudades visitadas, nos comenta que él tuvo una vulcan 500. Le damos un pin del VOCS quedando encantado.

De regreso al hotel, el paseo en moto es de lo mejor pudiendo contemplar el cielo estrellado.

Día 25 (viernes) de marzo de 2011.

Hoy es nuestro último día de vacaciones en solitario, ya que nos incorporamos a la celebración del XII aniversario de la territorial de Cataluña del VOCS.

Salimos de Regencós a las 09.45h, con el buen sabor de boca por todo lo vivido.

Recorremos tranquilamente la costa. El tramo entre Tossa de Mar y San Feliú de Guixols es muy revirado y terminamos saliendo en Blanes a la autopista, para sobrepasar Barcelona. En Sitges cogemos nuevamente la carretera convencional y disfrutamos mucho, también recordando al igual que hiciéramos cuando vivíamos en Barcelona, de las curvas del Garraf. Una delicia para los motoristas por sus curvas y vistas al Mediterráneo.

Tomamos nuevamente la autopista y sobre las 14.00h, llegamos a Salou.

Después de comer nos echamos una siestecita y tras recibirnos los madrileños nos incorporamos al grupo.

El resto es otra historia…

El domingo 27 de marzo hacemos nuestra llegada triunfal a casita, dándonos la última mojada del viaje y tras recorrer + – 4.423 kilómetros.

Brumas

Crónica:  Jose Antonio Gonzalez Durán

Fotografías:  Pilar Nicolás García y J.A. Gonzalez Durán

 

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/

SEIS GALERIAS DE FOTOGRAFIAS DEL VIAJE

 

ROMA

ASIS

SIENA – SAN MINIATO – PISA

RAVENA – MILAN

VENECIA

MENTON – MONACO – ESPAÑA

La Rioja .- La ruta del vino 3ª parte .- De SanVicente Sonsierra a Haro

  • noviembre 28, 2013
La Rioja .- La ruta del vino  3ª parte .- De  SanVicente Sonsierra a Haro

Después de la opipara comida/visita a la bodega, volvemos a las motos, no sin antes comprobar que estamos en condiciones…. ¡No hay que jugarsela¡

Tomamos la N232a con dirección a la Bastida., son 12 km de carretera de doble dirección, bastante buena, así que es un trayecto cortito.

fase III

La Bastida, pueblo de unos 1.200 habitantes, se puede recorrer bastante rápido, A pesar de su origen medieval, a mi modo de ver, poco que visitar, La Iglesia del la Asunción, la Plaza del Ayuntamiento y poco mas; Así que, atravesamos el pueblo, y por la LR 212, nos dirigimos a la ciudad de Haro.

Haro es considerada la cabecera de la Rioja Alta, y su principal actividad es la viticultura. Los edificios, donde abundan las casas blasonadas, dado que en el pasado esta villa era residencia de nobles depiendentes de los Reyes de Castilla, como los Condes de Alburquerque, Condes de Velasco.

Tras circular un poco por el casco urbano para ver la ciudad, decidimos aparcar cerca de la Plaza Mayor para tomar un café y ver los edificios más de cerca.

Llama la atención lo rehabilitado que está el casco urbano, y la limpieza de los edificios, ¡somos conscientes de lo rica que es esta zona, probablemente gracias al vino, por el buen estado de todos los edificios y por las sensaciones que se perciben¡.

A destacar, la Iglesia parroquial, la Plaza Mayor, el Conservatorio, y cualquier esquina de la ciudad, que no tiene desperdicio.

Sencillamente, “una belleza de ciudad”

También destacar el gran número de bares de vinos que hay en cada esquina, no obstante, esta es su mejor industria.

Tras descansar un rato, en la Plaza Mayor, emprendemos el regreso,… que se nos hace tarde.

Articulo y fotografías:  Carlos Cerón

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/

GALERIA FOTOGRAFICA

La Rioja – La ruta del vino 2ª parte – De Laguardia a San Vicente Sonsierra

  • noviembre 25, 2013
La Rioja – La ruta del vino  2ª parte – De Laguardia a San Vicente Sonsierra

Iniciamos esta segunda parte de la ruta siguiendo la carretera A3214.- El camino, ligeramente más largo que seguir por la A124 pero es un paseo más agradable.

Mapa

 Laguardia a la Bodega Ysios.

Salimos de la ciudad por una de las puertas de la muralla y volvemos a las motos; Lo bueno de estas etapas es que las distancias entre unas y otras no son muy largas, por lo que el cuerpo lo agradece.

Nada más salir de Laguardia y en dirección Haro, prácticamente a la salida de la ciudad pasamos por la Bodega Ysios.

Esta bodega, construida por Calatrava presenta una estructura de ondas, que recuerda algo a la terminal 4 del aeropuerto de Barajas. Además la estructura del tejado parece como si estuviera pixelado.

Hacemos una breve visita por el exterior de la edificación para seguir trayecto por otras bodegas.

Bodega Ysios a San Vicente de la Sonsierra.

El camino de Ysios a San Vicente de la Sonsierra, de unos 20 km, trascurre entre viñedos y bodegas hasta que llegamos a la localidad de San Vicente de la Sonsierra.

En la carretera de circunvalación del pueblo nos aparece un pequeño edificio con el cartel de Bodegas Peciña.

Esta bodega, como casi todas de la Rioja, son visitables previa reserva. En nuestro caso, hemos reservado  visita a la Bodega con comida.

Nos recibe la relaciones pública de la bodega y nos indica que mientras esperamos a la vista, pasemos al bar a un aperitivo.

¡Esto no es un aperitivo, es una comida completa¡.- Hay tortilla, toda clase de ibéricos, quesos, etc , todo ello regado con un rioja crianza exquisito. Por nuestra parte ya hemos comido, estamos listos para  la visita a la bodega.

La chica, encantadora, nos da un paseo por la bodega explicando detalladamente cómo se elabora el vino desde la vid, pasando por las tolvas hasta llegar a las cubas.

¡Por fin aprendo la diferencia entre reposar en barril de roble francés o canadiense¡ y la diferencia entre crianza y reserva.

Tras la visita, … sorpresa…, nos pasan al comedor….. Pero aún hay más??.

De primero Menestra de verduras… probablemente la mejor que he comido nunca, y de segundo cordero, …. Todo ello regado con los diferentes tipos de vinos de la bodega, crianza, reserva y Gran reserva Chobeo….

No sé si queda hueco para el postre.

Agradecemos la visita y la comida y pasamos por la tienda, quien más quien menos compra algunas botellas de Rioja Señorío de Peciña (crianza), o el Gran reserva denominado Chobeo y algunos productos de la tierra (pimientos etc,).

Por cierto, nos dicen que ellos solo venden bajo pedido y sus productos no se pueden encontrar en las tiendas.

La visita, amén de instructiva, ha sido una pasada.

Precaución, antes de coger las motos, estar seguros de que estamos en condiciones…. Alguno ya hace el comentario de que la Guardia Civil de la zona se va a poner las botas con nosotros….

Dejamos para la tarde la visita a Haro y a Briones.

Artículo y fotografías:  Carlos Cerón

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/

 

GALERIA FOTOGRAFICA

La Rioja .- La ruta del vino 1ª parte .- De Logroño a La Guardia

  • noviembre 21, 2013
La Rioja .- La ruta del vino 1ª parte .- De Logroño a La Guardia

etapa I

 

Iniciamos la ruta en Logroño, con la intención de hacer un breve recorrido por las zonas vinícolas y visitar alguna bodega, parando a comer en una de ellas.

La ruta planteada arranca en Logroño, pasando por El Ciego, donde visitaremos la Bodega de Marqués de Riscal, realizada en una estructura de titanio, al igual que el Guggenheim de Bilbao, para ir seguidamente a la Población de Laguardia, Bodega Ysios (diseñada por Calatrava), Bodega Hermanos Peciña en San Vicente Sonsierra, donde visitaremos la bodega y comeremos allí, para posteriormente y en dirección a La Bastida llegaremos a Haro, y vuelta a Logroño pasando por el pueblo medieval de Briones.

La ruta, a efectos de facilitar la lectura se ha dividido en las cuatro partes siguientes:

I.- Logroño a Laguardia

II.- Laguardia – San Vicente Sonsierra

III.- San Vicente Sonsierra – Haro

IV.- Haro – Logroño

 

I.- Logroño – Laguardia

 Logroño a El Ciego.

Iniciamos nuestra ruta del vino saliendo de logroñoN 232.- Primera parada, El Ciego.

Por el camino vamos viendo cantidad de fincas con, como era de esperar, grandes cultivos de viñas. Por eso estamos en la Rioja.

Tras subir una pequeña loma, divisamos a lo lejos la silueta de la Iglesia del pueblo del Ciego, acabamos de entrar en la provincia de Alava.

En la entrada del pueblo, en una inmensa finca de viñedos, nos deslumbran los reflejos del sol sobre una construcción de titanio, que adquiere un cierto tono rosaceo.- Hemos llegado a la bodega de Marqués de Riscal.

El edificio principal, donde se sitúa el hotel, fue construído por Frank O. Gehry con una estructura similar al Guggenheim de Bilbao, es decir, usando como elemento constructivo el titanio, pero en este caso, utilizando el color rosa y plata para recordar al vino.

El acceso desde el aparcamiento nos lleva por un jardín muy cuidado hasta acceder a la entrada principal, que se entra por la tienda. El acceso al hotel está vedado a curiosos, para no molestar a los huespedes, salvo, que en la propia tienda se solicite la visita (pasar por caja).

Accedemos a la entrada principal del hotel dejando a nuestra derecha un inmenso campo de viñedos.

El Hotel, con una estructura que se asemeja a las olas del mar en un día de tempestad, es impresionante. El sol se refleja sobre los paneles de titanio arrancando un colorido rosaceo.

Desde la terraza de la cafetería se tiene una vista inmejorable de la población de El Ciego, con su Iglesia medieval sobresaliendo por encima de todo.

Recomendación:

¡Visitar la Rioja sin parar en esta bodega es “pecado”¡

1406 bodega Riscal El ciego (5)_ret

Tras tomar un breve tentempie en la cafetería, dejamos la bodega y volvemos a la carretera con dirección a Laguardia.

El Ciego –Laguardia

Salimos de El Ciego, y por la A3216 nos dirijimos a nuestra segunda etápa, Laguardia.- Son 5 km de carretera comarcal, donde vamos atravesando bodega, tras bodega. Eso si, todas con diseño, que se alejan de la imagen tradicional de la Bodega como un lugar lúgubre y oscuro, en cuevas húmedas  en la tierra. Se nota que la cultura del vino ha creado una nueva forma de turismo, el “Enoturismo”, que  está en auge.

La entrada en Laguardia no puede ser más bonita.- Se trata de una ciudad amurallada, construída por el rey Sancho el Fuerte de Navarra y que se conserva en un estado extraordinario.

Las calles, peatonales, mantienen su sabor medieval y es digno de visitar, al menos desde el exterior, los magníficos accesos que presentan las casas del pueblo con sus atrios de entrada y escaleras. Solo hay algunas “chapuzas”, que no se entiende como se han permitido; En algunas casas que se ha sustituído la tradicional puerta de madera por puertas de aluminio o puertas nuevas excesivamente barnizadas, pero estos son los menos. El resto está perfectamente restaurado.

A parte de la Muralla, hay que visitar la Plaza del Ayuntamiento, La Torre Abacial, la Plaza Mayor y la Iglesia de Santa Maria de los Reyes. A parte, hay que dar un  paseo por la ciudad, cada lugar tiene su encanto, y asomarse a las murallas para observar, desde lo alto la Comarca.

Solo una breve referencia, que considero muy interesante. Es conveniente coger un guía para la visita a Santa Maria de los Reyes. Esta Iglesia, a nivel arquitectónico es muy interesante, ya que la construcción de la cúpula está soportada sobre una estructura, que puede ser única en el mundo, y que, incluso hablando con amigos arquitectos, se sorprenden de la forma en la que la estructura soporta el peso.

1506 a Laguardia (44)_ret

Asi mismo, la portada de piedra policromada, es la única en España que mantiene los colores originales, tal como fueron concebidos, y ello es debido a que la portada, siempre ha estado protegida de las inclemencias del tiempo por un pequeño atrio cerrado.

Terminamos la visita de Laguardia y pasamos a la parte II

 

Articulo y fotografías:  Carlos Cerón

 

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/

 

GALERIA FOTOGRAFICA

 

HACIA ESLOVENIA, TRES MOTOS, CUATRO CORAZONES.

  • octubre 18, 2013
HACIA ESLOVENIA, TRES MOTOS, CUATRO CORAZONES.

 

¿Qué hace falta para realizar un viaje de 4500 kilómetros en moto?

Cuatro apasionados de las 2 ruedas y la aventura salimos a averiguarlo un 15 de junio de 2013.

3 4 loc@s

Fernando Sánchez sobre una Vulcan llena de música, música de la buena que amenizará nuestro largo recorrido, Mar Jusdado pilotando su elegante Custom, Rafael Enguídanos cierra la formación con la gran Vulcan de piel de serpiente. Rafa es acompañado en el asiento de atrás por Helena Careaga fotógrafa oficial de este grupo de sanos locos quien robará momentos de la ruta para convertirlos en eternos recuerdos mientras echa de menos a su flaca Virago que ha quedado en el garaje (hacer fotos y conducir al mismo tiempo es complicado).

2 Una viraguera fotógrafa oficial

10 Eslovenia, llueve de repente

 

 

 

 

 

 

Comenzamos llenando el depósito con la vista puesta en nuestro primer destino que tras unos pequeños descansos por nuestra tierra habitual alcanzamos con no demasiado esfuerzo.

Llegamos a Francia, nuestro primer reto, una circulación atrevida y unas cuantas vueltas a las rotondas para encontrar la entrada a nuestro primer alojamiento nos daban la bienvenida. La primera parada fue breve, ansiosos por recorrer kilómetros y descubrir nuevo asfalto.

Continuamos atravesando el país, compartiendo sensaciones intercomunicados a través de bluetooth de dos en dos. Pronto empezamos a vivir experiencias. De todos es sabido la suerte que tenemos los moteros para aparcar en la puerta de nuestro destino. Pero nuestra llegada a Mónaco nos iba a demostrar que hay lugares en los que los metros cuadrados de terreno están más que saturados. Así que decidimos cambiar de nacionalidad y hacernos los suecos por un momento mientras fotografiábamos la fachada del Casino sin siquiera bajarnos de las motos.

 

6 casino montecarlo4 en francia

 

Seguimos viaje y alcanzamos el segundo país ajeno a atravesar, Italia. Un lugar de circulación tan caótica como el italiano que hablan en el sur. Tras pasar el cartel que indica el cambio de territorio político iniciamos nuestra siguiente misión, conseguir una instantánea en cada señal de país, lo que se vuelve divertido para unos y desesperante para otros que ven que cegados por el deseo de plasmar en imagen ese recuerdo paramos las motos en cualquier sitio dispuestos a encontrar el cartel indicativo.

Aventurados y deseosos de no perdernos ni uno de los rincones por los que pasamos solíamos llegar a horas poco europeas a iniciar nuestra búsqueda de alojamiento.

 

17 PisaITALIA

Creo en las casualidades y en este viaje he podido confirmar que existen. Al llegar a Trieste, como buenos españoles nos ponemos a leer las “instrucciones” cuando ya estábamos allí. Una breve guía de viaje nos contaba que junio es el peor momento para buscar alojamiento sobre la marcha ya que es uno de los momentos más fuertes para el turismo. Tras abrir los ojos, tragar saliva y pestañear un par de veces echamos las fuerzas que nos quedaban en evitar dormir a la intemperie o sobre las motos aparcadas en algún oscuro lugar. Después de un intento y una indicación que no terminamos de entender muy bien llegamos a un pueblo llamado “Opicina”. Al principio desierto hasta llegar a las calles centrales donde un hombre que compraba pizzas nos mostró uno de los lados más bonitos que tiene el ser humano, su ayuda.

15 Ferrara Castillo sufre terremoto14 Ferrara, limpio tranquilo y cuidado

 

 

 

Nos guió con su vehículo al que seguíamos a duras penas a velocidad italiana por oscuras calles sin conocer dónde íbamos a parar pero realmente ¡deseábamos parar a descansar! Así pues depositamos toda la confianza que pudimos en llegar a buen puerto. La maravillosa casualidad hizo que el comprador de pizzas tuviera unos amigos que alquilaban una pequeña, impoluta y tremendamente acogedora casa en régimen de bread & breadfast.

Había que celebrarlo, una cena todos juntos en el patio y un Juan Daniel fresquito antes de darnos las buenas noches entre nosotros y a las Vulcan que se portaron de matrícula de honor desde el inicio hasta el fin.

Invertimos cuatro días en aterrizar en Eslovenia, el país que nos acogería otros tantos y donde compartiríamos tiempo y espacio con un gran número de moteros de diferentes nacionalidades en la concentración Vulcan Riders Slovenia.

13 Viaje de regreso, vuelve a llover9 Por Eslovenia-rec

8 Vulcan Riders Slovenia

 

 

Mientras estuvimos allí, vivimos envueltos en verdes parajes, curvas de las de verdad, interminables valles y colinas y hasta una lluvia torrencial que compartimos resguardados con un grupo de vacas que pastaban a cubierto.

En Eslovenia pudimos visitar la inmensa cueva de Postojna, húmeda y lúgubre como todas pero altamente interesante por la fauna que habita y que es mostrada en urnas a los visitantes como es el misterioso Proteus.

Postojna EsloveniaIMG_5221

 

 

 

Otra de las rutas que no quisimos perdernos fue Bled, una pequeña isla en medio de un azul lago que derrocha belleza pero a nuestro modo de ver altamente explotada para el turismo. “Si se toca la campana de la iglesia de Santa María de la Asunción mientras se pide un deseo, la Virgen lo hará realidad” cuenta la leyenda. Muchos por devoción y otros por pura curiosidad o tradición acuden al interior de la iglesia para hacer sonar la campana eso sí, con su previo paso por taquilla para adquirir un ticket que da acceso al edificio.

De la misma manera hay que rascarse el bolsillo para llegar a la isla donde se encuentra dicha iglesia ya que el único medio de transporte es la barca. Barcas de diferentes tipos pero todas gestionadas por empresas.

 

Lamentablemente el tiempo pasa y hay que empezar el viaje de vuelta sin apenas haber podido coger fuerzas.

Iniciamos el regreso sumergiéndonos en frondosos y verdes valles interminables pero acogedores que serpentean sorteando las fronteras políticas de Eslovenia e Italia.

Ya en el interior encontramos los recientes efectos de un intenso terremoto ocurrido hacía sólo 3 días de nuestro paso. Un movimiento de 5.2 grados de magnitud había desprendido partes de la montaña sepultando tramos de carreteras y afectado incluso a algunas construcciones en las ciudades.

11 Eslovenia impresionante paisaje

La decisión de realizar parte de nuestro regreso en barco nos hacía ganar algún día más por lo que nos permitimos recorrer algunos rincones de Italia.

Ferrara, el universo de las bicicletas. Una ciudad con gran actividad pero un ritmo calmado gracias al silencio y sensaciones que aporta el hecho de que una gran parte de su población utilice la bicicleta como medio de transporte.

El Castillo Estense de Ferrara nos mostró la fuerza de la naturaleza, muchos frescos se encontraban en restauración debido a los pasados terremotos sufridos en la zona.

Unos kilómetros más nos hicieron falta para alcanzar La Spezia, un puerto con 5 pueblos anexos bañados por el mar de Liguria de no demasiado fácil acceso para el habitante. Eso sí, el turista disfrutará como disfrutamos nosotros aparcando las motos por un día y cambiando el asfalto por el mar y los raíles del tren, los dos medios de transporte que acercan al turista a los curiosos paisajes de las Cinque Terre. Paisajes que muestran la habilidad del hombre para sacar partido al terreno desarrollando una particular técnica agrícola.

7 Opicina, Trieste casa Alexandro9 Por Eslovenia-rec

 

Apurando las últimas horas antes de zarpar desde Livorno, pusimos nuestro granito de arena en la conservación del patrimonio italiano realizando una fotografía sujetando la Torre de Pisa dándole así un año más de vida en pie como reza la tradición.

 

Livorno. Finalmente comprobamos que las motos están bien sujetas en el barco, a prueba de marejadas, visitamos el camarote y nos vemos inmersos en nuestra propia crónica del viaje que aún sin terminar ya echamos de menos. Recordamos la suerte que hemos tenido con todos nuestros alojamientos, la amabilidad de algunas personas con las que nos cruzamos, las curvas eslovenas y la gran aventura que se ha convertido en nuestra mejor anécdota, conseguir hielo para las copas y el café en Eslovenia e Italia es misión casi imposible.

Bled 112 Bled

 

16 La Spezia cinque terre1 GPS Resumen

 

 

Articulo y Fotos:  Helena Careaga

 

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/viewtopic.php?f=37&t=34#p38

 

NOTA  sobre PROTEUS ú OLM en Wikipedia:  http://en.wikipedia.org/wiki/Olm

El olm , o Proteus ( Proteus anguinus ), es la única especie de cordados cavernícolas que se encuentran en Europa. En contraste con la mayoría de los anfibios , es totalmente acuática , y come, duerme, bajo el agua . Vivir en cuevas que se encuentran en los Alpes Dináricos , es endémica de las aguas subterráneas que fluyen a través de una amplia zona caliza de karst de Europa central y sudoriental, en especial el sur de Eslovenia , la cuenca del río Soca , cerca de TriesteItalia, el suroeste de Croacia y Herzegovina, y principalmente en la gran cueva de de Postojna, Eslovenia .

 

 

 

Belchite

  • octubre 6, 2013
Belchite

Hoy la salida era a Belchite.   N 41°18′24″     W 0°45′17″

IMG_1581IMG_6563-RET

 

Madrugamos, para poder llegar a tiempo al punto de reunión en la churraría La Madrileña, para tomarnos unos cafés o chocolates calentitos y una buena ración de churros, para empezar la fría mañana con fuerzas.

Nos íbamos a dirigir a Belchite, un pueblo fantasma, que aún hoy en día se mantiene en pie en recuerdo de que una vez,  los hombres, se volvieron locos y lucharon hermanos contra hermanos.

Un pueblo fantasma que, por eso mismo, por ser un triste recuerdo debe permanecer ahí para siempre. Y así, como un faro que ilumine a los hombres, que no permita que vuelvan a tropezar dos veces en la misma piedra.

Cuando paseamos por sus desoladas calles lo mas sobrecogedor es su silencio y esa sensación de que el tiempo se detuvo en un instante ¿Un instante?  Si hubiera sido en un instante no se habría oído, antes de ese momento, antes de ese silencio de muerte,  el clamor,  el ingente ruido, el retumbar de las bombas, cañones, disparos, mezclados con los gritos de miedo, sufrimiento  y de dolor.

Nos detenemos, tan solo un momento,  contemplamos el cielo azul y  extendemos la mirada en derredor nuestro y nos trasportamos, por un instante, abstrayendonos de la realidad de nuestro tiempo y espacio,  y. . .vemos esos  jirones de ladrillo que un día fueron casas, iglesias o escuelas, tiendas y cuántas cosas más. En fin, sitios donde las gentes viven, duermen, sueñan con un mañana,  o  simplemente estudian,  juegan, pasean, pero. . . todo se truncó un día  aciago, de una guerra aciaga, de un mundo aciago.

Un día en que los edificios,  al igual que las personas, iban cayendo destrozados,  uno a uno . . .

 

Cuadro ejemplo distancias a Belchite-5 

 

Vídeo de la ruta realizado por: Vasinhell

Articulo:  Juan Carlos Cobos

 Fotografias:  Brumita y Juan Carlos Cobos

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/

 OTROS ENLACES PARA CONOCER MAS:

 Albada de Belchite

Datos históricos en Wikipedia: http://goo.gl/kd64Ds

GALERIA DE FOTOS

VIDEO MANDRILADA – BELCHITE

Ruta de las Caras

  • octubre 4, 2013
Ruta de las Caras

Eran las 9:40h A.M., hora ZULU, del sábado, momento en que empezaba a llegar gente a la churrería «La Madrileña», en la calle Costa Rica 15,  donde se degustan unos magníficos churros y una café caliente que apetecía un poco más de lo habitual.

La mañana se  presentaba soleada pero fresca, bueno, fresquita… ¿La verdad, la verdad? 
 Hacia una brisa que cortaba el cutis, a pesar de que el amigo «Lorenzo» nos trataba de calentar con sus rayos, pero se había levantado el bueno de «Lorenzo» sin fuerzas, mala cosa eso de que se fuera el viernes de juerga, seguro.

Pues dicho y hecho, con puntualidad mandrilera (1), eran las 10:00h en punto cuando doce motos, bueno once y un coche, pero ese coche era una moto, os lo aseguro, por lo menos dentro llevaba dos moteros de pura cepa, moteros hasta la médula. Tomamos dirección a Guadalajara, por la N-II, en perfecta formación, con inclusión de una moto novel en estas lides, con una pareja a sus lomos que no desentonaba para nada en la formación y con los que espero volver a compartir carretera y ruta.

IMG_0154

 

Al llegar a Guadalajara tomamos el desvío para dirigimos hacia Sacedón y de ahí a Buendía, población que atravesamos para dejar atrás a la civilización. Tanto es así que yo pensaba que en vez de la «Ruta de las Caras» debía de ser la «Ruta de las Cabras», porque esa es la definición que podemos dar al camino que transitamos en nuestras sufridas monturas, un autentico camino de cabras . . .¡Voto a bríos,  había bañado a mi corcel y como se ha quedado, lleno de polvo . . .!!

En fin, aposentamos al borde del camino a nuestras enjaretadas monturas, todas atusadas de polvo e iniciamos la susodicha «Ruta de las Caras»

 

IMG_0199IMG_0178

 

La ruta estupenda y muy recomendable de ver, sesale de lo corriente y es una magnifica escusa para contemplar arte y naturaleza juntos, en estado puro. Para que os hagáis una idea os transcribo literalmente lo que sirve de carta de presentación al inicio de la ruta en un tablón colocado por el ayuntamiento de Buendía al inicio, como os digo, de la ruta, en el que podeis contemplar por la foto que adjunto de él un mapa del recorrido y la relación de caras talladas en la roca:

IMG_6463IMG_6464IMG_6465

Estás a punto de entrar en el mundo fantástico de las Caras de Buendía. Es un recorrido que sorprende, cautiva y no deja indiferente.

 La obra de los artistas Jorge Maldonado y Eulogio Reguillo, plena de imaginación y tesón ha conseguido, desde 1992, extraer de la milenaria piedra arenisca unos expresivos rostros que esperaban ocultos en el mundo interior de las peñas buendieras, creando un mundo mágico e inmóvil, pero eterno…entre la roca y el agua.

un museo vivo e infinito, como lo son los sueños. Sueños henchidos de criaturas desconocidas que se esconden en la danza inerme que se fragua tras el ocaso, hechizado el bosque. Un nimbo etéreo donde se refleja nuestra existencia y cobra vida nuestra fantasía…porque «El hombre está hecho de la misma materia que los sueños».
IMG_6482IMG_6473

Tras la «Ruta de las Caras» nos dirigimos nuevamente, por ese camino rural, o vayan ustedes a saber cómo llamarlo, a Buendía, población donde tomamos un refrigerio con buenos y abundantes aperitivos, la moza de la taberna se portó, ya lo creo . . .fue generosa con los deliciosos aperitivos.

 

 

 

En definitiva, la Ruta de las Caras es algo que no os debéis perder, merece la pena conocerla y es una

experiencia nueva.

 

IMG_6514IMG_6510

 

 

IMG_6510IMG_6489

 

 

IMG_0083IMG_0177

 

 

 

 

 

 

 

Se puede ir en cualquier tipo de moto a pesar de que el tramo final es de tierra prensada. Las motos del grupo de buenos motoristas con el que fui eran todas custom menos una,  que era una moto de carretera.

 

Mapas de la ruta desde:

Alicante: 375 Km.       Mapa: http://goo.gl/maps/9DIvb

Barcelona:  602 km.   Mapa: http://goo.gl/maps/9Rjra

Cuenca: 82 Km.           Mapa: http://goo.gl/maps/gBJdQ

Madrid: 128 Km.         Mapa: http://goo.gl/maps/ixkxE

Pamplona: 370 Km.    Mapa: http://goo.gl/maps/UWUeq

Salamanca: 341 Km.   Mapa: http://goo.gl/maps/bPzpv

Sevilla: 577 Km.           Mapa: http://goo.gl/maps/TcRkp

Valencia: 311 Km.       Mapa: http://goo.gl/maps/Wn9xK

Valladolid: 319 Km.    Mapa: http://goo.gl/maps/WQtTB

Zamora:  383 Km.       Mapa: http://goo.gl/maps/BMqtR

Zaragoza: 295 Km.      Mapa: http://goo.gl/maps/teq6e

 

Artículo: Juan Carlos Cobos

Fotos:  Brumita y Juan Carlos Cobos

 

NOTA:  Si quieres hacer cualquier tipo de comentario sobre el contenido de éste articulo, ampliar información sobre el tema que trata o los lugares que contempla, puedes hacerlo en el foro de esta web:

http://foro.motosyultraligeros.com/

(1) Mandril:  Dícese del motorista, solo o acompañado de otros, que devora cientos de km sobre su montura en una ruta de una sola jornada.


Facebook IconYouTube IconTwitter IconVisita nuestro Google+